×
Por
Ansa
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
13 oct. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Prada debuta en la joyería con una colección de oro reciclado

Por
Ansa
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
13 oct. 2022

Solo oro reciclado y diamantes trazables: Prada se estrena en la joyería bajo la insignia de la sostenibilidad, lanzando su primera colección de joyas, "Eternal gold", que además es la primera en el ámbito del lujo en utilizar solo oro reciclado certificado al 100 %.


Eternal gold - Prada


Si la idea de crear objetos destinados a resistir el paso del tiempo está en el corazón de la joyería, Prada ha optado por interpretar el concepto de pasar de generación en generación de forma sostenible. De hecho, el 100 % del oro utilizado está certificado conforme a los estándares de la "Chain of Custody", establecidos por el Responsible Jewelry Council.

"Todos los pasos de la cadena de producción responsable de oro y diamantes son verificables y trazables, una prerrogativa exclusiva que no ofrece ninguna otra casa de joyería o de moda de lujo del mundo. El oro reciclado procede de fuentes como el oro industrial y la joyería usada, y los proveedores siguen todas las normas más estrictas del sector en materia de derechos humanos, seguridad laboral, impacto medioambiental y ética empresarial", señaló Timothy Iwata, director de joyería de Prada.

"Dado que las joyas con piedras representan una media del 80 % de las ventas, queríamos ampliar el concepto de trazabilidad del origen a las piedras de todos los tamaños, mientras que normalmente solo es posible para los diamantes a partir de 0,5 quilates. Los propios clientes pueden verificar la autenticidad de los anillos, collares o pulseras a través de la plataforma Aura Consortium Blockchain", explicó Iwata.


Campaña Prada Fine Jewelry protagonizada por Somi Jeon - Photo by David Sims


La colección de debut, presentada en los espacios del Osservatorio, es una reinterpretación al estilo Prada de los arquetipos de la joyería: la serpiente, el corazón, la cadena y el chocker, a los que se añade el logotipo del triángulo, utilizado originalmente como símbolo del lujo por el fundador Mario Prada. La serpiente, símbolo de la transformación, es tan suave como después de la muda, simbolizando el cambio en la joyería, mientras que el corazón, en el centro de la industria del amor, es convexo en la parte superior pero tiene un borde afilado. Esto se debe a que "hoy en día para la generación Z", explica Iwata, "el cliché del amor de cuento de hadas es insignificante, saben que el amor puede ser fuerte y devastador, algo dramáticamente hermoso".

La innovación en el arquetipo, que es lo que distingue el estilo de la Maison, continúa en la elección de hacer que el cierre no sea algo que se esconda, sino el centro de la cadena, cerrado por un triángulo liso en un lado y cubierto de brillantes en el otro, así como en el eslabón de las cadenas y pulseras, redondeado en la parte en contacto con la piel y casi afilado hacia el exterior. Incluso el brazalete de serpiente no se lleva en la muñeca, sino que gracias a la presencia de titanio, que lo hace flexible, sube por el antebrazo, al estilo Cleopatra.

¿Los precios? Empiezan a partir de 1500 euros por el anillo más sencillo y llegan hasta los 55 000 por las joyas más sofisticadas. Fueron testigos del estreno de Eternal Gold la poeta y activista estadounidense Amanda Gorman, la actriz, modelo y cantautora estadounidense Maya Hawke, hija de Uma Thurman y Ethan Hawke, y la música coreana nacionalizada canadiense Somi Jeon.
 

Copyright © 2023 ANSA. Todos los derechos reservados.