×
Por
Reuters
Publicado el
10 jun. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Zara, Mango, Primark y Bestseller investigan despidos masivos de sindicalizados en cadenas de suministros en Asia

Por
Reuters
Publicado el
10 jun. 2020

Grandes marcas como Primark, Bestseller, Mango y Zara están investigando informes de despidos masivos de empleados sindicados en sus cadenas de suministro, en medio de los temores de los defensores de los trabajadores de que el coronavirus ha alimentado la "ruptura de sindicatos" en las fábricas de todo el sudeste asiático.


Photo - - Mango


A medida que la pandemia golpea la economía mundial, numerosos minoristas occidentales han cancelado pedidos o han exigido descuentos a los proveedores de países como Camboya, Myanmar y Tailandia, lo que ha dado lugar a que muchos trabajadores se queden sin sueldo o sean despedidos.
 
Los sindicatos y activistas de la región dijeron que los jefes de las fábricas estaban atacando y despidiendo a los miembros de los sindicatos mientras mantenían a los trabajadores no sindicalizados, y temían que el brote pudiera provocar un retroceso de sus derechos en cuestiones que van desde un salario decente hasta lugares de trabajo seguros.

"Es evidente que algunos empleadores creen que pueden aprovecharse de la pandemia de Covid-19 y de la desaceleración económica para violar a los trabajadores y a sus derechos con impunidad", declaró Robert Pajkovski, director del programa de Tailandia en el Centro de Solidaridad, una organización benéfica con sede en Estados Unidos.
 
Bajo la creciente presión de los activistas y los consumidores para mejorar las condiciones de trabajo y hacer frente a la esclavitud moderna, las grandes marcas se han comprometido en los últimos años a hacer negocios sólo con proveedores que permitan a los trabajadores sindicalizarse y exigir mejores salarios.
 

Concesión extraña


 
Las marcas de moda Bestseller, Mango, Primark y Zara dijeron que habían comenzado investigaciones sobre los informes de la ruptura de sindicatos en Myanmar.
 
"Reconocemos un aumento del riesgo de ruptura de sindicatos durante el Covid-19... por lo tanto hemos aumentado nuestra debida diligencia", dijo Morten Norlyk, un portavoz del minorista danés Bestseller.
 
En un caso, los dirigentes sindicales y los observadores de la industria dijeron que la fábrica de Huabo Times en Pathein despidió a cuatro ejecutivos del sindicato y a 103 miembros tres días después de que este se hubiera registrado.
 
Zara, propiedad de Inditex, confirmó que estaba investigando el asunto, mientras que Bestseller y Primark, con sede en Reino Unido, afirmaron que también estaban investigando, pero que los despidos se ajustaban a la legislación laboral de Myanmar. No se pudo contactar con Huabo Times para hacer comentarios.
 
La semana pasada, activistas laborales señalaron que Myan Mode, una fábrica de Yangon que suministra a minoristas como Mango y Zara, había acordado recontratar a 25 trabajadores sindicalizados que despidió en marzo, cuando echó a 751 empleados, incluyendo a los 520 miembros del sindicato de la fábrica.
 
En principio, la fábrica también ha aceptado volver a contratar a otros cientos de miembros del sindicato despedidos cuando el negocio se recupere a medida que la pandemia disminuya, según el Centro de Solidaridad.
 
No se pudo contactar a Myan Mode para que haga comentarios al respecto.
 
"Es una victoria leve pero es notable lo duro que lucharon las marcas contra lo que es un caso muy claro de ruptura sindical", dijo Andrew Tillet-Saks, un activista laboral con sede en Myanmar, criticando a las enseñas por su lentitud para tomar medidas sobre el tema.
 
"Está claro que las marcas tienen influencia… El hecho de que no intervengan inmediatamente muestra que sus compromisos con la sostenibilidad en la cadena de suministro no tienen sentido", enfatizó.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.