×

LVMH quiere hacerse con la joyería estadounidense Tiffany

Por
AFP
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
today 28 oct. 2019
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El gigante mundial del lujo LVMH, propiedad del multimillonario francés Bernard Arnault, quiere hacerse con la joyería estadounidense Tiffany, famosa por sus anillos de compromiso y sus diamantes.


Tiffany & Co.


El propietario de Louis Vuitton, Dior y las marcas de champán Veuve Clicquot y Moet & Chandon, habría hecho una oferta a principios de mes a la joyería, según reveló una fuente anónima a AFP el sábado por la noche.
 
Tiffany, cuya tienda insignia se encuentra en la Quinta Avenida de Nueva York junto a la Torre Trump, aún no habría respondido a la oferta, que llega en un momento en el que el sector del lujo teme las consecuencias de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China sobre el poder adquisitivo de los chinos.

La brutal campaña anticorrupción del presidente chino Xi Jinping también ha reducido el número de extravagantes obsequios que solían hacer empresarios y funcionarios.
 
La fuente no reveló la cantidad ofrecida por LVMH, advirtiendo, además, que no puede garantizar que las negociaciones lleguen a algún término.
 
La capitalización bursátil del grupo, famoso por su anillos de compromiso y alianzas de boda, rondaba los 11900 millones de dólares al cierre de Wall Street este viernes.
 
Tiffany registró un aumento del 6,5 % en ventas durante el último ejercicio fiscal, superando los 6500 millones de dólares, y a 31 de enero contaba con más de 14 000 empleados.
 
El grupo estadounidense, cuyo crecimiento se ve obstaculizado por la fuerza del dólar y el menor gasto de los turistas, habría buscado asesoramiento en los grandes bancos ante la propuesta de LVMH, según reveló la misma fuente confirmando la información de Bloomberg News.

 

Impulsar el crecimiento estadounidense


 
La AFP se puso en contacto con LVMH que rechazó hacer declaraciones. "Nos negamos a hacer comentarios sobre rumores y especulaciones", decía un portavoz de Tiffany, cuyo director general, Alessandro Bogliolo, fue director de operaciones en América del Norte de Sephora, propiedad del grupo LVMH.
 
La adquisición de Tiffany por parte del grupo LVMH sería una de las mayores adquisiciones del grupo francés, presente en diversos sectores de actividad, desde moda hasta vinos y licores, pasando por perfumería, cosmética y distribución selectiva.
 
Las conversaciones entre ambas empresas se producen pocos días después de que Bernard Arnault inaugurase una fábrica de Louis Vuitton en Texas acompañado por el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su hija Ivanka.
 
La compra de Tiffany reforzaría la posición de LVMH en el sector de la joyería, donde la marca Bulgari, adquirida por 5200 millones de dólares en 2011, hace frente a Cartier y Van Cleef & Arpels, ambas propiedad del grupo suizo Richemont.
 
Además permitiría a LVMH impulsar su crecimiento en Estados Unidos, su segundo mayor mercado en términos de ingresos por detrás de Asia, y al mismo tiempo limitar los efectos negativos de las tensiones comerciales que amenazan la demanda de bienes de lujo en China.
 
Las protestas a favor de la democracia en Hong Kong, que han durado varios meses, también ponen en riesgo esta demanda.
 
La joyería de Nueva York, fundada en 1837 por Charles Lewis Tiffany, abrió su primera boutique en el sur de Manhattan. Las primeras transacciones ascendieron a 4,98 dólares.
 
La firma, que salió a bolsa en mayo de 1987, fue adquirida por 104 millones de dólares en 1979 por la empresa de cosméticos Avon Products.
 
Decepcionada porque no pudo capitalizar lo suficiente la fama de Tiffany, popularizada por la novela "Desayuno en Tiffany's" del escritor estadounidense Truman Capote, Avon vendió la empresa cinco años después mediante una compra apalancada (LBO) por 135 millones de dólares a un consorcio de inversores dirigido por William Chaney, el entonces presidente de la junta directiva de Tiffany.
 
El año pasado, las acciones se vieron penalizadas en el mercado de valores por una desaceleración en las ventas, pero ya ha ganado un 22 % desde enero.
 
Tiffany se ha propuesto conquistar a los millennials (17-34 años) que, según un estudio de Pew Research, se casan cada vez más tarde y aprecian los diamantes sintéticos, mucho más baratos.
 

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.