La incertidumbre y la esperanza guiaron la moda en América Latina este 2018

La relación de América Latina con la industria de la moda es dual. Por un lado, es un territorio rico en finas materias primas y por el otro, aún lucha por hacerse un lugar en la escena internacional. La crisis económica, la desigualdad y los desestabilizantes movimientos políticos de la región se enfrentan a una creatividad que se inspira en sus raíces ancestrales y en la visión de un mundo contemporáneo que se nutre de la globalización.


Luis Vuitton regresa a Argentina con una primera apertura en Buenos Aires

La depreciación de la moneda en Argentina, la desaceleración del crecimiento en Brasil y la incesante crisis en Venezuela, que la ha llevado a que el Fondo Monetario Internacional estime su inflación para 2019 en 10 millones %, no han impedido que grandes marcas extranjeras continúen su apuesta por esta zona. En medio de este panorama, el Banco Mundial ha estimado un ligero crecimiento estimado en un 0,6 % en 2018 y del 1,6 % en 2019 para América Latina y el Caribe.

 
Un interés internacional

Tras seis años de ausencia en Argentina, Louis Vuitton, encarnación del lujo francés, volvió en octubre pasado con una pop up store en el centro comercial Patio Bullrich de Buenos Aires. La firma, propiedad del grupo de lujo número uno mundial LVMH, ofrece por primera vez al público argentino la colección ready to wear de su director artístico, Nicolas Ghesquière. Esta cautelosa apertura, que se extenderá hasta abril de 2019, permitirá medir la recepción de los consumidores locales y evaluar si pueden haber otros proyectos a la vista en el país, al mismo tiempo que refleja que el interés por el mercado argentino no decae.

En cuanto al impacto de la moda fast fashion en América Latina, es el grupo español Inditex quien lleva la batuta. Junto a Zara como su buque insignia y a sus hermanas menores Bershka y Stradivarius, Inditex se ha instalado desde hace un tiempo en países latinoamericanos, en muchos de los cuales se han consolidado como el líder del retail de moda, como es el caso de Colombia. Las diversas marcas del gigante español se impusieron por un 25 % de ventaja a fuertes conglomerados locales como Grupo Crystal y STF Group en territorio colombiano.

Tratando de no quedar rezagado, el segundo actor del fast fashion mundial, la cadena sueca H&M, ha ido escalando posiciones al sumar 13 tiendas en Chile, 11 en Perú y 4 en Colombia. Asimismo, desembarcó este año en Uruguay.


El Corte Inglés se alía con el grupo peruano Intercorp para crecer en el país - El Corte Inglés

Por otro lado, en octubre pasado, los almacenes españoles El Corte Inglés encontraron en Intercorp a su socio local en Perú para impulsar sus diversas líneas de negocio, particularmente su marca Sfera, dedicada a la indumentaria, zapatos y accesorios para mujeres hombres y niños. Intercorp es un grupo compuesto por 13 sociedades que operan en sectores tan diversos como la moda, el turismo, la educación y la banca. El Corte Inglés, bajo el liderazgo de Jesús Nuño de la Rosa desde junio último,  ha realizado alianzas similares, como la que mantiene con los almacenes Palacio de Hierro en México.

 
La moda local invierte para crecer

Las grandes marcas locales no han querido desentonar con las enseñas internacionales, por lo que este año se han dedicado a ajustar sus estrategias y a invertir en proyectos de expansión de diversa índole. En el camino, algunas de ellas no han resistido los embates económicos.

A inicios de año, la minorista chilena Falabella, con presencia en Chile, Perú, Colombia, Argentina, Brasil, Uruguay y México, dio a conocer que invertirá 3900 millones de dólares en su plan de negocios de 2018 a 2021. Según indicó la compañía, un 32 % del presupuesto estará dedicado a la inversión en infraestructura logística y tecnológica; un 31 % se destinará a las ampliaciones y renovaciones de tiendas ya existentes, lo que incluye desarrollar espacios de click & collect, un servicio de retiro en tienda de compras online; mientras que el 37 % restante se utilizará en la apertura de 108 locales y ocho centros comerciales.

 
El largo camino del e-commerce

Fue justamente Falabella, dueña de tiendas por departamento, mejoramiento del hogar, supermercados, inmobiliario y servicios financieros, quien en agosto pasado dio la sorpresa al haber adquirido la plataforma mexicana Linio por 138 millones de dólares. Con esta compra, Linio se convertirá en una “vitrina” para los productos de las empresas del grupo, mientras que Falabella aportará a la plataforma “sus capacidades propias del retail, logística, red de tiendas, acceso a proveedores, surtido de productos, conocimiento del cliente y facilidad de medios de pago”. Sin duda, una situación beneficiosa para ambas empresas, la chilena fundada en 1889 y la mexicana, en 2012.


Falabella adquirió la plataforma mexicana Linio - Falabella

Continuando el camino del comercio electrónico, el gigante latinoamericano de este rubro, el argentino Mercado Libre, se ha preocupado este año por consolidar su liderazgo en la región, sin olvidar su lado humano. La compañía de e-commerce se ha trazado la meta de invertir 10 millones de dólares en start ups regionales que promuevan una mejorar experiencia de los usuarios en el comercio online y offline para impulsar los mercados emergentes en los que se ubica. Asimismo, la popular plataforma fundada en 1999 ha potenciado sus sistemas logísticos al establecer alianzas con socios locales, ha modernizado sus herramientas de pago, además de establecer tiendas de Ebay en sus webs de Colombia, Chile, México y Uruguay. Finalmente, Mercado Libre se coronó entre las mejores empresas para trabajar a nivel mundial, según la consultora Great Place to Work, ocupando el séptimo puesto de entre 7000 organizaciones seleccionadas. Un logro que se aplaude.

El e-commerce en la región avanza a paso firme con ventas por 57 000 millones de dólares, lideradas por Brasil y México que responden por más de la mitad de esta cifra, según dio a conocer un informe de Linio en noviembre último. El documento señaló que América Latina aporta cerca del 3 % del comercio electrónico mundial y que esto ha sido posible gracias a la reducción de la brecha digital, la inversión en infraestructura y a una población cada vez más bancarizada.

 
Las marcas locales hacen frente a desafíos

El año 2018 marcó un hito para el colombiano STF Group. En total, sumó más de 430 puntos de venta en el continente, además de sus 3 tiendas virtuales, y como cereza en el pastel se lanzó por primera vez en el mercado masculino con su línea STF Man, inaugurada a mediados de diciembre.


La nueva tienda de STF Man en el centro comercial Pacific Mall de Cali - FashionNetwork.com

Para Alpargatas, la historia fue muy distinta. Márcio Utsch dejó el cargo de CEO del grupo brasileño después de permanecer en él por 15 años, en los que convirtió a la empresa en el primer grupo de calzado de América del Sur. El escándalo de corrupción de Petrobras en noviembre de 2015 empañó a Camargo Correo, en ese entonces propietario de Alpargatas, y desencadenó que ésta pasara por diferentes manos, que vendiera algunas de las marcas de su portfolio comercial, que recortara personal y que cerrara algunas de sus plantas productivas. Utsch será reemplazado en el primer trimestre de 2019 por Roberto Funari, quien pertenecía al consejo de administración, y que deberá hacer frente a las iniciativas liberales, medidas proteccionistas y políticas de ultraderecha anunciadas por el presidente electo Jair Bolsonaro.

También durante este año, la región ha recibido nuevos centros comerciales que se han hecho con innumerables metros cuadrados para ofrecer tanto marcas nacionales como extranjeras. Entre ellos tenemos al colombiano Viva Envigado, el más extenso del país, el chileno Parque Angamos perteneciente a Parque Arauco y a Patio Design, el primer lifestyle center de Bolivia. Por su parte, el complejo Buenos Aires Design de Argentina estuvo al borde del cierre, mientras que la prohibición de negociaciones en moneda extranjera y las restricciones a las importaciones en Venezuela han causado una desocupación en los centros comerciales que alcanza hasta un 10 % en algunos casos.
 
Industria y creación

La industria textil ha presentado altibajos en la región. Entre los privilegiados encontramos a Perú, que vio aumentar sus exportaciones textiles en un 12,6 % durante los primeros nueve meses del año, mientras que Ecuador lo hizo en un 5,8 % durante el primer semestre. En el otro extremo tenemos a Argentina, que sufrió una caída el 71 % en sus exportaciones de moda en octubre, y a Colombia, que se contrajo en un 3,2 % en septiembre.


Ver desfile
Andrea Llosa - Spring-Summer2019 - Womenswear - Lima

Las Semanas de la Moda que se celebraron en cada uno de los países latinoamericanos continuaron sorprendiendo por el uso de materias nobles, mensajes de empoderamiento femenino e invitados especiales. Bogotá Fashion Week enalteció la artesanía colombiana con prendas que portaban bordados y pedrerías típicas de indígenas y artesanos. Por su parte, la 15ª edición de LIF Week en Perú fue una explosión de color que dejó entrever tejidos de algodón con técnicas ancestrales y otras telas respetuosas del medioambiente, junto a mensajes de inclusión en una sociedad muchas veces conservadora.

Al hacer un repaso de este 2018, hemos visto como América Latina continúa enfrentándose a un futuro incierto, al que le hace frente con un espíritu optimista, sin perder la sonrisa. Es por esto, que esta región emergente no baja los brazos y sigue luchando por materializar proyectos que le permitan alcanzar un mayor crecimiento y que se adapten a las necesidades de sus consumidores locales. Para este 2019, el crecimiento estará asegurado para aquellos que arriesguen en innovación, conectividad y que privilegien poner en valor su identidad.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosModa - CalzadoModa - OtroLujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - CalzadoDistribución
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER