×
Publicado el
19 feb. 2020
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Lutz Huelle (Delpozo): “En la moda todo empieza de cero un par de veces al año”

Publicado el
19 feb. 2020

Lutz Huelle es un tipo sonriente. Y le envuelve un halo de tranquilidad y optimismo, como un rayo de luz que se abre paso entre la incertidumbre que sacude a Delpozo desde hace algo más de un año. Quizás sea porque al alemán le gustan los retos. Y porque dos décadas al frente de su propia marca independiente le respaldan con una sólida trayectoria a prueba de altibajos. Coincidiendo con el lanzamiento de la colección cápsula en colaboración con Anthropologie en el marco de la celebración de la 080 Barcelona Fashion, FashionNetwork.com entrevista al diseñador, director creativo de Delpozo hasta que no se diga lo contrario, en la flagship de la marca estadounidense en el barcelonés Paseo de Gracia.


El diseñador alemán Lutz Huelle - Anthropologie


“Cuando llegué a Delpozo el objetivo era abrirnos a más categorías de producto y ser más abiertos, además de emplear tejidos y materiales más fáciles de llevar en el día a día”, cuenta Lutz Huelle con elocuencia, consciente de la difícil situación que atraviesa la firma madrileña. Después de haber tomado las riendas del diseño de la casa como sustituto de Josep Font en diciembre de 2018, sus primeras prendas como director creativo de la marca no han llegado hasta ahora, en forma de colaboración con Anthropologie. “Lo que más me gusta de este proyecto es que, de algún modo, representa lo que yo quería hacer con la marca. Esta colaboración ha sido perfecta para mí”, reflexiona sobre la alianza con la marca del grupo estadounidense URBN.

"He querido hacer Delpozo más accesible para todo el mundo"

Y es que justamente uno de los objetivos del fichaje de Lutz Huelle no era otro que acercarse a nuevos consumidores y redefinir su posicionamiento. “A través de esta colección, he querido hacer Delpozo más accesible para todo el mundo”, comenta el diseñador sobre las piezas, que van desde 48 libras (57 euros) la diadema hasta 468 libras (557 euros) el sillón. “Delpozo es una firma preciosa, con una gran historia y un increíble legado, pero ha estado posicionada en un segmento tan elevado… que muy poca gente ha podido acceder a ella. Y es una pena porque esta marca es un sueño”, analiza, satisfecho de la oportunidad de colaborar, desde hace un año, con una empresa “360º y abierta a las sugerencias”, como Anthropologie. “Es genial crear looks de alfombra roja: vestidos perfectos para mujeres perfectas con cuerpos perfectos, pero la realidad no es así. Para mí, una de las motivaciones de esta colaboración era vestir a la gente, no solo a las personas perfectas, sino a todas esas mujeres bellas, imperfectas e interesantes”, concluye.
 
Formado en la prestigiosa escuela Central Saint Martins, Lutz Huelle aterrizó en París en 1995 para trabajar como responsable de punto en Martin Margiela. 5 años más tarde, el alemán lanzó su firma homónima junto a su socio David Ballu. “En París me siento como en casa y creo que es el mejor lugar en el que estar. Sigue siendo un lugar abierto y creativo. Para ser sincero, creo que París también sería el mejor lugar para Delpozo”, confiesa. ¿Y cómo compagina el diseñador ambos proyectos creativos? “Mi propia marca es un proyecto relativamente pequeño, así que tampoco me lleva tantísimo tiempo. Todo está ya muy rodado y organizado. Llevo haciendo esto mucho años y, en paralelo, lo he compatibilizado con otros trabajos”, comenta, subrayando su bagaje como consultor para otras compañías, como las firmas de lujo Brioni o Max Mara.
 
Es más, esta dualidad es un punto a favor para el diseñador. “Nunca he necesitado sentirme totalmente representado en una marca que no es la mía, cosa que a veces ocurre con algunos diseñadores, para los que las colecciones se convierten en propias de algún modo”, analiza. Y añade con sinceridad: “A veces puede que esto no sea al 100 % lo que la marca necesita. A mí me resulta más fácil decirme: ‘vale, si quiero hacer alguna locura, puedo hacerlo con mi propia marca’. Lo otro lo veo más bien como un servicio concreto que rindo a una empresa”.



Exterior de la tienda de Anthropologie en el barcelonés Paseo de Gracia - FNW



Si bien Delpozo abandonó la semana de la moda de Londres antes de que Lutz Huelle pudiese celebrar su puesta de largo, su marca homónima es fiel desde hace años a la fashion week parisina, en la que presentará su última colección el próximo 28 de febrero. “Creo que las fashion weeks siguen siendo importantes. Al final, después de toda la locura que existe alrededor de ellas, suponen sesiones de trabajo en las que los diseñadores muestran su trabajo a prensa y compradores. Se reduce a eso, por eso son especiales y creo que a veces lo olvidamos”, comenta sobre el contexto actual de los desfiles. 

“Amo la moda porque es la única industria en la que puedes renovarte cada 6 meses"


 
“La pregunta es cuánta gente debe participar en ellos y cómo seguir haciendo que cada vez sean más grandes. Si queremos abrirlos al público, tendremos que hacerlo de forma que tenga sentido. Y por otro lado, hay que continuar trabajando la parte que corresponde a los profesionales de la industria de la moda. Ahora mismo estamos a medio camino entre las dos y creo que es lo complicado”, argumenta el diseñador. En un sector en el que conviven compradores, prensa, influencers o incluso fans de las marcas, la definición de profesional se anuncia complicada. “Creo que no está clara para todos y tampoco la idea de a quién nos dirigimos cuando celebramos los desfiles. Deberíamos sentarnos a reflexionar sobre la razón por la que hacemos shows y con qué objetivo”, concluye.
 
Hablar de proyectos de futuro con Lutz Huelle no es fácil, cuando su porvenir al frente del diseño de Delpozo dependerá del futuro propietario de la firma, que ha reabierto su venta esta semana después de haber fracasado en sus negociaciones con su potencial comprador. “Amo la moda porque es la única industria en la que puedes renovarte cada 6 meses. McDonalds no puede cambiar su menú cada 6 meses. Los diseñadores, sí”, suspira Lutz Huelle con la sonrisa que ha mantenido durante toda la conversación. “Al final, en la moda todo empieza de cero un par de veces al año. Y eso es alucinante”, asegura, sin poder pronunciarse sobre cuándo le llegará el turno a Delpozo de poder empezar de nuevo.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.