×
Por
EFE
Publicado el
17 oct. 2014
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Puig confía mantener números aunque prevé un ejercicio "complicado"

Por
EFE
Publicado el
17 oct. 2014

Barcelona - La empresa de moda y fragancias Puig espera mantener sus números del año pasado aunque prevé un ejercicio "complicado" debido a las caídas de las monedas de los países emergentes en donde está implantada la compañía durante el primer semestre del año.

Así lo ha explicado el presidente y consejero delegado de Puig, Marc Puig, a preguntas de los periodistas tras la celebración del centenario de la compañía en la escuela de negocios IESE, y ha asegurado que Puig abrirá una filial en Arabia Saudí en enero del año que viene.

"No hay nada en el horizonte inmediato", ha afirmado Puig preguntado sobre posibles futuras adquisiciones.


Última colección de Peter Copping para Nina Ricci, una de las marcas de moda del grupo, presentada en la última Semana de la Moda de París | Foto: Pixelformula

Puig es una empresa familiar de moda y fragancias con sede en Barcelona que ganó 176 millones de euros el año pasado, obtuvo unos ingresos de 1.499 millones y tiene más de 4.200 empleados y presencia en 140 países.

Puig ha reiterado los objetivos de la compañía, que pasan por convertirse en el tercer grupo mundial de perfumería selectiva en 2020, con un 12 % de cuota de mercado.

Por su parte, el expresidentente de Puig, Mariano Puig (padre del actual líder de la compañía, Marc Puig), en un diálogo con el presidente de Banco Sabadell, Josep Oliu, ha destacado "el compromiso, la estabilidad y la visión a largo plazo" que ha aportado la familia a la empresa.

"Se han tomado decisiones pensando en la próxima generación y no en los resultados que hay que dar a la prensa el próximo trimestre", ha explicado, mientras que ha ensalzado "la disciplina, el arbitraje y la objetividad en lugar de la subjetividad" como aportaciones más destacadas de los consejeros independientes.

Recogiendo la metáfora del presidente de la Generalitat, Artur Mas, acerca de la unidad de los partidos soberanistas, Puig ha dicho que la sucesión en una empresa familiar es un "asunto de porcelana fina".

Oliu, en su intervención, ha recordado el proceso de transición de la segunda a la tercera generación en la dirección de la empresa, sobre el que ha dicho que los miembros de la segunda generación "eran notabilísimos pero los miembros de la tercera eran brillantes y estaban dispuestos a todo".

Previamente, el profesor de IESE Pedro Nueno ha presentado el estudio de caso de la compañía titulado "Puig: el segundo siglo", en el que ha destacado el crecimiento de la compañía incluso durante la crisis económica.

Además, Nueno ha presentado cuatro posibles opciones estratégicas para el futuro de la compañía, que pasan por mantener el modelo de negocio de Puig en la próxima década combinando el crecimiento orgánico con las adquisiciones o llevar a cabo una expansión hacia los cosméticos de color y los productos para el cuidado de la piel, además de las fragancias.

Las otras dos opciones que Nueno ha presentado son ampliar el foco de la empresa de la perfumería a todo el sector de la moda y, por último, mantener el esfuerzo de la empresa en las fragancias pero llevando a cabo una expansión en mercados emergentes como Oriente Medio, China y Latinoamérica.

Sobre estas cuatro posibles opciones, Marc Puig no ha querido dar pistas a sus competidores y se ha limitado a decir que "ningún camino está descartado pero algunos apuntan mejor que otros".

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.