×

Loewe, de la UNESCO a Hollywood

Traducido por
Hermes Manyes
Publicado el
today 3 mar. 2017
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Pocos diseñadores lanzan tantas ideas como Anderson, cuya última colección para la casa española Loewe combina la fantasía polkadot en patchwork, el corte voluminoso, los bolsos especiales y las películas clásicas americanas.
 

Loewe - Fall-Winter2017 - Womenswear - Paris - Pixelformula


Anderson ha impresionado con amplios vestidos de lunares con grandes lazos; abrigos de cuero de doble abotonadura, logrando exclamaciones de admiración desde la primera fila; sin olvidar las chaquetas beige de estilo y las falda de inspiración flamenca. Su uso del cuero español más duro y la aplicación de las tradiciones rurales funky sigue impresionando, como la combinación de una falda de piel rosa perforada con un suéter de punto, con el nombre cosido de Loewe.
 
Hace cinco años, se tenía que prácticamente sobornar a la gente para asistir a un desfile de Loewe, pero bajo Anderson esta marca con sede en Madrid se ha convertido en la firma más "in" de París. Natalia Vodianova se sentó con Charlotte Rampling y Amanda Harlech en una primera fila que incluyó a dos herederos de la mayor fortuna de la moda: Alexandre y Delphine Arnault.

El diseñador irlandés también ha conseguido una legión de seguidores para Loewe creando los accesorios totalmente inesperados y alocados. La colección incluso incluye un bolso de color naranja con forma de mascota.


Loewe - Fall-Winter2017 - Womenswear - Paris - Pixelformula


Sin embargo, a veces, Anderson parece estar excesivamente ocupado, entre su propia marca en Londres y viajando entre París y Madrid para guiar Loewe.
 
Además, la puesta en escena resultó realmente extraña. Anderson ha presentado todas sus colecciones de Loewe dentro de la UNESCO, usando generalmente la luz del edificio modernista, como se puede ver en los desfiles, organizados puntualmente a las 9.30 de la mañana. Esta vez, el espacio era un club nocturno en tonos negros, donde los trabajadores necesitaban antorchas para localizar nombres de lugares y los invitados se dejaron caer en sus asientos en medio de un aire de confusión general bajo un techo tan bajo que un hombre alto podría tocarlo. Como era de esperar, el espectáculo comenzó una media hora tarde. Jonathan colocó orquídeas débilmente iluminadas entre la audiencia y colgó en blanco y negro imágenes homoeróticas del fotógrafo Lionel Wendt en las paredes. Y solo de vez en cuando, la ropa se apreciaba un poco complicada, y el increíblemente trabajador Anderson parecía carecer de un elemento vital en el arsenal de un diseñador: un botón de auto-edición.

La banda sonora varió desde música de persecución de coche en Sunset Boulevard a trozos de A Place in the Sun, que recuerda aquellas palabras que a menudo se atribuyen a Eurípedes, Quos Deus vult perdere prius dementat. O lo que es lo mismo: a quien los dioses deseen destruir, primero primero deben volver locos.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.