×

Más que Haute Couture, ha sido una semana de Alta Moda en París

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 5 jul. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Aunque la semana parisina se llame Haute Couture, en esta ocasión debería cambiar su nombre a Alta Moda a Parigi. Nunca antes había sido una temporada francesa tan dominada por el talento italiano.


Christian Dior — Otoño-Invierno 2019 — Alta Costura — París - © PixelFormula


Al igual que Garibaldi, exiliado en París, antes de regresar para establecer la independencia de Italia, media docena de italianos han conquistado las pasarelas de la Alta Costura de París en una semana que probablemente se considerará como una temporada vintage. Una temporada que anunciaba el regreso de la ropa de día a la alta costura; y a pesar de una explosión de color, el renacimiento del negro. Además de todo esto, un cierto sentido de exponer artísticamente la arquitectura interior de la moda.

Maria Grazia Chiuri para Christian Dior, Pierpaolo Piccioli para Valentino y Giorgio Armani para sí mismo realizaron excelentes espectáculos, con grandes ideas que les merecieron aun más grandes ovaciones.

Chiuri, incluso, fue galardonada con la Legion d'Honneur, en un salón lleno en la sede de Dior en la Avenue Montaigne. Recordando su juventud como una "joven curiosa que fue a estudiar moda a Roma" y que se convirtió en la feminista más prominente de la moda. En la era del Me Too, ha hecho crecer los negocios de moda de Dior mejor que todos sus antecesores masculinos en el último medio siglo.

Además, su colección para Dior fue excelente: una meditación sobre las similitudes entre la arquitectura y lo que Chiuri denominó "archi-couture", que contenía toda clase de ropa elegante y austera, casi toda en negro.

Sin embargo, el verdadero líder en el ataque estético en París por parte del contingente italiano resultó ser Piccioli, el antiguo compañero de diseño de Chiuri en Valentino.

Su historicismo fresco e inclusivo y su hermoso sentido de la proporción y el volumen hicieron de su más reciente espectáculo para Valentino un verdadero despliegue de moda.


Valentino —Alta Costura — París - © PixelFormula


Además, fue reseñable el caballeroso gesto de Piccioli de pedirle a todo el personal de su taller que se uniera a él en un largo recorrido por la pasarela, ante una ovación de pie de una audiencia que incluía a Gwyneth Paltrow y Celine Dion. Un espectáculo realizado en la histórica mansión Salomon de Rothschil, en un barrio acaudalado, donde muchos de los cajeros automáticos aún no han sido reparados después de ser destruidos por los "chalecos amarillos".

Los desfiles de los diseñadores en París estuvieron plagados de estrellas. Especialmente en el caso de Armani Privé, donde Nicole Kidman estaba sentada entre sus dos maridos, Keith Urban y Alexander Skarsgard, esposo de su personaje en la serie de televisión del momento: "Big Little Lies".

Armani mezcló aires asiáticos con referencias Art Déco, en un excelente espectáculo que recordó a toda la audiencia que cuando se trata de alta costura, Giorgio sigue siendo el mejor, sin importar el lugar.

No es de extrañar que obtuviera otra ovación en pie, haciendo una reverencia como un duque de una película de época de Visconti.

Otro espectáculo de firma italiana fue el de Giambattista Valli, quien cautivó con una nueva forma de presentación: una exhibición de cinco horas dentro de los salones históricos del hotel Shangri-La.

No es que no se hayan visto otros desfiles de calidad: desde el absurdamente alto glamur de Gaultier hasta las fantasías emplumadas de Clare Waight Keller en Givenchy. El francés Stéphane Rolland impresionó con sus formas fluidas, tan inspiradoras que inmediatamente encontraron una nueva vida en algunas hermosas ilustraciones del artista inglés David Downton. Mientras que Ralph & Russo también impactaron con su visión más deslumbrante de la alta costura organizada con elegancia en una interminable pasarela blanca dentro de la embajada británica.


Giovanni Bedin — Otoño-Invierno 2019 — Alta Costura — París


Dicho esto, la alta costura también tiene que ver con la innovación, y pocos lograron presentar creaciones estéticas más novedosas que Giovanni Bedin. Sus geniales e inteligentes corsés lo distinguen como un talento especial.

Sin embargo, para completar la aventura italiana, la marca fundada por la diseñadora más famosa que haya nacido en Italia, Elsa Schiaparelli, presentó a su nuevo director creativo. Esta vez, se trata de un joven nacido en Texas, Daniel Roseberry.

Tan pronto terminó la temporada, decenas de editores viajaron el jueves por la mañana para dos días más de alta costura. Una vez más, fueron dos días de Alta Moda. Dolce & Gabbana, el fin de semana en Sicilia; y Fendi, en el centro neurálgico del Mundo Antiguo, el monte Palatino en el Foro Romano.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.