×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
2 mar. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La rebelión en la granja de Stella McCartney deja una huella de carbono cero

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
2 mar. 2020

Un grupo de personajes disfrazados de dibujos animados recibió a los invitados del show de Stella McCartney en la Ópera de París el lunes. Entregando pequeños árboles como regalos, los falsos personajes generaron comentarios alocados mientras los primeros invitados disfrutaban de tazas de té o café.


Stella McCartney - otoño/invierno 2020 - París


“Este se llama Robert”, bromeó un hombre de metro ochenta vestido como un cocodrilo gigante, señalando a un pequeño árbol, uniéndose a una vaca enorme, un par de conejitos y un alegre zorro.

“Todos deberíamos adoptar la 'neutralidad de carbono' ahora. Estamos absorbiendo el CO2 emitido por el programa para que sea una experiencia completamente sin huella de carbono. Plantar este árbol es parte de la solución”, indicó una nota adjunta a cada árbol.

Ningún diseñador ha gastado tanta energía en la ecología como Stella McCartney y su última colección fue un buen ejemplo.

Con una serie de excelentes abrigos de estilo constructivista, el mejor fue el elegante abrigo negro digno de Rodchenko llevado por la veterana modelo Amber Valletta. Resulta que McCartney se inspiró esta temporada en el legendario ilustrador franco-ruso Erté, a quien conoció cuando era niña. Colaboró con los archivos de Erté para crear algunos estampados privados encantadores como Jellyfish y Starburst, usados en envolventes vestidos de cóctel.

Aunque el meollo del asunto era tomar los clásicos abrigos de ciudad y militares de hombre e inyectar algunos toques femeninos. Sin adornos, pero cortados de manera superlativa, muchos terminados en sutiles cuellos de embudos, serán verdaderos best-sellers, expresando el ADN optimista pero práctico de Stella. Se podría imaginar fácilmente a cualquier chica saliendo directamente de este show bajo la lluvia constante que ha envuelto los últimos cinco días a la Semana de la Moda de París.

Irónicamente, para ser una verdadera militante contra el uso de todos los productos animales en la moda, la mitad de los looks eran de peletería sintética y un material vegano que se asemeja al cuero perforado. Además de eso, había una serie de excelentes botas Chelsea llamadas Emilie, hechas de un material vegano y con una capa de madera de macadamia en la suela, y eran asombrosamente como el cuero real. Todo esto sería algo irrelevante si la ropa no fuera buena, pero felizmente esta fue una de las colecciones de otoño más fuertes de Stella en muchas temporadas.

Todo hecho en una sombría paleta de negro, mineral, arcilla, arena y algo de púrpura y rojo quemado. Culminando con una docena de animales uniéndose a su rebaño de moda en un final alegre. Comenzando por vacas frisonas y conejos que bailaban alegremente, los cuales ayudaron a levantar el ánimo en la temporada más oscura y ensombrecida por un virus en la memoria viva de París.

A pesar del clima húmedo, Stella parece estar liberada con sus nuevos socios de LVMH y está claramente en la cresta de la ola creativa.

“¿Liberada? ¡Siempre he estado liberada!”, rió, mientras posaba en el backstage con un grupo de modelos y personajes de dibujos animados.

“Y ahora quiero una foto solo con los animales. ¡Lo siento chicas!”, gritó Stella, mientras sus falsos animales de granja se reunían a su alrededor y las modelos se iban.

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.