×
Publicado el
27 jul. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Puig amplía su participación en la colombiana Loto del Sur

Publicado el
27 jul. 2022

La empresa catalana se hace con el control de la marca de cosméticos naturales fundada en 1999 por Johana Sanint. Una ampliación de inversión estratégica que se produce después de que Puig adquiriera una participación minoritaria del negocio colombiano en el año 2019. Los detalles financieros de la operación no han sido revelados.


La marca de cosméticos colombiana elabora cosméticos nicho a partir de la flora autóctona - Loto del Sur


Según ha detallado la compañía liderada por Marc Puig, el objetivo de la adquisición consiste en mantener el "compromiso de impulsar el liderazgo" de la empresa cosmética en el continente latinoamericano, al tiempo que apoyar el crecimiento internacional. Así, Puig tiene previsto abrir una primera tienda de Loto del Sur en Madrid y aterrizar en el mercado estadounidense con un establecimiento en Miami. En América Latina, los planes de la compañía pasan por reforzar la presencia de la firma premium en México y Chile. Actualmente, Loto del Sur opera a través de su propia tienda online y de 21 boutiques físicas en Colombia.

"Puig está interesado en la construcción de marcas a largo plazo. Lo más valioso es saber que el proyecto trascenderá a mi persona y habrá equipos que continuarán la marca en el futuro”, anticipaba la fundadora de la empresa, Johana Sanint, a FashionNetwork.com el pasado mes de mayo sobre su alianza con el grupo de moda, cosméticos y perfumes con sede en Barcelona. Por el momento, la emprendedora seguirá al frente de la marca como consejera delegada y el grupo Puig no tiene previstos "cambios en el modelo de negocio de la compañía", basado en la distribución a través de sus tiendas propias.

No se trata de la primera vez que el grupo español saca la cartera en los últimos tiempos. A finales del mes de mayo, la compañía adquirió una participación mayoritaria de la firma de cosméticos de lujo sueca Byredo. Fuentes del sector estimaron que la transacción se habría elevado a 1000 millones de euros. Una cifra considerable que Puig también habría desembolsado en 2020, cuando se hizo con una participación mayoritaria de la marca de maquillaje británica Charlotte Tilbury. Y en septiembre de 2021, la marca china de perfumes Scent Library pasó a formar parte del catálogo de marcas de la compañía.

Así, la apuesta por la firma nacida en Bogotá subraya de nuevo las ambiciones de Puig de continuar engordando su portfolio de marcas, especialmente en las categorías de maquillaje y dermocosmética. Coincidiendo con la presentación de sus resultados anuales, la empresa catalana subrayó sus intenciones de seguir “la búsqueda de oportunidades que coincidan con los objetivos estratégicos de la compañía”. 

Fundada en Barcelona en 1914, Puig opera tanto en el ámbito de la moda como en las categorías de fragancia, maquillaje y dermocosmética con un amplio abanico de firmas como Carolina Herrera, Nina Ricci, Paco Rabanne, Jean Paul Gaultier, Dries Van Noten, Penhaligon’s y L’Artisan Parfumeur. Asimismo, la compañía también posee licencias como Christian Louboutin y Comme des Garçons Parfums; o fragancias "lifestyle" como Adolfo Dominguez, Antonio Banderas, Shakira y Benetton.

Presente en 150 países, Puig cerró 2021 con un aumento de la facturación del 27 % con respecto a 2019 hasta 2585 millones de euros. De cara al ejercicio en curso, la compañía prevé alcanzar ventas de 3000 millones de euros y un Ebitda de 500 millones de euros. 
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.