×
Publicado el
29 feb. 2012
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Latinoamericanos con grandes sumas de dinero en efectivo ayudan a revivir el mercado inmobiliario en Miami

Publicado el
29 feb. 2012

Miami – Desde hace tiempo muchos latinoamericanos han tenido un amorío con Miami, pero éste rara vez había sido tan intenso – al menos juzgando por el mercado inmobiliario.

Latinos con grandes sumas de dinero, encabezados por venezolanos y brasileros, han arremetido contra los bienes raíces en Miami, ayudando a generar una recuperación de un mercado que un día fue símbolo del colapso inmobiliario estadounidense.


Vista de la ciudad, Miami, Florida, EEUU / Foto: Corbis

Atraídos por lo que consideran precios bajos y la posibilidad de pago en efectivo, compradores latinoamericanos han adquirido condominios, apartamentos y casas como inversiones y segundas viviendas. Están sacando provecho del reciente crecimiento económico en su región, el cual también ayudó a equilibrar el descenso económico global.

No solo se limitan a comprar inmuebles; también se dirigen a los grandes centros comerciales de Miami a comprar todo tipo de artículos, desde iPads y ropa de diseñador, hasta costosas joyas.

La ola de adquisición de propiedades ha revitalizado el mercado de finca raíz en Miami, en donde se han puesto en marcha nuevos proyectos a pesar de que Florida siga siendo uno de los estados más afectados por el colapso inmobiliario. De igual forma, ha transformado a Miami en un destino obligado para los inversionistas inmobiliarios internacionales.

“Latinoamérica ha sido de gran ayuda para darle un nuevo aire a nuestro Mercado”, asegura Jorge Pérez, Presidente y Director Ejecutivo de Related Group, uno de las principales inmobiliarias del sur de Florida.

Esta nueva afluencia es liderada por lo venezolanos quienes a través de los años, y al igual que muchos latinos, han recurrido al mercado inmobiliario en Miami como un refugio contra la inestabilidad económica y política en sus regiones de origen.

Según la asociación de Corredores de Bienes Raíces de Miami, los venezolanos fueron los principales compradores extranjeros en el 2011 y son responsables del 15% del total de ventas a agentes internacionales, seguidos de cerca por los brasileros y argentinos.

El año pasado, las ventas de viviendas y condominios en el área de Miami aumentaron una cifra record de 46% en relación al 2010, aseguró la asociación. Los precios de los condominios por fin comenzaron a despegar en el segundo semestre del año pasado; de igual forma, en diciembre aumentaron los precios de las viviendas familiares por primera vez desde la recesión.

Los venezolanos adinerados, enfrentados ante las menguantes oportunidades de inversión en su país y preocupados por lo que describen como un quiebre en el mercado inmobiliario nacional a causa del presidente de izquierda Hugo Chávez, se han convertido en clientes codiciados por las inmobiliarias y corredores de bienes raíces.

“Ellos sacan sus chequeras de inmediato”, afirmó Harvey Hernández, venezolano de nacimiento, director ejecutivo de Neward Group, grupo que actualmente construye BrickellHouse, una de las primeras torres de condominios programada para ser construida luego de la quiebra inmobiliaria.

En BrickellHouse más de la mitad de las 374 unidades disponibles ya han sido vendidas, de las que el 40% fueron adquiridas por venezolanos. La construcción de la torre, ubicada en el distrito financiero de Miami y con vista a Biscayne Bay, está programada para comenzar este año.

EL EFECTO CHÁVEZ

Los venezolanos también han ayudado a revitalizar el mercado de bienes raíces en barrios de Miami como Doral y Weston, en donde se alojan grandes comunidades de expatriados venezolanos. “Es el efecto Chávez”, afirmó Cleto Puzzi, quien vendió un apartamento que tenía en España para comparar dos en Doral, los cuales arrienda actualmente. “Hoy en día no se puede invertir en Venezuela”. La inclinación del presidente hacia la expropiación ha inquietado a muchos venezolanos pudientes. El año pasado, Chávez presentó una legislación que dificulta a los terratenientes el desahucio de los rentistas morosos, lo que intimida a los propietarios de inmuebles y deja perder el interés en una de las pocas opciones de inversión en el país.

“Básicamente, Chávez ha servido como el mejor recogedor que haya visto el mercado inmobiliario de Miami y el sur de Florida”, asegura Peter Zalewski, director de la agencia de consultaría de bienes raíces Condo Vultures.

Otras personas de Suramérica han optado por los bienes raíces en Miami debido al alza de los precios en América Latina.

Un reporte reciente realizado por RelatedISG, un grupo de ventas de bienes raíces basado en Miami, indica que los precios de los apartamentos y condominios en el centro de Miami son equiparables a los de las propiedades recientemente construidas en diferentes ciudades suramericanas, incluyendo Rio de Janeiro, Sao Paulo, Buenos Aires y Bogotá.

Según el reporte, los precios en el centro de Miami son de alrededor de US$400 por pie cuadrado. Esto se compara con US$1,000 el pie cuadrado en propiedades de Rio de Janeiro, US$900 en Sao Paulo y $550 en Buenos Aires.

Alza en los precios de inmuebles en Brasil lleva a los brasileros a buscar propiedades en Miami.

Gracias a la ganancia de la moneda brasilera -el real- frente al dólar estadounidense, los brasileros también se han convertido en compradores ingentes de Miami. Ahora es normal escuchar a alguien hablando portugués en un mall, así como el español con acento venezolano, argentino y colombiano.

Para los brasileros, “todo es barato: ir a cenar, comprar una camisa o incluso un condominio”, afirma Jacques Claudio Stivelman, presidente de la inmobiliaria Shefaor Development con base en Miami y brasileño de nacimiento.

Los brasileños derrochadores suscitan el interés de los corredores de bienes raíces situados en Miami, quienes los caracterizan por buscar propiedades lujosas frente al mar.

“Los brasileros compran en el rango de más de un millón de dólares”, asegura Zalewski.

El interés extranjero no se limita exclusivamente a la compra de propiedades. Las inmobiliarias extranjeras también se encuentran ampliamente involucradas en la planeación de más de 20 proyectos de construcción, muchos de los cuales serán probablemente ofrecidos a inversionistas internacionales.

El interés mostrado por los latinoamericanos ha llevado a muchos corredores de bienes raíces a adoptar nuevos modelos de venta y financiación, después de su parálisis durante la quiebra inmobiliaria estadounidense.

Antes de la caída, los promotores e inmobiliarias de Miami, al igual que los compradores, dependían en gran medida de la financiación bancaria. No obstante, una vez se desentrañó el mercado, los promotores vieron a sus clientes abandonar los depósitos y los bancos, preocupados por el derrumbe en los precios de los inmuebles, canceló el interés.

En poco tiempo, las torres vacías cubrieron la vista del centro de Miami.

Ya que los compradores provenientes de Latinoamérica y otros países diferentes a Estados Unidos representan la mayoría de las ventas de bienes raíces en Miami, las inmobiliarias han revelado una opción de financiación enfocada al dinero en efectivo adecuada para los compradores foráneos.

El modelo pay-as-you-go (pague mientras la construcción avanza) permite a los compradores pagar durante las diferentes etapas de la construcción. Ampliamente utilizado en América Latina, este sistema requiere que los compradores paguen hasta el 80% del precio final de la propiedad antes de ser terminada.

“No creo que éste sea un enfoque a largo plazo, sino una reacción al estado actual del mercado” afirmó Pérez.

Iván Martínez, un abogado de 40 años de Caracas, recientemente adquirió dos apartamentos en BrickellHouse por $250,000 y $400,000.

“Miami es como mi segundo hogar”, afirmó mientras hablaba de sus viajes realizados a esta ciudad desde que era un niño. Agrega que la inestabilidad política de Venezuela fue un factor clave en su decisión.

Algunos corredores de bienes raíces que trabajan frecuentemente con venezolanos aseguran esperar que el interés por el mercado inmobiliario de Miami se mantenga fuerte, especialmente si Chávez gana las elecciones presidenciales que se llevarán a cabo este año y extiende sus 13 años en el poder.

Eli Santurio, gerente de ventas en la inmobiliaria Keyes Realtor, afirma que muchos corredores se han unido a los venezolanos en la supervisión minuciosa de los preliminares a las votaciones de octubre.

“Es el tema sobre el que todos están hablando”, dijo. “Si Chávez gana, entonces las ventas podrían incrementarse significativamente”

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.