×
Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
24 oct. 2022
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Los ricos siguen gastando en bolsos Birkin, pero se avecina una tormenta

Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
24 oct. 2022

Hermès, fabricante de los bolsos Birkin, Kering, dueño de Gucci, el gigante de la cosmética L'Oreal y la empresa de bebidas espirituosas Pernod Ricard, anunciaron el jueves que los consumidores con alto poder adquisitivo siguen gastando en artículos de lujo como bolsos de 10 000 dólares, perfumes de alta gama y bebidas de alta calidad.


Hermès - Primavera-Verano 2023 - Ropa de mujer - París - © PixelFormula


Sin embargo, los analistas se preguntan cuánto tiempo puede durar este boom antes de que los ricos decidan apretarse el cinturón.

Hermès y Pernod Ricard han dicho que seguirán subiendo los precios debido al aumento de costes, después de haber superado las previsiones en el trimestre de julio-septiembre. El negocio se vio impulsado por el regreso de los estadounidenses a Europa y Asia, aprovechando la fortaleza del dólar.

China continental también experimentó un fuerte repunte en el caso de Hermès y Pernod tras el levantamiento de las restricciones por el Covid-19, aunque desde entonces se han vuelto a imponer algunas restricciones.

Las dificultades en el mercado chino por los confinamientos relacionados con el Covid-19 afectaron más al negocio de Kering y L'Oreal, provocando que las ventas de Gucci, la marca estrella de Kering, disminuyeran en el trimestre.

Los analistas buscaban signos de que el auge de gasto surgido tras la pandemia podría remitir tras meses de gran apetito por parte de los compradores, que aprovecharon los ahorros de la pandemia para darse un capricho en marcas de diseño y champán.

Los altos ejecutivos dejaron de lado estas preocupaciones.

"Es un sector que tiene experiencia en situaciones de incertidumbre, pero tenemos mucha munición... independientemente de los factores que puedan influir a corto y medio plazo, las previsiones a largo plazo siguen siendo buenas", declaró Jean-Marc Duplaix, director financiero de Kering.

Duplaix ha señalado que, aunque el negocio entre los consumidores estadounidenses de alto nivel de gasto era bueno, otros productos más baratos que triunfan entre los llamados consumidores "aspiracionales" iban algo peor.

Algunos analistas prevén que el crecimiento de ventas del sector empiece a ralentizarse en el cuarto trimestre o a partir del año que viene, y que las marcas más fuertes acaparen cuota de mercado a medida que los consumidores acudan a los nombres más consolidados.

Flavio Cereda, analista de Jefferies, prevé que las marcas más fuertes, como Chanel, Hermès, Louis Vuitton y Dior, y otras más pequeñas, como Moncler, acelerarán el aumento de cuota de mercado en la última parte del año.

"Este extremo superior del mercado es mucho más atractivo que otras empresas de consumo discrecional en el contexto actual", explicó Sophie Lund-Yates, analista principal de renta variable de Hargreaves Lansdown, refiriéndose en particular a Hermès.

"Es mucho menos probable que los consumidores más acaudalados se vean afectados por las difíciles condiciones económicas", insistió.

Jefferies prevé un crecimiento de ventas del 13 % para el sector este año y del 7 % el próximo.


Subida de precios



Pernod Ricard, que aumentó sus precios alrededor del 7 % en todo el mundo durante el trimestre, confía en que el crecimiento de las ventas se mantendrá a lo largo del año fiscal 2023, ya que los consumidores cambian a sus licores de gama alta.

Hermès, que tiene lista de espera para conseguir sus preciados bolsos de más de 10 000 dólares, quiere subir los precios entre un 5 y un 10 % el próximo año, siguiendo los pasos de los gigantes del lujo rivales que ya aumentaron los precios durante la pandemia.

Tanto Hermes como Kering señalaron que los proveedores están sometidos a la presión de la creciente inflación, incluidos los costes de las materias primas y la energía.

Las empresas que atienden a consumidores menos pudientes también repercutido en sus productos esta subida de precios, según mostraron esta semana las dos mayores empresas de consumo del mundo, Nestlé y Procter & Gamble. Los compradores pagan más por productos como el café Nescafé y las maquinillas de afeitar Gillette, a pesar del aumento de la inflación.
 

© Thomson Reuters 2023 All rights reserved.