×
Publicado el
15 sept. 2021
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Las ventas minoristas de indumentaria aumentan un 38,5 % en Argentina durante agosto

Publicado el
15 sept. 2021

Las ventas minoristas de Indumentaria, lencería y accesorios en Argentina crecieron en agosto un 38,5 % interanual de acuerdo al más reciente informe de la Cámara Argentina de la Mediana Empresa (CAME).


Las ventas minoristas de indumentaria en Argentina suben en agosto. - Pixabay


En su comparación con julio de este año, el rubro registró una contracción del 3 % y con respecto a agosto pero de 2019 (previo a la pandemia) las ventas del sector están en un 5,9 % por debajo.  

Según la CAME, la menor cantidad de liquidaciones determinó menores unidades vendidas, pero un aumento de la facturación a precios constantes. “La llegada del calor anticipó el consumo de primavera, que encontró a los comercios en pleno recambio. De todos modos, fue el sector donde los empresarios más observaron la falta de dinero en la calle”, remarcaron.

En el caso de Ropa y artículos deportivos y de recreación, las ventas crecieron un 26,4 % anual a precios constantes en agosto de este año y un 12,4 % frente a agosto de 2019. Si se toman los primeros 8 meses del año, el rubro muestra un crecimiento anual de 15,3 % pero una caída de 4 % frente a 2019.

A nivel general, las ventas minoristas en el octavo mes del año crecieron un 9,1 % interanual. El 40,6 % de los comercios relevados declaró estar mejor que en 2019, aunque las ventas todavía se ubican 6 % por debajo de ese año.

Por otro lado, la CAME detalló que el consumo continuó recuperándose aunque “muy atado a las restricciones de los bancos en el financiamiento con tarjetas de crédito, y la incertidumbre electoral, que incidieron sobre todo en la venta de bienes durables”.

De los 11 sectores analizados, nueve finalizaron el mes con subidas anuales, mientras que dos cayeron. Según la cámara, incidieron positivamente en las ventas la estabilidad del dólar, los incrementos salariales, la menor inflación del mes, y la mayor inyección de dinero desde el Estado hacia los hogares.

Los factores que frenaron el consumo fueron la incertidumbre electoral, las restricciones de los bancos al crédito para el consumo, los problemas de ingresos de las familias y la menor cantidad y variedad de mercadería en los locales.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.