×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 abr. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Paco Rabanne vende vestidos de archivo como NFT de la mano de Selfridges

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
28 abr. 2022

Paco Rabanne y Selfridges se suman a los NFT con un proyecto innovador que lleva el concepto original de la marca francesa de 12 vestidos no ponibles de 1966 a un nuevo público.


Paco Rabanne


Selfridges se estrenó el 27 de abril en el mundo de los NFT con 12 vestidos digitales seleccionados entre los archivos de Paco Rabanne "representados con detalles extremadamente realistas". Pueden adquirirse en universenft.live "powered by Selfridges".

Además de conectar con los consumidores a través de la tecnología, Paco Rabanne se compromete a preservar y ampliar su pasado en el futuro. Para lograrlo, "mejorará las condiciones de almacenamiento de sus archivos, ampliará su archivo con nuevas adquisiciones y garantizará derechos de los materiales de archivo".

Todo esto se enmarca en la toma de conciencia de su patrimonio "al tiempo que avanza en los nuevos espacios virtuales" y, dado que el proyecto de Selfridges es "significativo en la línea de tiempo cultural de la marca", también se publicará un libro y se celebrará una exposición.

Los vestidos del nuevo proyecto NFT también pueden adquirirse a través de internet en el buque insignia de Selfridges mediante una pantalla en un espacio inmersivo en el que también se muestran obras de Op-Art de Victor Vasarely. Además, incluirá piezas de la colección primavera/verano 2022 para las que Julien Dossena se inspiró en el artista.

Las compras pueden hacerse con una tarjeta de crédito normal para aquellos que no dispongan de una criptocartera y se creará una cartera de custodia mediante un marco de cadena de bloques de capa dos. 

Las empresas afirmaron que "revisando el pasado con unas gafas del futuro, el proyecto ofrece una evolución significativa en la experiencia de la moda, en la que la mano de obra de la alta costura se retranscribe a través de la innovación tecnológica".

Paco Rabanne añadió que "el proyecto ofrece una oportunidad sin precedentes para que los usuarios y los coleccionistas de moda posean y luzcan virtualmente una prenda histórica que trasciende el tiempo".

Los vestidos abarcan 30 años de la historia de Paco Rabanne e incluyen un vestido delantal sin mangas de cuentas de madera en una cascada de tonos pastel de la temporada primavera/verano 1970; un vestido de alta costura ensamblado con discos geométricos reflectantes de la primavera/verano 1988; y un tutú cósmico de metal plateado y plástico transparente de la temporada primavera/verano 1996.

La empresa ofrece varios niveles de exclusividad en sus 12 diseños, algunos de los cuales cuentan con 56 unidades disponibles y otros solo con dos. Estos últimos han sido seleccionados para ser "fielmente elaborados siguiendo las mismas técnicas del pasado". Se trata de una capa de alta costura de la temporada Primavera/Verano de 1960 compuesta por 5600 diamantes de plexiglás y ensamblada con 10 000 anillos de metal que para la que fueron necesarias 200 horas de trabajo en el atelier; y un conjunto formado por top, minifalda y tocado metálicos en color negro tipo "Samurái" de la temporada otoño/invierno 90 que cuenta con más de 5000 cuentas reproducidas utilizando el molde original.

Se ofrecerá una experiencia exclusiva de Paco Rabanne que incluye una visita a París, donde se ajustará cada vestido, y una invitación al desfile.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.