×

La difícil organización de una temporada masculina sin desfiles

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
8 abr. 2020
Tiempo de lectura
6 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Si bien toda la industria textil está casi parada en Europa y está reanudando lentamente sus actividades en Asia, la decisión de cancelar la mayoría de las semanas de la moda masculina y los principales salones del mes de junio se extendió como una onda de choque. ¿Cómo afrontarán las marcas no tener este gran momento de visibilidad que suponen los desfiles? ¿Cuándo y dónde presentarán su colección para la primavera-verano 2021 cuando no se beneficiarán de la afluencia internacional de compradores en una u otra de las capitales de la moda?


El hombre de Gucci desfilará con la mujer en septiembre - © PixelFormula



Todas estas son las preguntas que se hacen las casas de lujo, desconcertadas por la decisión de las principales instituciones de moda, desde París a Milán, pasando por Nueva York. La Semana de la Moda Masculina de París, que tendría lugar del 23 al 28 de junio, ha sido cancelada. La de Milán, inicialmente programada del 19 al 23 de junio, fue pospuesta hasta septiembre. Esta se celebrará durante la Semana de la Moda femenina, del 22 al 28 de septiembre. La de Nueva York, que se iba a celebrar del 8 al 10 de junio, se ha pospuesto, sin precisar nuevas fechas.

En el proceso, han sido cancelados en cascada los salones parisinos celebrados habitualmente a finales de junio (Man, Splash Paris, Tranoï, Unique, Interfilière y View), mientras que la gran cita de ropa masculina, que generalmente abre la temporada a mediados de Junio, Pitti Uomo, se pospuso del 2 al 4 de septiembre, lo que equivale a tres jornadas, en comparación con las cuatro habituales.

Desde Louis Vuitton hasta Dior, pasando por Giorgio Armani, Ermenegildo Zegna, Valentino o incluso Brioni o Berluti, la mayoría de las marcas de lujo no han querido responder a nuestras preguntas. Para ellos “es demasiado pronto”, “estamos evaluando la situación”, “estamos trabajando intensamente en todos los aspectos para afrontar los rápidos cambios que están teniendo lugar”, “todavía estamos  organizándonos internamente y necesitamos tiempo antes de que podamos pronunciarnos”...

Estas reacciones revelan, en cualquier caso, la gran angustia en la que se encuentran las casas hoy en día, ante una situación extremadamente incierta y cambiante. Solo Gucci se ha posicionado claramente, anunciando que su colección masculina desfilará en septiembre en Milán de forma “online con la decisión tomada por la Camera Nazionale della Moda Italiana (CNMI)”. Por lo demás, la marca principal de Kering también opinó “que todavía es prematuro tomar decisiones sobre las próximas campañas de ventas”, pero estarán listas “sea cual sea la decisión final tomada”.

Mientras tanto, como muchas otras marcas desde el inicio del confinamiento, Gucci está apostando por lo digital. Basándose en una experiencia piloto lanzada en los últimos meses, “activó una experiencia de showroom digital, accesible para todos los compradores y clientes que normalmente habrían venido a ver la colección in situ”. De esta manera, pudo “reproducir digitalmente la experiencia del showroom de una manera innovadora, dando la posibilidad de acceder a vistas de 360° de las diferentes prendas, acercarse a ciertos detalles y comprar la ropa deseada, todo a través de la misma herramienta”.

Para otros, como Lardini, una marca italiana especializada en ropa masculina de alta gama, que además abastece a otras marcas, la colección también será presentada a compradores internacionales de forma online, mientras que en Italia se presentará en los showrooms regionales de sus agentes. Sin embargo, el director creativo, Luigi Lardini, cree que no le será posible vender la colección primavera-verano 2021 en septiembre, como sugirieron desde la organización de Pitti Uomo y los desfiles masculinos durante este período.

Algunos de sus clientes multimarca, particularmente aquellos en Japón, su segundo punto de venta después de Italia, están exigiendo las primeras muestras para mediados de mayo. “Por esta razón, no participaremos en la próxima edición de Pitti Uomo. Consideramos que el salón es inútil en septiembre, porque nadie quiere comprar en ese momento, especialmente porque la colección de verano debe ser llevada al extranjero de noviembre a diciembre. Nos hubiera ayudado más que Pitti organizara su salón virtual en junio”, criticó Luigi Lardini.

Para el empresario, que ya había hecho los pedidos de las telas, la producción de la colección no le preocupa, siempre que las fábricas, ahora paradas, estén autorizadas a reabrir “máximo para el 18 o 19 de abril”. “El gran problema es la falta de claridad por parte del Gobierno y las instituciones. La gente quiere tener cierta seguridad y tranquilidad”, agregó.
 

La fábrica de Lardini está por el momento modificada para fabricar mascarillas -DR



Pal Zileri, otra marca de menswear de lujo, que generalmente presenta su línea joven “Lab Pal Zileri” en el salón florentino, ha confirmado su presencia en el próximo Pitti Uomo. “Todo se comprimirá en septiembre, pero es importante que nos encontremos en el salón porque el negocio debe comenzar de nuevo. Tenemos que dar una señal fuerte, que es los que necesita el sistema de la moda. De hecho, estamos volviendo a lo que se practicaba en los años 80, cuando las colecciones masculinas se presentaban con las femeninas. Eso podría convertirse en una oportunidad para cambiar los ritmos de las Semanas de la Moda actuales, de las que todos se quejan”, dijo Maria Rosaria Lombardi, directora de comunicaciones y marketing.

Al frente de la concept store de lujo milanesa 10 Corso Como, Carla Sozzani va en la misma dirección. “Una realineación a un período menos concurrido y más consistente con las estaciones permitiría un contenido más innovador”, subrayo Sozzani, evocando “un momento histórico muy difícil”.

Para Pal Zileri, la colección para el verano de 2021 ya estaba lista y su producción había sido lanzada. Pero con la emergencia del coronavirus, el grupo fue llevado, como sus competidores, a repensar su organización. “Es evidente que la campaña de ventas de verano tendrá una forma reducida", mencionó.

"La llegada de compradores extranjeros a Milán difícilmente será posible en junio. Como resultado, nos estamos activando para construir un showroom virtual”, continuó Maria Rosaria Lombardi.

“Si las empresas pudieran reiniciar su actividad en Italia después de Pascua, alrededor del 16 de abril, esto permitiría entregar las colecciones de verano a finales de junio y comenzar a trabajar en las de invierno. Digamos que el elemento positivo de este mes de junio privado de eventos es que ya no hay una espada de Damocles para las marcas, con lo que se les da más flexibilidad para hacer sus colecciones”, consideró Claudio Marenzi, CEO de la marca Herno y presidente de Pitti Immagine y de Confindustria Moda, la organización empleadora del sector textil y de la confección en Italia.

Para él, es imposible imaginar hoy cuál será el estado de ánimo de los distribuidores y compradores en junio, en medio del “desconfinamiento”. “Hay que entender en qué momento estarán preparados mentalmente para comprar en el verano de 2021. Dudo que suceda en junio. Lo más probable es que habrá una dilución de la campaña de ventas hasta septiembre. Este será el momento clave de la temporada, con ventas, que se organizarán virtualmente o como en el pasado, cargando la colección en el coche para ir a presentársela a los distribuidores”, explicó.

"Las marcas que esperan vender entre junio y agosto ciertamente venderán menos que las que se posicionarán en septiembre porque las tiendas no estarán listas para comprar tan pronto. Además, esto permitirá más tiempo para producir. Sin duda, los actores en la moda comenzarán a moverse un poco a partir de finales de agosto”, sostuvo Claudio Marenzi.

En la incertidumbre actual y con poca visibilidad sobre el tipo de medidas que se tomarán en la fase de desconfinamiento, las preguntas son numerosas y los rumores abundan. En septiembre, las Fashion Weeks adoptarán inevitablemente un nuevo formato, probablemente con un público reducido.

Ya se rumora que Londres y Nueva York también podrían abdicar en septiembre. Al igual que Milán, París organizará desfiles mixtos masculinos y femeninos. Según algunos, incluso se podría agregar una semana reducida para hombres después de la Semana de la Moda femenina a principios de octubre en la capital francesa.

Por parte de la Federación de Alta Costura y Moda, ellos aseguran que la organización de la Semana de prêt-à-porter de septiembre aún no está en la agenda. Dada la situación, todos los escenarios aún están por ver. Pero hasta la fecha no se ha decidido nada.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.