×
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
20 sept. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Comisión Europea estaría dispuesta a prohibir los productos de Xinjiang

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
20 sept. 2021

Úrsula von der Leyen, presidente de la Comisión Europea, ha indicado que la rama ejecutiva de la UE propondría una prohibición de los productos realizados mediante trabajo forzoso. Si bien China no ha sido mencionada directamente, la declaración abarcaría los productos textiles de la provincia de Xinjiang, una región donde se acusa a China de imponer trabajos forzosos a la minoría musulmana local, la comunidad uigur.


Ursula von der Leyen - Commission Européenne


"A nivel mundial, 25 millones de personas son sometidas o amenazadas con trabajos forzosos", dijo la jefa del ejecutivo europeo durante su discurso sobre el Estado de la Unión.

“Nunca permitiremos que se vean obligados a fabricar productos para luego ofrecerlos a la venta aquí en Europa. Por lo tanto, propondremos prohibir en nuestro mercado productos que hayan sido producidos mediante trabajo forzoso. Los derechos humanos no están a la venta a ningún precio”, exclamó.

La noticia no tardó en provocar reacciones, en particular entre los eurodiputados, en particular en los que han sido recientemente objeto de sanciones chinas.

"¡Por fin!", celebró uno de ellos, Raphael Glucksmann

"Esto es lo que llevamos meses pidiendo. Las multinacionales harán todo lo posible para bloquear esta medida. ¡Movilicémonos!", advirtió.

Otra en reaccionar a la medida fue la organización Sherpa. "Sherpa ha hecho campaña durante 20 años para responsabilizar a las multinacionales por las violaciones de derechos humanos en sus cadenas de valor. Seguimos movilizándonos para obtener propuestas concretas sobre responsabilidad corporativa para iniciar un cambio sistémico a nivel europeo".

Sin embargo, Úrsula von der Leyen no involucró directamente a China cuando habló de trabajo forzoso. Esto puede explicar en parte la ausencia, por el momento, de la reacción de Pekín a esta perspectiva. Como recordatorio, China refuta cualquier acusación de trabajo forzoso, pese a ello acepta plenamente la presencia de establecimientos cerrados destinados a la formación e integración de la minoría uigur.

Por otro lado, Pekín intervino al día siguiente de las declaraciones europeas con respecto a la nueva estrategia de relaciones UE-China decidida por el Parlamento Europeo. Denunciando un informe que "acusa a China sobre temas relacionados con Hong Kong, Xinjiang y Taiwán sobre la base de prejuicios y mentiras", según un portavoz.

"En la compleja situación actual, donde los desafíos globales se entrelazan y multiplican, es particularmente importante garantizar que las relaciones entre China y la UE no sean secuestradas por ideologías y geopolíticas", indicó.


Trabajadores uigures en una fábrica en Hotan (Xinjiang) en 2019- - Shutterstock


En Francia ha habido un sorprendente silencio en la Embajada de China. No obstante, el embajador Shaye Lu se había distinguido por calificar de "pequeño granuja", "troll ideológico" y "hiena loca" al investigador de la Fundación para la Investigación Estratégica Antoine Bondaz, quien ha sido muy activo en el caso de los uigures. Insultos que, sumados a las sanciones chinas contra los europarlamentarios, llevaron a una citación al Quai d'Orsay del embajador, quien también acusó al personal de los centros de cuidados para personas de la tercera edad franceses o Ephad de haber "abandonado sus puestos" durante la crisis, y de haber abandonado a los residentes "a morir de hambre y enfermedades". Como coincidencia, el mismo día del discurso de Úrsula von der Leyen, Shaye Lu informó su encuentro con el rector de la Gran Mezquita de París, Hafiz Chems-eddine.

Por su parte, el Instituto Uigur de Europa tomó nota de las declaraciones europeas. Pero el organismo, que está llamando a una manifestación contra el trabajo forzoso de los uigures el 2 de octubre en París, quiere ir más allá. "Los hechos ya se conocen, ¡debemos reaccionar! Queremos un reconocimiento oficial y una condena del #genocidiouigur en #Francia y en toda la UE", dijeron sus representantes.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.