×
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
16 mar. 2022
Tiempo de lectura
8 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Pier Paolo Righi, CEO de Karl Lagerfeld, habla sobre la sostenibilidad y los valores familiares

Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
16 mar. 2022

Para parafrasear la famosa frase de Tolstoi, todas las compañías sostenibles se parecen, pero las no sostenibles lo son todas a su propio modo. Así lo demuestra la casa de Karl Lagerfeld, cuya pasión por la sostenibilidad refleja el enfoque del clan familiar de la marca.


Oficina de Karl Lagerfeld en Ámsterdam - Foto: cortesía de Karl Lagerfeld - DR


Herr Lagerfeld siempre destacó lo importante que era trabajar con amigos. No tuvo descendencia, pero nombró a cuatro galantes modelos y embajadores de la marca como "sus hijos", y trabajó con muchas personas literalmente durante generaciones.

Esto sigue siendo cierto hoy. Cuando visita la sede de la marca en Ámsterdam, a tres años del fallecimiento de Karl, Caroline Lebar, mano derecha de Karl desde 1985, es una de las primeras en darle la bienvenida. El exchofer de Lagerfeld, Sébastien Jondeau, es diseñador y embajador de la marca; y dos modelos que eran sus amigas, Amber Valletta y Cara Delevingne, han creado colecciones cápsula.

En estos días, es prácticamente imposible encontrar un comunicado de prensa de moda que no incluya la palabra sostenible. Pero a pesar de todos los discursos, la industria de la moda sigue siendo culpable de causar aproximadamente el 10 % de todas las emisiones globales de gases y de liberar 1200 millones de toneladas de dióxido de carbono al año en todo el mundo.

Dicho esto, pocos países han estado tan comprometidos con la ecología como Países Bajos, que es donde Lagerfeld ha tenido su sede durante la última década, ubicada en una gran mansión que fue propiedad de un antiguo banquero en el famoso canal Herengracht. Un edificio que Lagerfeld inspeccionó y aprobó personalmente, solo tres meses antes de su fallecimiento en febrero de 2019.

Es allí donde charlamos con Pier Paolo Righi, el CEO italo-alemán de Karl Lagerfeld, en una oficina con vista a la luz moteada de los olmos a la orilla del canal. Righi llegó a su cargo poco después de la adquisición de la marca Lagerfeld por un grupo mixto de inversores en moda con gran experiencia, encabezados por Silas Chou, entre los que se encontraban Tommy Hilfiger, Fred Gehring y G-III, el licenciante norteamericano de la marca.

Aunque Lagerfeld convirtió a Chanel en la marca de moda de lujo más rentable e influyente del planeta durante casi cuatro décadas, su propia marca tenía una historia mucho más variada. Cambió de dueño cuatro veces y, finalmente, Richemont, el tercer conglomerado de lujo más grande del mundo, la vendió de vuelta a Karl por un valor simbólico de un franco en 1997. Todo eso cambió bajo Righi, quien aprovechó el valor de la fama de la imagen icónica de Karl, se dirigió a un punto óptimo de precios de rango medio, construyó una presencia dinámica en la web y trabajó con el clan de Karl constantemente.

Esto nos dijo Righi sobre la sostenibilidad, cómo mantener el crecimiento, el clan de Karl y los proyectos futuros de la compañía.


Pier Paolo Righi, director ejecutivo de Karl Lagerfeld - Foto: cortesía de Karl Lagerfeld - DR


Fashion Network: ¿Por qué la sostenibilidad es importante para la casa Lagerfeld?
Pier Paolo Righi: Bueno, cuando nos embarcamos con Karl Lagerfeld hace una década, era realmente una empresa emergente, solo con un puñado de personas. Entonces, vimos la oportunidad de crear su propia cultura. Un negocio con un elemento clave: la unión. Un grupo de personas afines que trabajan apasionadamente. Hoy veo un equipo que ha adoptado esta idea de cuidado. Intrínsecamente, no puedes cuidar de las personas a menos que te preocupes por el planeta y la forma en que trabajas, vives y te relacionas con las demás personas.

FNW: ¿Por qué es este un proyecto real y no solo greenwashing?
PPR: Bueno, nos hemos adherido al Fashion Pact. Al principio, estaba muy asustado porque estábamos con todos los grandes. Y teníamos que preguntarnos, ¿cómo apoyamos esta iniciativa? Necesitábamos abordar las áreas clave: conocimiento; comparar lo que otros habían hecho; y crear una hoja de ruta. Creamos partes interesadas con responsabilidad corporativa en cada función, eligiendo personas de nuestro equipo para impulsar toda la agenda. Esta oficina se convirtió en un punto de partida para ese impulso.

FNW: ¿De qué manera?
PPR: Este edificio es bastante histórico. Data de cerca del año 1500, y una vez fue propiedad de un banquero, quien construyó un salón de baile en el interior, ¡que también fue una capilla bendecida por el Papa! Abordamos el consumo de energía y cambiamos toda la iluminación a LED. Toda nuestra electricidad es eólica; no usamos gas, lo cual es raro a lo largo de este canal. Disponemos de un sistema de climatización que recicla el calor producido por nuestros cuerpos, ordenadores y electrodomésticos. Tenemos un sistema de gestión de residuos. No puedes quedarte solo en palabras.

Además, alrededor del 80 % de nuestras tiendas son ecológicamente responsables. También creamos una etiqueta colgante verde. Eventualmente, cada producto individual obtendrá una. Hace un año, alrededor del 25 % de nuestros productos tenían etiquetas, hoy superamos el 50 %, un salto cuántico. Se trata más de algo de lo que podemos estar orgullosos que un punto que busquemos comunicar con el mundo exterior.

Otra cuestión clave es el embalaje. Todo nuestro papel tiene certificación FSC (Forest Stewardship Council), para demostrar que no proviene de bosques tropicales. Quitamos el relleno de la mayoría de las bolsas y usamos transporte en cajas planas para ahorrar espacio al transportar.


Una imagen de Valletta de la campaña Amber Valletta x Karl Lagerfeld - Foto: Cortesía de Karl Lagerfeld - Foto: Mit freundlicher Genehmigung von Karl Lagerfeld


FNW: ¿Qué papel juega Amber Valletta como embajadora de sostenibilidad?
PPR: Hace ocho años, Amber habló con Karl y le dijo que quería trabajar en una colección sostenible. A Karl le gustó la idea y analizamos algunos enfoques y fuentes. Pero la empresa era todavía muy joven. Para ser honesto, no sabía cómo llevarlo a cabo correctamente y hacer que fuera lo que se suponía que debía ser. Necesitábamos tiempo para hacerlo bien. Pero seguimos reuniéndonos en Los Ángeles y París y, después, hace dos años, pareció el momento adecuado. Debo decir que todos estamos muy impresionados por el conocimiento que tiene Amber y cuánto ha aprendido sobre los elementos clave de la sostenibilidad: desde los puntos de recolección hasta los socios clave.

FNW: ¿Qué lo llevó a nombrar embajadora a Amber?
PPR: Mantuvimos la idea enfocada, pero rápidamente entendimos que tenía que ser mucho más apasionante de ambos lados. Entonces, dijimos, apuntemos a algo que vaya más allá del producto. Es muy agradable y hermoso trabajar con ella, pero también estresante, ya que nos empuja a dar lo mejor de nuestra capacidad. Empezamos con productos individuales; después, nuestro ciclo de producto completo. Ahora, estamos considerando la idea de recuperar el producto o alquilar el producto, ella sigue impulsando nuestro pensamiento.

FNW: ¿Qué tal ha sido el año hasta el momento?
PPR: Para el año fiscal que finaliza en marzo, aumentaremos más del 40 % en la facturación anual. Cuando lo digo, tengo que pellizcarme para verificar que no estoy soñando. Es muy reconfortante. No tuvimos una contracción real en la pandemia, solo un 4 % menos. Entonces, ahora estamos un 35 % por encima del nivel previo a la pandemia. Esperamos un crecimiento de más del 20 % al 25 % para el próximo año.

FNW: ¿Cuál es su facturación anual?
PPR: Permíteme decirlo de esta manera: el total de todas nuestras ventas minoristas se acerca a los 1000 millones de dólares.


Interior de la oficina de Ámsterdam - Foto: Cortesía de Karl Lagerfeld - Foto: Mit freundlicher Genehmigung von Karl Lagerfeld


FNW: ¿De cuánto era esa cifra cuando tomó las tiendas de la compañía?
PPR: Hace una década, un par de decenas de millones de euros.

FNW: ¿Con cuántas licencias cuentan ahora?
PPR: Tenemos alrededor de 15, regionalizadas. Como G-III, que también es uno de nuestros accionistas, y tienen licencias en muchas categorías importantes en EE. UU., como ropa de mujer, bolsos y calzado.

FNW: G-III recientemente se hizo con Sonia Rykiel. ¿Qué planean hacer?
PPR: No estoy involucrado, pero creo que Rykiel está bendecida con una gran herencia y alma. Sería una gran pena que no se pudiera impulsar a futuro.

FNW: ¿Cuál ha sido la reacción ante la invasión rusa de Ucrania?
PPR: Nuestro negocio directo al consumidor a través de Karl.com no está realizando envíos a Rusia. Todas nuestras tiendas en Rusia son operadas por nuestro socio de franquicia; no somos dueños de ninguna boutique directamente.

FNW: ¿Cuándo se convertirá en una compañía pública la casa de Karl Lagerfeld?
PD: (Risas) Eso es muy difícil para mí decirlo, ya que tenemos un grupo muy diverso de accionistas. Eso depende de ellos. ¡Pero es justo decir que en algún momento alguien querrá una consolidación de accionistas!

FNW: ¿Cuáles son sus próximos proyectos más importantes?
PPR: Me entusiasma el lanzamiento de una cápsula con Cara Delevingne. Ella era parte de la familia, y Karl realmente la apreciaba. Un montón. Me gusta la idea porque está en el ADN de Karl tener bastante fluidez de género. Algo muy propio de esta colección. KL decía a menudo que teníamos que hacer una colección sin género llamada KGB: Karl Girls and Boys. Me imagino la colección de Cara en 100 ubicaciones en todo el mundo, en nuestras tiendas y en algunos socios minoristas seleccionados. La distribución de Amber, por ejemplo, tiene un par de cientos de puntos de venta, porque está más enfocada en bolsos.

FNW: ¿Cuál es el próximo paso con Sébastien Jondeau?
PPR: También es parte de la familia Karl. Cuando Karl estaba vivo, Sébastien ya era embajador y lo llevó al proceso de desarrollo. Como parte de las líneas para hombre, particularmente cuando se trata de ropa deportiva. Tiene mucha perspicacia e ideas prácticas y funcionales. Está literalmente diseñando productos y dibujando.

FNW: ¿Alguna posibilidad de un museo de Karl?
PPR: No excluimos esa idea, especialmente al considerar los archivos. Trajimos todo el archivo a Ámsterdam y lo colocamos en una bóveda especial. Todo se ha digitalizado y las prendas se han archivado. Entonces, podría convertirse en un museo en el futuro.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.