Los ingresos de Safilo siguen sufriendo tras la ruptura con Gucci

La compañía italiana de gafas de sol Safilo ha afirmado que su beneficio ajustado de 2017 se reducirá a la mitad en comparación con el año anterior, después de que las ventas del cuarto trimestre cayeran más de lo esperado debido a la cancelación del contrato con Gucci.


Polaroid es una de las marcas en la cartera de Safilo - Polaroid

El grupo de lujo francés Kering, dueño de Gucci, ha convertido el contrato de 350 millones que Gucci tenía con Safilo en un acuerdo de producción de cuatro años y ha instalado su propio negocio de gafas para tener un control más directo sobre la distribución y los márgenes de beneficio.

Safilo, el dueño de las marcas Carrera y Polaroid, ha comunicado una cifra de ventas netas de 249 millones de euros en el cuarto trimestre, un 16,9% menos que el año anterior en moneda constante.

La compañía afirma que el cambio de contrato con Gucci ha sido responsable de 44 de los 53 millones menos que ha facturado en el cuarto periodo.

Como resultado, Safilo espera que sus ganancias ajustadas de todo el año antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciación (EBITDA) se coloquen entre 38 y 40 millones de euros, contra los 88,8 millones del año anterior. Safilo presentará un informe sobre el progreso de su plan de negocios cuando publique sus resultados anuales el 14 de marzo.

Las ventas totales llegaron a 1050 millones de euros, un 15,5% menos que en 2016, pues la pérdida de Gucci se sumó a una disrupción tecnológica en su centro de distribución principal en Padua, Italia, y huracanes en Estados Unidos.

Al considerar las conversiones a tipos de cambios, las ventas totales cayeron un 16,4%. Los analistas de Reuters pronosticaban ingresos por ventas de 1 080 millones de euros.

Safilo es el segundo productor de gafas más grande del mundo después de Luxottica, compañía que el lunes reportó un aumento de un 2% en sus ventas de 2017 a 9160 millones de euros. Se espera que Luxottica reciba pronto la aprobación de las autoridades antimonopolio de Estados Unidos y la Unión Europea respecto a su fusión con el productor de gafas, Essilor.

Rechazando los rumores de la prensa italiana de que Safilo empezará a buscar un comprador pronto, en medio de intensa competencia, un portavoz del grupo afirmó este lunes que el accionista mayoritario, HAL Holding, no tiene planes de vender su participación.

Safilo, que también perdió la licencia de la marca Celine de LVMH, ha registrado una caída del 3,7% en las ventas de las marcas que sigue produciendo en el cuarto trimestre – esta cifra excluye todas las marcas que han cancelado o cancelarán sus licencias.

Siguiendo los pasos de Kering, LVMH compró una participación de un 10% en Marcolin el año pasado. El acuerdo entre el grupo de lujo más grande del mundo y Marcolin podría costarle a Safilo más licencias, incluyendo el importante acuerdo con Dior, licencia que expira en 2020. Safilo ha afirmado que las ventas de las gafas de Dior cayeron en 2017 después de varios años de crecimiento sólido.

Traducido por Barbara Santamaria

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

ÓpticaBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER