×

La Fashion Week de Londres muestra la moda como política contemporánea

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
today 19 feb. 2019
Tiempo de lectura
access_time 4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Carl Philipp Gottfried von Clausewitz, el teórico militar, escribió que la guerra es la continuación de la política por otros medios. A veces la moda también lo es.


Vivienne Westwood - otoño-Invierno 2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula


Como ejemplo el desfile protesta de Vivienne Westwood en Londres; una actuación de propaganda política en una pasarela de moda dirigida por el líder de Greenpeace, John Sauven.

El nombre de su última colección es "Homo Loquax," que significa hombre hablador o charlatán. La mitad del elenco de este desfile mixto pronunció discursos políticos, entre ellos Sauven.

Westwood lleva muchos años luchando para alertar a la gente de los peligros del calentamiento global. Esta temporada dio un paso más en su compromiso en un desfile abarrotado en el interior de la Iglesia de San Juan en Westminster
 
Más de una veintena de activistas de diversos movimientos, desde anti-fracking hasta anti-Brexit, caminaron con micrófonos de diadema, hablando y alardeando. 
 
"Años de inacción han provocado una crisis en el mundo. Debemos actuar ahora. Este sistema financiero podrido nos ha llevado a alcanzar el límite. Aunque las corporaciones petroleras como BP estarán felices si superamos ese límite", advirtió Sauven, vestido con un traje gris oscuro de Westwood.
 
Otro caballero llamado Daniel Lismore, ataviado con un chal de comanche y poco más, dijo que se había unido a Vivienne para recaudar 100 millones de dólares para frenar el calentamiento global.
 
Su estilismo parecía una acotación. Pero estuvo bastante bien: trajes y abrigos atrevidos de cuadros escoceses; trajes tipo esmoquin gastados y con las piernas al aire, y botas cowboy de charol para hombre; abrigos extremos de cuadros rojos con enormes cuellos tipo mantón, leggings fantásticos y plumíferos con imágenes abstractas.
 
Al final, Westwood recorrió la pasarela elevada cantando la canción infantil "Round and Round the Village", mientras los modelos desfilaban con pancartas, carteles políticos y manifiestos. 


House of Holland - Otoño-Invierno 2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula

 
Henry Holland, una generación más joven, protestó contra la creación de fronteras. Theresa May dijo una vez que si eres un ciudadano del mundo, eres un ciudadano de ninguna parte. Debería habérselo dicho a Holland, que tituló su última colección "Global Citizen."

La presentó en una pasarela llena de carteles y manifiestos políticos, una propuesta comercial estricta, que sugerían que ser un globalista y no un vulgar nacionalista no es algo malo. Su elenco multiétnico parecía estar de acuerdo, los modelos salieron con aire arrogante, vestidos con trajes neón de Príncipe de Gales; camisetas desteñidas de algodón de Camboya; faldas fruncidas y algunos vestidos de cóctel fantásticos, de un solo hombro y rematados con boinas tipo Che Guevara. Todo combinado con botas Grenson, minicinturones Obi y tirantes de punto.
 
Todo ello respaldado por la excelente selección de Nick Grimshaw, un esfuerzo valiente por parte del siempre optimista Holland.
 
"Imagina un mundo sin colores. Sin nombres, sin mediciones, porque la vida no se mide en millas", rezaba la nota del programa.
 

Zilver - Otoño-Invierno 2019 - Womenswear - Londres -© PixelFormula


Es posible que se esté produciendo el Brexit, pero Londres sigue siendo un atractivo para muchos talentos extranjeros. Una gran marca que actualmente está en racha en Londres es Zilver, la última encarnación de Pedro Lourenço, un brasileño prodigio que se está convirtiendo en un gran diseñador.
 
Ayudó que Lourenço celebrase su último desfile en un gran espacio, debajo de Phonica, la mejor tienda de LP para coleccionistas del Soho. Un desfile mixto en el que la energía de Londres se fusionaba con la sensualidad y erotismo de São Paolo, de donde es natural Lourenço.
 
Sus mejores looks: chalecos del oeste en dos tonos; pantalones surferos plateados para hombres; chaquetas y abrigos de ciencia ficción para crear una colonia galáctica espacial. Para las mujeres, una cazadora de piel brillante convertida en vestido; un vestido mini lleno de cremalleras en tela de paracaídas y un mono reconstruido de un material similar con mucho descaro. Ropa con actitud pero muy ponible.
 
Pedro bautizó esta colección con el nombre de "Classics of the Future", pero debería haberla llamado "Ultima Thule chic".
 
Por último, la capacidad de Londres para influir en la mente se hizo patente en un gran desfile de Erdem Moralioglu. 


Erdem - Otoño-Invierno 2019 - Womenswear - Londres - © PixelFormula

 
La inspiración estuvo bien escogida esta temporada, la famosa princesa romana Orietta Doria Pogson Pamphilj, una valiente antifascista,a la que se impidió ir a la escuela debido a sus creencias. Vivió en Reino Unido en los años 60 y se llevó consigo el Swinging London cuando volvió a Roma para hacerse cargo de una de las herencias aristocráticas más grandes de Italia y de un palacio de 1000 habitaciones situado en Via Del Corso, la calle principal de la ciudad.
 
El resultado fue una hermosa exhibición de vestidos de fantasía tipo jacquard; trajes de corte exquisito bordados con abalorios y vestidos de patricia ajustados en la cintura.  
 
La Alta Costura es, estrictamente hablando, un fenómeno francés. Sin embargo, es el término correcto para describir esta impresionante colección opulenta y seductora de Erdem. Y un ejemplo de moda que expresa una opinión político-cultural de tolerancia, comprensión y apertura. Nada malo dados los tiempos en que vivimos.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.