×

Una temporada de ensamblaje y autenticidad en París

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 21 ene. 2019
Tiempo de lectura
access_time 7 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Ha sido una temporada de menswear excepcionalmente ocupada en París, con múltiples estrenos y, lo que es más importante, múltiples influencias, a menudo dentro de la misma colección. Casas como Balmain y Sacai impresionaron con ropa que logró ensamblar una gran variedad de estilos, a menudo dentro de una sola prenda. En otros lugares, la temporada representó un regreso a la autenticidad, un anhelo por la naturaleza visto en un momento Marcel Pagnol en Jacquemus, en el espectáculo de influencia oceánica de Jason Basmajian en Cerruti y en el homenaje a la cultura peruana en Kenzo.
 

Balmain - Otoño/Invierno 2019 - Menswear - París - © PixelFormula


Balmain

Ninguna casa de moda pega tanto con la noche como Balmain. Bajo el liderazgo creativo de Olivier Rousteing, su luz guía es un glamour oscuro: extrañamente más que en su reciente show de menswear, una exposición franca, divertida y fantástica de rocker chic y dance.

Rousteing está en la casa correcta, con un equipo que cree en él y le apoya. El día del show, Balmain lanzó su propia aplicación. Esta semana volverá a las pasarelas de Alta Costura tras una pausa de una década. La aplicación está diseñada para permitir que el ejército de Balmain acceda al taller de Alta Costura de la casa. El miércoles, Olivier organizará para un público de menos de 150 personas el show de Alta Costura en la nueva flagship store, en la zona de retail más popular de París, la rue Saint Honoré, enfrente del Hotel Costes, la posada de moda más importante de la ciudad. No cabe duda de que la aplicación será útil.

Lo que hace de Rousteing un gran diseñador, que lo es, es su habilidad especial para sintetizar estilos, referencias y culturas en una declaración poderosa e impactante. Él nunca será un diseñador sencillo y deberíamos estar agradecidos por eso, especialmente si muestra colecciones como el show de esta noche.

Las prendas fueron presentadas dentro de un espacio de hormigón para tenis de interior, hecho con toda la superficie del suelo en plata reflectante. La colección fue un homenaje a Michael Jackson y contiene todo tipo de referencias: militar, punk, rock dandy, urban dandy y rapera, pero consiguiendo ser una colección coherente. Además, realmente consiguió el objetivo de Rousteing de hacer una colección digna de "la fuerza de la seguridad en uno mismo de los inconformistas urbanos de hoy".


Sacai - Otoño/Invierno2019 - Menswear - París - © PixelFormula


Sacai
 
“Quería un crisol de la moda”, sonreía Chitose Abe en el backstage de su última colección organizada, con alta seguridad, en la Galerie Courbe del Grand Palais.

Pocos diseñadores han tenido tanta influencia en la moda en esta década como Abe, cuya combinación de cortes, materiales, épocas y conceptos se ha filtrado en decenas de otras colecciones.

Esta temporada juntó y mezcló con mucha confianza en sí misma. Abe despliega sus shows con diferentes temas, incluyendo transparencias, grises, leggings de alto rendimiento, abrigos acolchados, estampados de animales, pieles falsas y cuadros. Y cortes en tul, encajes y estampados de pata de gallo con espiga y tweed femenino.

Todo en estilos muy dandy disruptivo y dama rebelde, siendo un show mixto abierto por Kaia Gerber. 

Además, Abe también logró mostrar cuatro colaboraciones diferentes: gafas Sacai de Native Sons, auriculares inalámbricos personalizados Beats X, zapatillas y outwear de Nike x Sacai  e incluso, extrañamente, camisetas y sudaderas de una colaboración con Bar Italia. El legendario café bohemio en Soho.

“Solía ir allí cuando era estudiante y la mezcla de gente y personalidades siempre me hacía pensar en la libertad”, sonreía Abe, rodeada de un gran grupo de fans tras un show excelente.
 

Kenzo - Otoño/Invierno 2019 - Menswear - París - © PixelFormula


Kenzo
 
Uno de los mejores espectáculos de la temporada tiene que ser el de Kenzo, que hizo referencia al arte de Perú, y a la gente de Tusán, la comunidad de descendientes chinos de la que proviene Humberto León, una mitad del dúo de diseño de Kenzo, junto con Carol Lim.

El resultado fue un magnífico mural en las profundidades del Carrousel du Louvre, una recreación de una obra del artista Pablo Amaringo. Un artista desconocido para los novicios eurocéntricos pero, claramente, genial.

Y esto a su vez condujo a una impresionante colección del dúo de diseñadores que incluía algunos fucsias andinos, rosas e índigos, junto con las texturas difusas asociadas a las lanas peruanas.

Se vio en las pasarelas ropa de ciudad con un toque de senderismo, que incluye piezas de rafia reciclada y extravagantes lanas polares, y una serie de estampados de nubes.

Un show mixto con chicos en parkas caqui sin mangas, chaquetas de ciudad y gabardinas acolchadas para gran altura hechas en el mismo popurrí de colores que el mural: limón amargo, naranja sangre, azul oscuro y azul cerúleo. Y chicas en enormes chaquetas a rayas, abrigos de piel sintética y atrevidas faldas de terciopelo, haciendo referencia de nuevo al arte de Amaringo. Todo capturando la multiplicidad de orígenes de los pueblos latinoamericanos.

"En un momento en que el movimiento de personas y la difusión del diálogo intercultural marcan nuestra vida cotidiana más que nunca, nuestro interés en contar historias personales en Kenzo nunca ha sido más apropiado", decía el dúo de diseñadores en su programa de forma admirable.
 

Jacquemus -Otoño/Invierno 2019 - Menswear - París - Foto: Jacquemus/ Bruno Staub


Jacquemus
 
Simon Porte Jacquemus nombró a su última colección y el libro/revista que lo acompañaba, Le Meunier, en una obvia referencia a Marcel Pagnol, el gran novelista, dramaturgo y director francés. Al igual que Jacquemus, su paisano provenzal, Pagnol incluso tuvo una película llamada La Belle Meunière, una opereta sobre el compositor Schubert enamorándose de una hermosa chica cerca de un molino de viento.

La honestidad de la vida en el campo fue el tema de este show, ya que una veintena de modelos se reunieron alrededor de una mesa rústica, con enormes ruedas de queso y grandes barras de pan, consumidas por los molineros modelos en el show.

Los molineros de Jacquemus se acercaron a la mesa en este show de "desayuno" con chaquetas y pantalones de denim, enrollados y con dobladillos, cortavientos con múltiples botones y túnicas ligeramente acolchadas. Para la bella Meunière, se pusieron trajes de color naranja amargo y crudo con chaquetas superpuestas. La paleta era en tonos tierra: naranja quemado, suelo arenoso, rosa anaranjado y cuero crudo. El diseñador soñaba con toda una serie de arneses, chaparreras y bolsos en cuero crudo.

No se podía ver bien la ropa, ya que los modelos deambulaban entre el público que estaba de pie. Quizá no es la mejor manera de mostrar una colección de menswear aunque, de alguna manera, sé que a Pagnol, con su temática familiar y de campo y la renovación de la vida provincial, le habría gustado mucho esta colección de Jacquemus.
 

Cerruti - Otoño/Invierno2019 - Menswear - París - Photo: Cerruti


Cerruti
 
Un momento de exploración urbana en la casa de Cerruti, donde el diseñador Jason Basmajian se inspiró en una visita a la exposición Oceaniai en la Real Academia en Londres.

El resultado fue una de sus colecciones más fuertes hasta la fecha, destacando el sportswear sofisticado: atrevidas parkas acolchadas con bolsillos cosidos, un abrigo Chesterfield de cuello alto perfectamente cortado con un chaleco de algodón, jerseys de Arán gigantes con patrones rotos y gabardinas de lona plastificada. Además de sus chubasqueros al estilo de la serie Dixon of Dock Green, ideales para cualquier Blade Runner del siglo XXI.

Basmajian también incluyó una cápsula femenina con trajes masculinos, una o dos gabardinas improbablemente largas y redingotes perfectamente cortados.

En pocas palabras, una colección no terriblemente revolucionaria que era plausible, pulida y con frecuencia muy elegante. Es bueno ver la casa fundada por el gran Nino Cerruti en manos tan seguras como la de Jason Basmajian.


Jil Sander - Otoño/Invierno2019 - Menswear - París - © PixelFormula


Jil Sander
 
Otro debut más, aunque familiar, fue el equipo de marido y mujer conformado por Lucie y Luke Meier, quienes organizaron su primer desfile de moda masculina para Jil Sander en París.

El dúo se ha ganado una reputación positiva justificable en Milán por revivir a Sander con un enfoque que logra combinar lo cerebral con lo romántico. Intentaron algo similar nuevamente el viernes en su show dentro del Hôtel Salomon de Rothschild, un lugar en el que se celebran muchos shows cada temporada.

Hubo una gran cantidad de cosas para admirar, desde los abrigos voluminosos de lana seca hasta los abrigos de color frambuesa oscuro. Sin embargo, con demasiada frecuencia la ropa parecía cursi e incluso pretenciosa, desde un pijama de cuero de estilo payaso, hasta los extraños botines medievales de goma.

Tampoco les ayudó un mal funcionamiento del vestuario, cuando un abrigo se cayó literalmente de los hombros del modelo. Incluso aunque tuvieran un encantador final con capas de seda que fluían. Sin embargo, como alguien con la edad suficiente para haber asistido a la colección de menswear debutante de la fundadora Frau Jil Sander, esta ropa no contenía el ADN de Sander necesario.

Una colección digna, pero lo digno nunca ganó la carrera, o ningún premio.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.