×

Moschino y el brillante mundo del shopping catódico en Milán

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 22 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Moschino ofreció este jueves por la noche al público milanés un viaje jubiloso al mundo mágico de los juegos de televisión y otros programas de telecompra. Cuando la gran cortina negra se levantó al comienzo del espectáculo, reveló un enorme plató de televisión con decoración llamativa y kitsch, que pronto fue invadida por un escuadrón de chicas rubias.


Moschino - Otoño- Invierno 2019 - Womenswear - Milán - © PixelFormula


En el centro, un reluciente Ferrari junto a diferentes estudios, cada cual más cursi: cielo azul y césped falso con cortacésped, plantas verdes, tapices florales y paredes antiguas para el mueble de la televisión, una pared de azulejos dorados para la máquina tragamonedas. ¡Sin mencionar las aspiradoras y otras máquinas para hacer ejercicio en casa!

El director creativo de la maison italiana, Jeremy Scott, se dejó el corazón jugando con un estilo llamativo y quizá de mala calidad. Además de ser falso, todo era feo y exagerado. Desde enormes peinados choucroute con ríos de diamantes brillantes, hasta prendas que eran realmente “too much”.

La cursilería rivaliza con el mal gusto, ya sea en abrigos dorados con incrustaciones de piedras preciosas, vestidos de diamantes de imitación de oro adornados con grandes nudos o en un mini vestido palabra de honor cubierto con grandes dólares impresos, así como en pieles redundantes, incluyendo una estola interminable de zorro blanco que llegaba hasta los pies.


Moschino - Otoño- Invierno 2019 - Womenswear - Milán - © PixelFormula


El packaging de los productos domésticos y de gran consumo como detergente y cereales se repite como patrón en muchos otros atuendos ajustados y sexys, así como en suéteres elegantes adornados con lentejuelas y cristales.

Los accesorios, como siempre en Moschino, no se quedaron fuera, con bolsos en forma de billete verde, tubo de pasta de dientes, botella de detergente, un secador de pelo y otra máquina tragamonedas.

Al final del desfile, las damas unieron los stands y pasearon para enseñar los artículos de mala calidad, mientras que Jeremy Scott dio una vuelta por el plató, antes de meterse en el Ferrari.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.