×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
18 dic. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

StockX consigue una ampliación de capital de 275 millones de dólares

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
18 dic. 2020

El unicornio echó a galopar en 2020.  Hace tres años era un completo desconocido y ahora StockX se ha convertido en uno de los principales distribuidores de zapatillas y quiere ampliar su campo de acción. La plataforma digital se ha beneficiado mucho de los cambios en las pautas de consumo provocados por el confinamiento y las restricciones sanitarias durante la pandemia del Covid-19. Dice que ha facturado más de 3000 millones de dólares durante el último trimestre, y que sus ingresos han crecido un 75 % hasta superar los 100 millones de dólares. La empresa, dirigida por Scott Cutler, afirma también que registró un aumento del 50 % en las transacciones llevadas a cabo durante ese periodo y que cuenta con 25 millones de visitas al mes.


El modelo de StockX se inspira en los mecanismos de la Bolsa a la hora de dar un precio a cada modelo de zapatilla - Capture d'écran StockX


Teniendo en cuenta este auge y las previsiones para los próximos años que parecen favorables a los actores digitales, StockX ha llamado la atención de los inversores. Una nueva ampliación de capital, llevada a cabo el 16 de diciembre, permitirá a la plataforma digital de reventa de zapatillas acelerar su expansión internacional y ampliar su oferta en diferentes categorías de productos. Para lograr sus objetivos, StockX ha conseguido 275 millones de dólares de un fondo especializado en inversiones de capital en empresas de comercio electrónico: Tiger Global Management.

Un fondo que ya ha invertido en empresas como Amazon, Netflix, Salesforce, Shopify, Spotify y Uber. Las sociedades de inversión Altimeter Capital, Sands Capital y Whale Rock Capital Management también participaron en esta quinta ronda de financiación de la empresa con sede en Detroit, Michigan.

A mediados de 2019, la plataforma StockX fundada en 2016, recaudó 100 millones de dólares en su tercera ronda de financiación. Una operación que ya valoró entonces esta plataforma de reventa, concebida para los amantes de las zapatillas, en más de 1000 millones de euros. Su modelo, basado en el concepto de las cotizaciones de bolsa para identificar el precio correcto de los productos a la venta, habla claramente a los inversores, pero también se ha ganado el apoyo de una parte de los consumidores de las generaciones más jóvenes.

Con estos nuevos 275 millones de dólares, la empresa está valorada, según comunica su directiva, en más de 2800 millones de dólares (2300 millones de euros). Lo que la convierte en un gigante potencial que rivaliza, o quizás supere, a muchos actores habituales en la venta de zapatillas y ropa de calle. A título indicativo, VF corp acaba de adquirir Supreme por 1760 millones de euros, Foot Locker está valorada en 4400 millones de dólares (3600 millones de euros) en la Bolsa de Nueva York y Equistone Partners Europe adquirió hace dos años la red de tiendas Courir por 283 millones de euros.


StockX diversifica su oferta - StockX


Un crecimiento tan espectacular y en tan poco tiempo en una empresa con menos de cinco años de vida podría hacer temer una burbuja. Pero la dirección de la empresa, que da trabajo a mas de 1000 personas en 13 lugares distintos, quiere disipar cualquier duda sobre el tema. El desarrollo internacional (un 260 % de la actividad registrada fuera de los Estados Unidos durante el tercer trimestre), respaldado por los sitios de certificación de productos de cada continente, incluyendo los que acaban de abrirse en Hong Kong y Toronto, debería proporcionar una garantía "física" para su modelo.

Además, aunque StockX nació en el contexto de las zapatillas de deporte, la empresa tiene intención de diversificarse muy rápidamente. Ya ofrece ropa, accesorios y artículos de colección. Hace poco introdujo también en su oferta productos electrónicos como consolas de videojuegos. Con el lanzamiento de las últimas generaciones de consolas de los últimos meses, la categoría se ha convertido en el segundo negocio principal de la empresa. Así que la ambición de StockX no es convertirse en un gigante de las zapatillas de deporte, sino probar los límites de su modelo de negocio en otros segmentos del mercado. Con el talento en marketing que demuestran sus directivos, a los inversores se les hace la boca agua.
 

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.