×
Por
AFP
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
20 dic. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

LVMH pagará 10 millones de euros para sellar disputa por acusaciones de espionaje

Por
AFP
Traducido por
Hernandez Sebastian
Publicado el
20 dic. 2021

El gigante del lujo LVMH pagará 10 millones de euros (11,3 millones de dólares) para resolver las acusaciones de haber contratado al antiguo director de la inteligencia francesa para espiar la vida privada de ciudadanos, en particular, a un cineasta que creó un popular documental sobre el director ejecutivo del grupo.

 


Un tribunal de París validó el viernes el acuerdo de conciliación ofrecido por los fiscales, poniendo fin a una investigación de 2011 contra el conglomerado de moda controlado por Bernard Arnault, la tercera persona más rica del mundo según la revista Forbes.

El fallo enfureció a François Ruffin, periodista, cineasta y ahora político de izquierda que fue noticia en 2016 gracias al documental “Merci Patron!” (¡Gracias, jefe!), en el que se muestra a Arnault como un magnate desalmado que empobrece a la clase trabajadora francesa.

Ruffin presentó una demanda en 2019 alegando que LVMH contrató al exjefe de la agencia de inteligencia nacional DGSI de Francia, Bernard Squarcini, para espiarlo durante casi tres años mientras filmaba la producción con la que ganó un César, el equivalente francés de los Óscar, al mejor documental de 2017.

La película relata las titánicas tribulaciones de Jocelyne y Serge Klur, dos ex empleados textiles que se encontraban entre las docenas de despedidos por uno de los subcontratistas de LVMH después de que su trabajo fuera subcontratado en Polonia.

El documental se convirtió en un éxito entre el público que vitoreó a la pareja mientras intentaban que Arnault desembolsara el dinero para salvar su casa y conseguir un trabajo de tiempo completo para Serge.

Ruffin había instado al tribunal a rechazar el acuerdo, argumentando que 10 millones de euros eran solo el 0,02 % de los casi 45 000 millones en ingresos que tuvo LVMH el año pasado, cuyas marcas incluyen a Louis Vuitton, Dior, Givenchy y la cadena de cosméticos Sephora.

“¿Se puede comprar a la justicia a un precio tan barato? La respuesta es sí”, declaró Ruffin a los periodistas después de la audiencia del viernes.

“Es un cheque en blanco para todas las futuras operaciones de espionaje de las multinacionales. Todo lo que LVMH tuvo que hacer fue pagar para salir del proceso”, sostuvo.

La vicepresidente de la corte de París, Caroline Viguier, señaló que el acuerdo tomó en cuenta la “cooperación” de LVMH en la investigación y “sus esfuerzos para evitar que tales incidentes se repitan”.

“No hay un sistema institucionalizado (para el espionaje) dentro de LVMH y el grupo acepta sus responsabilidades, incluso con respecto a las fallas que ocurrieron”, dijo a la corte el director legal de la empresa, Jerome Sibille.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.