×
Publicado el
25 abr. 2019
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La industria textil colombiana en el ojo de la tormenta del Nuevo Plan de Desarrollo

Publicado el
25 abr. 2019

El Gobierno de Colombia se prepara para el segundo debate del nuevo Plan de Desarrollo este mes, donde se estipula un incremento de más del 50 % en los aranceles para la importación de los textiles, punto que ha desatado múltiples debates y desacuerdos en la industria. 


Con opiniones encontradas, el Nuevo Plan de Desarrollo llega fragmentado al segundo debate. - Negocios


En la propuesta del Plan de Desarrollo, se plantea un arancel del 37,9 % a la mercancía de textil y moda que ingrese al país con un valor igual o inferior a 20 dólares por kilo, tributación que actualmente se ubica en el 15 %. 

“En campaña le hicimos una promesa a los textileros: que íbamos a ayudar y a apoyar la industria nacional, y lo estamos cumpliendo”, informó de manera pública Ivan Duque, presidente de Colombia. No obstante, en el interior del gremio, así como en algunas entidades del Gobierno hay discrepancias al respecto. 

“La subida de los aranceles para los productos importados es una medida excelente para impulsar la industria nacional en papel, pero en la realidad es un castigo más”, informó Carlos Gómez, miembro de la Federación Nacional de Comerciantes (Fenalco).

El representante explicó que mucha de la materia prima, los accesorios e incluso las mismas producciones de las marcas colombianas proviene del extranjero y que subir el arancel solo aumentaría los precios del textil en el país. También resaltó que esta medida beneficia a los contrabandistas dándoles un mayor margen para sus actividades, al ahondar brecha entre los precios del comercio legal y el ilegal. 

La Fenalco y la Asociación Nacional de Comercio Exterior (Analdex) se encuentran en desacuerdo con las medidas planteadas por el Gobierno, pues advierten que estas podrían aumentar los precios de las prendas de vestir hasta en un 25 % en el país. Asimismo, podrían eventualmente afectar las relaciones comerciales internacionales de Colombia, aún si los 16 tratados de libre comercio que sostiene el país quedarían intactos. 

Entretanto, Guillermo Criado, presidente de la Cámara Colombiana de la Confección, ha pedido al Gobierno y a los senadores respaldar la medida para lograr “equilibrio en la cancha”, en términos arancelarios y de costos.

“Nosotros no podemos escudar una medida de protección a la industria nacional y al empleo por miedo a que se dispare el contrabando, cuando hemos perdido más de 600 000 puestos de trabajo en los últimos años”, confió el directivo a FashionNetwork.com, mientras felicitaba la labor anticontrabando que desarrolla el Gobierno y que cada vez es más eficiente en sus decomisos.  

El plan entrará a votación este mes y se espera un veredicto final a mediados del año. Los textileros y todos los sectores públicos y privados que se verían afectados de una u otra forma por la medida esperan con ansias el desenlace de la nueva legislación, que, según la oficina de relaciones exteriores, no atenta contra los aranceles máximos permitidos por la Organización Mundial del Comercio (OMC) y no violaría ningún estatuto internacional. 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.