×

Prada impone la elegancia de lo clásico

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
today 19 sept. 2019
Tiempo de lectura
access_time 2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Hablando de ropa que pueden llevar por igual grandes damas, mujeres de carrera, directivas, enamoradas de la moda o jóvenes millennials. El miércoles se inauguraba la temporada de pasarela italiana y Miuccia Prada presentó, con un magnífico desfile en Milán, una de sus colecciones más notables.


Prada - Primavera-Verano 2020 - Womenswear - Milán - © PixelFormula

 
Desde Nicole Kidman hasta Wes Anderson y la influencer italiana Chiara Ferragni, Miuccia estrenaba front row. Estaba también Lee Sun-mi, una estrella coreana a que la cientos de adolescentes aguardaban chillando en el exterior de la Fondazione Prada, donde se celebró el desfile.
 
Legendaria por su capacidad para crear espacios de exposición influyentes, la Signora Prada reinventó esta temporada su galería más grande. La convirtió en una terraza gigante con azulejos revestida en colores de estilo Memphis. Incluso el público estaba sentado en bancos de azulejos, todo esto dispuesto como un laberinto artístico. 

"La terraza es un fenómeno muy italiano, pero a la vez es una idea universal. Por eso me gusta", sonrió Miuccia con la piel bronceada.
 
Históricamente, la diseñadora se caracteriza por elegir a modelos caucásicas para sus desfiles; pero para la ocasión la elección también fue universal; esta vez se decantó por la inclusión.
 
Al principio, uno se sentía en un terreno familiar: faldas de estilo institutriz confeccionadas con lino semitransparente, blazers lady y abrigos cruzados con botones en contraste y prendas a juego con estampados 3D que parecían estar hechos con tela de corbata cara.
 
También hizo su aparición el LBD que Miuccia interpretó dos veces: uno pequeño de gasa y cortado con una precisión quirúrgica de la que el mismísimo Dr. Christiaan Barnard se sentiría orgulloso; y otro adornado con cristales oscuros gigantes y extremadamente refinado.
 
Pero todo tenía un toque ligeramente artístico: el acabado en bruto de las blusas de lino, los patrones de bordados de líquenes y helechos, el maravilloso motivo de hojas verdes sobre una capa naranja tan reluciente que apetecía buscar un contador Geiger.
 
Todo ello con grandes gorros de jinete con enrejado dorado, sombreros campana inclinados hacia atrás o sombreros dignos de Annie Hall.


Prada - Primavera-Verano 2020 - Womenswear - Milán - © PixelFormula

 
Respaldado por una banda sonora impresionante de agitados sonidos industriales y espaciales de JB Dunckel (una mitad del grupo Air), el desfile fue una clara declaración de estilo contemporáneo, y se ganó una gran ovación que resonó en todo el antiguo almacén.
 
"Buscaba estilo, más que moda. ¿Qué dicen todos ahora? Que hay demasiada moda, demasiado de todo, así que quería algo que fuera clásico y, bueno, digno de mantenerse ", concluyó Miuccia, antes de dar un sorbo de champán y tomar un delicado bocado de un sándwich de anchoa.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.