×

La mujer se busca a sí misma en Milán

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
today 26 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Nunca como en esta temporada los modistos milaneses han parecido tan diversos. Si bien es cierto que el tiempo para las tendencias bien definidas ha terminado, las Fashion Weeks todavía apuntan a los movimientos de fondo. Ese ya no es el caso. En un punto, sin embargo, todos parecen estar de acuerdo: el street y el sportswear ya no están a la orden del día. En todas partes, la mujer regresa a los fundamentos del vestuario más clásico con piezas principales como el vestido, el traje, la chaqueta, el abrigo, el cárdigan y la falda, si es posible de longitud media.


Marco De Vicenzo, otoño/invierno 2019-20 - © PixelFormula


Como en las colecciones masculinas en enero, se confirma esta popularidad de la ropa con cortes impecables, hermosos tejidos clásicos, la búsqueda de detalles, la autenticidad resaltando el savoir-faire. En muchas pasarelas, hay una vuelta a cierta elegancia con un toque retro, inspirada en las siluetas de los años 50, con longitudes que generalmente descienden por debajo de la rodilla.

Las apuestas son cómodas y elegantes, especialmente a través de vestidos largos fluidos y pantalones sueltos, mientras que los abrigos se envuelven alrededor del cuerpo. Una vez más, Dolce & Gabbana aparece como el emblema de este movimiento, con una colección totalmente dedicada a "la elegancia".

La feminidad se ve agravada, como lo demuestran los innumerables guantes glamurosos vistos aquí y allá, así como las botas altas y las botas de tacón, omnipresentes, preferiblemente de vinilo en colores fuertes. Pero se expresa en todo tipo de matices y variaciones. Romántico con largos vestidos-túnicas florales o coloridos, infantil con un guiño a Bambi en Marco De Vincenzo o con mundos de cuento de hadas en otros estilistas, minimalista, apostando por una comodidad lujosa en Calcaterra, hiper sexy o agresiva con todo en cuero y látex.

Algunas colecciones incluso se dividen entre dos corrientes totalmente opuestas, como Miuccia Prada, que jugó con el romance y el amor por un lado, y con la fuerza y el tema militar del otro. O GCDS, que convirtió a sus princesas en brujas en la segunda parte de su show. Bottega Veneta mezcló  por su parte a súper moteras con un look totalmente de cuero y atuendos más clásicos.

La vena dark pasa también por otras colecciones. La encontramos con un espíritu punk en Gucci con sus máscaras y collares erizados con púas de metal, en versión gótica en Marni con largas cadenas con candado a lo largo del cuerpo de las modelos y grapas en lugar de costura, muy sexy en Versace a través de tirantes de cuero sado-maso y medias con liguero. ¿Quieres luchar y mostrar su poder? ¿O necesitas protegerte en un mundo incierto y cada vez más violento? La proliferación de botas militares de una pasarela a otra no es insignificante.

Para Miuccia Prada, la moda ya no puede permanecer indiferente ante el aumento del odio y las tensiones. Un sentimiento reflejado en la pasarela por chicas preocupadas con largas trenzas rubias y botas militares.

“Si estuviéramos en otro siglo, ya habría guerra con todas estas situaciones violentas en Europa y el racismo. Realmente tengo miedo”, comentó la creadora al final de su show.

"Por otro lado, trabajamos para personas ricas haciendo ropa rica. Pero la moda tiene mucho peso y hay una especie de expectativa para hablar sobre otros temas. ¿Cómo encontrar una manera de hacerlo de una forma inteligente, pero no demasiado superficial?", se cuestionó.

En otras casas, esta preocupación solo se puede entrever. Por ejemplo, en la muy sofisticada colección de Marco De Vincenzo, cuyos trajes están empañados por malos pensamientos.

"No tengo la costumbre de enviar mensajes, porque para mí la moda es ante todo glamurosa y alegre. Es probable que mi colección haya absorbido las tensiones que nos rodean. Pero la moda es como un juego, también es una forma de escapar de nuestra vida cotidiana", subrayó.

Esta lectura probablemente explica la ambivalencia que surgió en la Semana de la Moda de Milán. Otros, más pragmáticos, lo ven como solo una transición en este período aún afectado por la crisis.

"Después de la popularidad del genderless y la influencia del streetwear,  las casas ahora están tratando de entender cuál será el próximo paso. Exploran visiblemente diferentes pistas, a veces se orientan incluso lejos de su universo habitual", analizaron Stefano Martinetto y Giancarlo Simiri, fundadores de la plataforma Tomorrow London Holdings.

"Esta búsqueda un tanto desordenada también debe compararse con la disminución de las ventas en el mercado de ropa femenina, de las cuales el 20 % de la facturación fue recuperada por las colecciones masculinas. Las marcas para mujer intentan diferenciarse en todas las direcciones posibles”, concluyeron.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.