×

Louis Vuitton inaugura su nuevo taller de producción en el oeste de Francia

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 6 sept. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Famosa por su vino, Coteaux du Layon ahora da la bienvenida a otra especialidad. El 5 de septiembre, la casa de lujo Louis Vuitton inauguró su nuevo taller de producción en Beaulieu-sur-Layon, cerca de Angers, en el oeste de Francia. Michael Burke, CEO de la principal marca del grupo LVMH; Muriel Pénicaud, ministra de Trabajo; y Christelle Morançais, presidenta del Consejo Regional de Países del Loira, presentaron esta unidad de producción de artículos de cuero instalada en un nuevo edificio ecodiseñado. "Una muestra de excelencia que inspirará a otros profesionales", dijo la ministra, de viaje en la región por el tema de la formación.


Michael Burke, Muriel Pénicaud, Valérie Dubois y Doina Marinovici (de izquierda a derecha) - Olivier Guyot


Aunque el proyecto de implantación había sido evocado durante mucho tiempo en la zona por el grupo, recién se hizo realidad el año pasado. En menos de un año, la marca de lujo ha construido un edificio de alto rendimiento de 6000 metros cuadrados en el área rural.

El nuevo inmueble, con su estructura de acero y madera y grandes ventanales orientados al norte para permitir la entrada de luz a los marroquineros, se instaló en un tiempo récord. Y la instalación de las estaciones de trabajo, validadas por los marroquineros, se llevó a cabo en el corazón del lugar.

La producción se inició a principios de año, con los miembros del taller "vecino" de Sainte-Florence formando a los nuevos empleados. Ahora hay 135 personas empleadas. Equipos de 7 u 8 personas trabajan en los cuatro bolsos: el bolso Chapeau, el Néonoé, el My Lockme BB y el Trunk Clutch.


Una trabajadora confecciona un bolso Chapeau. - Olivier Guyot


“Lo que ves es una metáfora sobre los cambios que está experimentando el sector del lujo en todos los aspectos", dice Burke. “Ya no se trata de líneas de producción sino de islotes con pequeños equipos ágiles. Fue una pequeña revolución cuando comenzamos hace casi cinco años. Esto aporta más capacidad de respuesta y calidad y permite series pequeñas”, agregó.

Por lo tanto, en el nuevo taller, como en los otros 15 sitios franceses, los miembros del equipo son versátiles y pueden, una vez capacitados, navegar entre el corte, la preparación y el ensamblaje.

Dentro de dos años, unos 300 marroquineros trabajarán en este taller para el gigante de lujo. Todo en un enfoque que quiere cumplir más rápido las expectativas de los clientes internacionales. La apuesta del grupo también es poder satisfacer la demanda y, así, tener profesionales que dominen una diversidad de conocimientos. Incluso si la casa tiene talleres en España, Italia, Portugal o Estados Unidos (pronto instalará un taller en Texas), para Louis Vuitton el made in France sigue siendo una carta de triunfo con su clientela internacional.


Louis Vuitton recaudó 10 000 millones de euros con productos que muestan el célebre logo en 2018. - Olivier Guyot


“Estoy convencido de que en nuestra industria es la mano humana la que nos mueve hacia adelante", enfatizó Michael Burke. “Cuando comienza la producción, inevitablemente siguen los estudios de creación. El verdadero milagro es el intercambio entre la producción y lo creativo. La conclusión es que los creativos puedan venir aquí y los prototipistas vayan a París en una hora. Es esta combinación de talentos lo que permite el milagro del lujo”, detalló.


Louis Vuitton quiere contratar a unas 1500 personas en Francia de aquí a tres años

Un milagro que el grupo quiere prolongar en los años venideros. Los talleres de Louis Vuitton, que hoy emplean a 4300 personas, tienen planeado contratar a 1500 trabajadores hacia 2022 en Francia, por lo que habría nuevas aperturas de talleres a la vista.

Un desafío en términos de recursos humanos. En el sitio de Beaulieu-sur-Layon, la marca primero confió en el equipo del taller de Sainte-Florence para formar a los empleados recién contratados, la mayoría de ellos dentro de un radio de 40 kilómetros del taller.

“Comenzamos con un modelo. Para cada bolso se requiere aprendizaje porque no hay un modelo simple en Louis Vuitton”, afirmó Valérie Dubois, quien dirige los 16 talleres franceses.

“Para contratar a 1500 personas adicionales, es esencial que podamos confiar en el instituto de excelencia profesional del grupo y en un proceso interno de formación”, añadió.

El curso de formación se completa en seis semanas, antes de que los nuevos marroquineros, fuera de la escuela o reconvertidos, comiencen su actividad sobre el producto. Una docena de personas ingresan al nuevo taller cada semana.


Ensamblaje de un bolso de Louis Vuitton en Beaulieu-sur-Layon - Olivier Guyot


Para dentro de dos años se tiene planeado un segundo taller en Beaulieu-sur-Layon que contará con 300 empleados. El modelo de construcción, flexible y rápido de instalar, es realmente reproducible para las próximas aperturas. Ya se anunció otro taller para el próximo año en el corazón de Vendôme, que tiene una parada en la línea del tren bala hacia el suroeste. Este deberá acoger la producción de modelos en pieles exóticas.

Todo ello para satisfacer las expectativas de los clientes de todo el mundo de Louis Vuitton, cuyos modelos de éxito no pasan de moda. Desde la llegada de Michael Burke al frente de la marca, las ventas estimadas de Louis Vuitton han aumentado de 7300 millones de euros en 2013 a más de 10 000 millones de euros el año pasado.

Louis Vuitton es la marca principal del segmento de moda y artículos de cuero del grupo LVMH. Una rama que recaudó 18 455 millones de euros el año pasado y que registró un ingreso operativo actual de 5943 millones.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.