×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
7 sept. 2022
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Fashion Week de Nueva York celebra sus 60 años en la Gracie Mansion con grandes marcas, nombres internacionales y nuevos talentos

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
7 sept. 2022

La Semana de la Moda de Nueva York, que se inaugura el jueves por la noche, celebra esta temporada su 60º aniversario con grandes marcas, nombres internacionales y jóvenes talentos en un lugar muy especial, la Gracie Mansion, con el alcalde Eric Adams como anfitrión.


Gracie Mansion - Foto: Shutterstock - Photo: Shutterstock


La Fashion Week de Nueva York, que actualmente cuenta con un total de 141 desfiles en directo, repartidos en ocho días, parece repuntar más rápido que muchos de sus competidores, en una temporada que incluye eventos de más de una docena de grandes casas europeas.
 
El cóctel de inauguración oficial tendrá lugar en la Gracie Mansion, aunque no es la primera vez que este gran edificio colonial del East River acoge al mundo de la moda: los alcaldes Bill de Blasio, Michael Bloomberg, Rudy Giuliani e incluso Abe Beame, en 1977, organizaron eventos en este escenario. Pero desde que fue elegido en enero, el alcalde Adams se ha mostrado como un ferviente aficionado a la moda, disfrutó de los desfiles de Michael Kors y Ralph Lauren y asistió a la Gala del Met. Adams apareció con un frac con estampado de grafiti del diseñador nigeriano Laolu Senbanjo, de Brooklyn, en el que se leía poder con dramatismo "End Gun Violence".

Además, Adams ha dejado patente su apoyo a la industria de la moda y a la temporada bianual, que se calcula que atraía a unos 150 000 visitantes y generaba unos 600 millones de dólares por temporada antes de la pandemia.
 
"El Ayuntamiento siempre ha sido amigo de la moda. Pero tener un alcalde que de verdad valora el papel de la moda en la creación de empleo y en la economía en general es algo genial. No podríamos estar más contentos de que el alcalde Adams y Anna Wintour se encarguen de dar inicio a esta nueva temporada en la Gracie Mansion", explicó Steven Kolb, director general del Consejo de Diseñadores de Moda de Estados Unidos (CFDA), organizador oficial de la temporada neoyorquina y que será el copresentador del acto.
 
La recepción del alcalde también pone de manifiesto un nuevo dinamismo en la Semana de la Moda de Nueva York, liderado por el deseo de crear temporadas mucho más inclusivas y respaldado por la política de descubrir una nueva generación de talentos.
 
"Me siento muy orgulloso de que esta temporada más del 20 % de las marcas estén lideradas por diseñadores de color. Hace tiempo que se cuestiona la falta de diversidad en nuestra industria. Es un debate muy importante que hemos mantenido en Estados Unidos. Ver que el programa de la próxima temporada refleja una mayor diversidad, bueno... es algo que me entusiasma", dijo Kolb.
 
Las grandes protagonistas en Nueva York serán las poderosas marcas multimillonarias como Tommy Hilfiger, Michael Kors, Tory Burch, Coach y Tom Ford, que está previsto que cierre la temporada con un desfile nocturno el miércoles 14 de septiembre. Proenza Schouler inaugurará la pasarela oficial en la media tarde del viernes 9 de septiembre. 
 
Pero puede que la gran sorpresa sea la llegada de un cuarteto de grandes casas europeas para desfilar. Desde Fendi, la marca estrella de origen romano del conglomerado de lujo LVMH, que celebrará el 25º aniversario de su bolso Baguette, hasta Bottega Veneta y Marni, la favorita de los expertos en moda de vanguardia. También participarán el gigante deportivo Puma y la sueca Cos.
 
"Hace tiempo que mantenemos conversaciones con Marni y Fendi. Considero su llegada como una reafirmación del poder del mercado estadounidense. La mejor forma de llegar a los consumidores estadounidenses, y de construir una marca y un negocio en EE UU, es venir a Nueva York. Todo forma parte del creciente reconocimiento de la ciudad de Nueva York como plataforma para las marcas internacionales. No pretendo ser nacionalista. Siento lo mismo por Thom Browne o Altuzarra cuando desfilan en París e izan nuestra bandera estadounidense", afirmó Kolb.
 
Muchas marcas europeas también se suman a la acción, con fiestas de Isabel Marant, Givenchy y una fiesta en el ático de un rascacielos para celebrar la nueva Cara Loves Karl, una colaboración entre Cara Delevingne y Karl Lagerfeld. El lunes, Vogue celebra su 130º aniversario y tendrá lugar el evento Harper's Bazaar Icons, el primero desde que se produjo la pandemia, que se celebra con Bloomingdales, para añadir un extra de entusiasmo.
 
Otras marcas que seguramente atraerán una gran demanda de invitaciones son Altuzarra, Brandon Maxwell, Carolina Herrera, Gabriela Hearst, Jason Wu, Khaite, LaQuan Smith, Prabal Gurung, Sergio Hudson y Victor Glemaud.
 
No obstante, varias marcas destacadas como Marc Jacobs, Monse o Pyer Moss no figuran en el calendario oficial. Monse desfilará el jueves con American Express, como parte de una activación de consumo con los titulares de tarjetas de internet. Jacobs lleva tiempo sin desfilar dentro del calendario, y el último evento de Pyer Moss fue un desfile de alta costura del diseñador Kerby Jean-Raymond fuera del programa oficial en julio de 2021.
 
Sin embargo, el gran nombre ausente es el de Ralph Lauren, la marca más famosa de Estados Unidos, que después de organizar un desfile único en el Museo de Arte Moderno de Nueva York, se trasladará, al menos durante una temporada, a Los Ángeles para celebrar un desfile el 13 de octubre.
 
"No me sorprende en absoluto la decisión de Ralph. Ralph Lauren es el embajador de la moda estadounidense y que se vaya a Los Ángeles es una gran perspectiva de consumo, una idea tremenda. Tampoco me sorprendería que un día fuera a París. Cuenta con una infraestructura internacional", declaró el director general del CFDA.
 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.