×
Publicado el
25 abr. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La ropa de fiesta marca su regreso triunfal a Argentina tras la pandemia

Publicado el
25 abr. 2022

Aunque en Argentina la pandemia del coronavirus impactó en todos los ámbitos de la moda, el sector de la indumentaria para fiestas y eventos fue el que más sufrió las consecuencias, ya que durante largos meses los festejos y las reuniones presenciales estuvieron suspendidas.


Uno de los diseños de Vevû.


En ese contexto, las marcas dedicadas a este nicho debieron no sólo adaptarse a las nuevas condiciones para poder seguir trabajando sino que, con el tiempo, se vieron impulsadas a modificar su trabajo de tanto tiempo frente a los nuevos hábitos que las clientas adquirieron como consecuencia de la pandemia.

“Al dedicarnos a fiestas, novias y galas, sabíamos con la pandemia que eso iba a ser lo último en reactivarse”, cuenta a FashionNetwork.com la diseñadora Suami Delelis, fundadora, junto a su marido Germán Puente Iturralde, de la firma argentina Vevû, y explica que por eso tuvo la idea de cambiar su segmento de público.

“Después de unos dos o tres meses de pandemia dije hay que concentrarse en el primer segmento que va a poder salir a fiestas que son los jóvenes. Ya veníamos teniendo un muy buen trabajo hecho sobre las galas y los egresos del colegio secundario y de la universidad y me enfoqué en hacer una colección muy fuerte para ese segmento”, agrega Delelis.

El resultado fue un éxito: para fines de 2021 vendió 400 vestidos de gala, el doble que lo que había vendido en el verano previo a la pandemia.

Sin embargo, no todas las marcas siguieron una única estrategia. La diseñadora Romina Pigretti, fundadora de New Rent Dress, el primer proyecto argentino de moda circular que alquila vestidos de lujo, decidió hacer una pausa durante la pandemia para abrir The Web, una marca argentina de e-commerce de moda circular más urbana que reúne piezas de diseño de reconocidas marcas nacionales e internacionales.

“The Web surgió como un plan alternativo cuando New Rent Dress se frenó totalmente por la pandemia”, indica Pigretti a FashionNetwork.com, y cuenta que con el regreso de las fiestas New Rent Dress volvió a su funcionamiento habitual aunque con un cambio por parte de las clientas.

“Ahora volvimos a estar súper activas. Se nota que la gente está con ganas de celebrar y eligen diseños con más colores, productos más diferenciados o jugados mientras que antes optaban por más clásicos o negros. Se nota otro ánimo al momento de vestirse”, detalla Pigretti.


Dos de los vestidos que New Rent Dress ofrece en su sitio web. - New Rent Dress


Por su parte, Delelis de Vevû opina que sí ve un cambio en los hábitos de las clientas, pero que varias están volviendo a vestirse como en la época prepandémica.

“Tenemos clientas que solían tener una vida social muy activa que venían constantemente a buscar vestidos para eventos o cócktails y eso está mucho más relajado, transcurre más al aire libre así que los looks son un poco más informales. Por otro lado, las clientas que tienen más de 40 años quieren hacer una inversión fuerte sólo si es una fiesta muy cercana de su familia, sino la gente siente que no sabe cuándo va a volver a usar ese vestido. Algunas están temerosas por la pandemia y hay otras que no, que volvieron a su hábito normal de fiesta. Hay posiciones encontradas todavía”, agrega.


Las particularidades de Argentina



Más allá de las complicaciones propias de la pandemia, que se dieron en todo el mundo casi en simultáneo, Argentina tiene además la particularidad de que se encuentra atravesando una crisis económica marcada por un fuerte aumento de precios, lo que dificulta aún más al rubro de la indumentaria.


La diseñadora Paz Cornu, dueña de una firma de indumentaria de fiesta que lleva su mismo nombre.


“Creo que lamentablemente estamos en un país donde se puede comprar cada vez menos porque es una realidad económica, y donde los que emprendemos y el pueblo no podemos tener acceso a una calidad de vida mejor. No nos queda otra que buscar oportunidades en otros países. Por obligación, no porque queramos”, cuenta a este medio la diseñadora Paz Cornu, fundadora de una firma de diseño de ropa para fiesta que lleva su mismo nombre.

En consonancia con ese plan, el año pasado Cornu inauguró su propia tienda en la ciudad uruguaya de Punta del Este, que sumó a las dos que ya tiene en la ciudad de Buenos Aires, donde apunta a atraer clientas más internacionales. Además, entre sus próximos planes busca desembarcar en otras ciudades como por ejemplo Miami.

“La pandemia también me llevó a ser más consciente a nivel producción y a confeccionar sólo lo que la gente necesita, no hacer por hacer. Eso es un cambio importante también para cuidar más al planeta. Creo que ese es uno de los aprendizajes que nos dejó la pandemia. También opté por hacer prendas con más diseño, más detalles y también productos más urbanos pero muy bien trabajados, con bordados, brillos”, opina Cornu.

Para Romina Pigretti, de New Rent Dress, las dificultades económicas del país fueron justamente las que dieron impulso a su negocio de ropa de fiesta de alquiler. “Nuestro negocio crece a partir de la crisis y se convierte en oportunidad, porque al ser tan caro comprar ropa nueva, con mi marca la gente accede a mercadería de muy buena calidad a un menor costo y a un precio más accesible”, asegura.

Por su parte, Suami Delelis de Vevû destaca como uno de los principales problemas las dificultades de abastecimiento de insumos, principalmente en el segmento de ropa de fiesta.

“En Argentina en una empresa de diseño es difícil hacer planes a largo plazo por temas coyunturales y nosotros habitualmente intentamos planificar a cuatro o tres temporadas por delante. Nuestra nueva apuesta es poder tener una muy amplia colección ready to wear para novias y chicas de 15”, finaliza la diseñadora.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.