×

Roberto Cavalli suspende sus operaciones en Estados Unidos

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 2 abr. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Roberto Cavalli está intentando quedar en la mejor situación para la venta a un nuevo inversor. La marca italiana de lujo que pasa por dificultades financieras presentará este martes 2 de abril una solicitud para ser admitida en un acuerdo de quiebra consensuada ante la corte de Milán, un procedimiento de salvaguardia que le permitiría continuar con su negocio, al tiempo que tranquilizaría a proveedores y acreedores, pero también a cualquier potencial comprador. En este contexto, ha suspendido sus operaciones en los Estados Unidos, país donde acumulaba cuantiosas pérdidas.


Roberto Cavalli, otoño-invierno 2019-20 - © PixelFormula


"Ha sido un mercado muy difícil para la marca durante mucho tiempo y las pérdidas eran demasiado altas. Todas las actividades de Roberto Cavalli están actualmente suspendidas", dijo la compañía a FashionNetwork.com. Por otro lado, el viernes 29 de marzo en la noche, la empresa había anunciado en un comunicado que a través de la solicitud de este acuerdo "la compañía pretende utilizar un mecanismo legal bien definido establecido por la legislatura para gestionar y superar las fases críticas que también podrían conducir a la suspensión de ciertas actividades en países extranjeros".

El primer mercado afectado es, por tanto, el estadounidense. En cuanto a los otros mercados, "las valoraciones están en progreso", pero como afirma la marca, que es propiedad del fondo de inversión Clessidra desde 2015, "los otros mercados no tienen el mismo peso en términos de costos porque la estructura estadounidense estaba muy desarrollada”. Fundada a fines de la década de 1990, la filial estadounidense de Roberto Cavalli empleaba a 93 personas, las cuales fueron despedidas, y tenía siete tiendas, un espacio comercial y cuatro outlets que han cerrado; mientras que su red de distribución mayorista también llegaba a México y Canadá.

Esta decisión radical se había hecho necesaria "para proteger el proceso de venta, así como todas las demás actividades de la marca". Clessidra, que posee el 90 % del capital de Roberto Cavalli, ha estado buscando durante mucho tiempo vender su participación. Recientemente entró en negociaciones con el grupo estadounidense Bluestar Alliance, dueño, entre otros, de las marcas Bebe, Catherine Malandrino, Tahari y Brookstone.

Sin duda, Roberto Cavalli habría necesitado un poco más de tiempo para reposicionarse, pero sin inversión y en dificultades financieras, la empresa no tenía más remedio que recurrir al procedimiento de quiebra consensuada. Esta situación, sin embargo, no deja de preocupar a los sindicatos italianos, dado que la empresa emplea a 270 personas en Italia.

Este lunes por la mañana se celebró una reunión en Florencia entre organizaciones sindicales, autoridades locales y la gerencia. Pero como lo resume un sindicalista: "No hemos logrado entender si existe una intención seria de encontrar un grupo industrial capaz de asegurar la continuidad productiva de una marca tan importante". Sin embargo, la gerencia ha sugerido que varios grupos estaban interesados en la marca y que esta continuaría operando mientras se encuentra un comprador.

En 2017, Roberto Cavalli sufrió una caída del 1,8 % en sus ventas, hasta los 152,4 millones de euros (unos 170,7 millones de dólares), a la vez que logró reducir significativamente su pérdida operativa bruta, que pasó de 26,2 millones de euros en 2016 a 7,1 millones un año después. Para esta ocasión, la marca identificaba a Europa como su mercado más importante con casi el 45 % de las ventas totales (Italia representaba casi el 20 % de las ventas), seguida por los Estados Unidos (27 %), Oriente Medio y Asia. Los resultados para 2018 no han sido publicados todavía.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.