×

Puig confirma la adquisición de una participación mayoritaria en Charlotte Tilbury

Publicado el
4 jun. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Fin de las negociaciones entre el conglomerado de moda y perfumería catalán y la marca británica de maquillaje. Y primera gran transacción en el sector tras el inicio de la crisis económica y sanitaria provocada por el Covid-19 Como anticipado el pasado miércoles 3 de junio, el grupo Puig ha anunciado el cierre de un acuerdo para la adquisición de una participación mayoritaria en el negocio de Charlotte Tilbury. Su fundadora, la maquilladora estrella del mismo nombre, mantendrá una "participación minoritaria significativa" y permanecerá en la compañía, han anunciado conjuntamente ambas empresas este jueves 4 de junio.


Charlotte Tilbury, fundadora de la marca de maquillaje Charlotte Tilbury - Charlotte Tilbury



"Me enorgullece unir fuerzas con Puig en una alianza estratégica que nos ayudará a lograr nuestras ambiciones ilimitadas. Hemos llegado a un punto crucial en nuestro crecimiento desde que lanzamos la marca hace siete años, y esperamos dar paso a nuevas oportunidades con Puig, el socio perfecto con el que desarrollar una marca icónica y perdurable”, ha asegurado Charlotte Tilbury a través del comunicado. La empresaria, que dice sentirse "como en casa" al haber integrado el portfolio de marcas de la famila Puig, conservará sus cargos de presidenta y directora creativa de la marca que creó en el año 2013. Por su parte, Demetra Pinsent permanecerá igualmente en el puesto de consejera delegada.

A la participación minoritaria de la maquilladora se suma la de BDT Capital Partner,
banco de inversión que proporciona capital a largo plazo a empresas familiares y que ha actuado como asesor financiero de la empresa catalana en la operación millonaria. Si bien la suma a la que esta ha ascendido finalmente no ha sido revelada, el medio americano Bloomberg apuntaba el pasado miércoles que la transacción se situaría alrededor de 1000 millones de dólares (891,2 millones de euros). Cifras astronómicas que no solo contrastan con el contexto económico actual, en pleno proceso de asimilación del golpe provocado por el coronavirus, sino que también sitúan la adquisición a la altura de los últimos grandes movimientos del sector, como la compra del 51 % de Kylie Cosmetics. Un acuerdo por el que Coty desembolsó 600 millones de dólares a finales del año pasado.


Marc Puig, presidente y director general del grupo catalán Puig - Puig



Por su parte, el presidente y director general del grupo Puig, Marc Puig, ha afirmado: “Estamos realmente entusiasmados de asociarnos con Charlotte y su equipo, y apoyarlos en la próxima etapa de desarrollo de la marca”, añadiendo que "esta adquisición es clave en nuestro objetivo para desarrollar un sólido negocio de maquillaje y cuidado de la piel”. 

Puig: moda, perfumes y también cosméticos



A través de esta alianza, el grupo con sede en Barcelona "incorporará una marca de maquillaje y cuidado de la piel, consolidada y de rápido crecimiento" a su portfolio, en el que destacan las marcas de moda Dries Van Noten, Paco Rabanne, Carolina Herrera o Nina Ricci; así como un amplio portfolio de perfumes propios y licencias de fragancias de alta gama. "La incorporación de una marca tan prestigiosa, con una cartera de productos tan sólida y de fuerte presencia digital, reforzará la posición de Puig en la categoría y le permitirá ser un gran competidor global con tres ejes en la categoría de belleza de lujo", ha detallado la compañía.

El grupo, cuyos productos se venden en más de 150 países, elevó sus ventas hasta 2029 millones de euros en el pasado ejercicio, al tiempo que situó su beneficio en 226 millones de euros. Por su parte, Charlotte Tilbury cerró el ejercicio 2018 con una facturación de 101 millones de libras (112 millones de euros) y, desde 2017, cuenta con Sequoia Capital en su accionariado a través de una participación minoritaria.

Los objetivos de futuro del conglomerado Puig pasan por convertir a Paco Rabanne y Carolina Herrera en firmas que facturen 1000 millones de euros respectivamente para el año 2025. Un año en el que la sociedad catalana había previsto situar sus ventas globales en torno a los 3000 millones de euros. Un objetivo que, probablemente, debería complicarse dado el complejo contexto económico actual, pero para el que, sin embargo, desde hoy cuenta con un as en la manga llamado Charlotte Tilbury.

 

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.