×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
12 feb. 2021
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La baja demanda de ropa de fiesta y el Brexit golpean a Ted Baker en el cuarto trimestre

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
12 feb. 2021

Ted Baker es uno de los últimos grandes nombres en presentar una actualización de las operaciones del trimestre navideño, y el jueves dijo que las 13 semanas de noviembre hasta finales de enero hicieron que sus ingresos se desplomasen.


Ted Baker


Sin embargo, de cara a los resultados para todo el año (que se presentarán a finales de mayo), la empresa ha dicho que su plan de transformación se mantuvo "en marcha [en el cuarto trimestre] a pesar de los trastornos causados por el coronavirus".

Lamentablemente, espera que estos trastornos tengan "un impacto material negativo en ambos canales por el cierre de tiendas" hasta finales de mayo, seguido de "una recuperación gradual hasta el final del primer semestre".

Después de que el director de JD Sports, Peter Cowgill, dijera que el Brexit está siendo de momento peor de lo que esperaba, Ted Baker explicó que tras el acuerdo del Brexit que permite un comercio "libre de aranceles y cuotas" alcanzado a finales del año pasado, los costes han aumentado. También señaló que "el grupo prevé un aumento gradual de costes de hasta 5 millones de libras, que reflejan los costes de aduana adicionales y los costes de envío que se ven parcialmente compensados por el nuevo potencial de almacén de aduanas".

Pero, ¿qué fue lo que ocurrió realmente durante el cuarto trimestre? Los ingresos del grupo se desplomaron un 47 % con respecto al año anterior, por el "importante impacto negativo" de la pandemia que le obligó a cerrar sus tiendas de Reino Unido durante la mayor parte de ese periodo, junto con gran parte de su cartera internacional.

Mientras las tiendas estuvieron abiertas, "la afluencia de público se trasladó a las afueras de la ciudad y a comercios de barrio donde nuestra presencia física es mínima", explicó. Además, "las ventas se han visto afectadas negativamente por la caída de la demanda de ropa exterior y de ocasión durante el periodo navideño".

Pero su oferta informal "ha estado demandada por nuestros clientes.  Los índices de venta han superado la media en partes de arriba, pantalones, accesorios y calzado".

La caída de las ventas también puso de manifiesto "cierres permanentes selectivos en los centros en los que no se pudo alcanzar un acuerdo de alquiler comercial con los propietarios".

La cifra de ingresos no se vio favorecida por la caída de la facturación de ventas mayoristas y licencias en un 44 %, debido a "la cautela en los pedidos de los gestores de las tiendas desde el comienzo de la pandemia y los retrasos en los envíos relacionados con el Brexit a finales de este periodo".

Casi todo lo anterior son malas noticias, está claro. Pero la noticia realmente mala fue que el comercio electrónico solo sirvió para llenar un poco el vacío. El comercio electrónico ha sido la tabla de salvación de muchos minoristas de moda en el último año.  Pero las ventas electrónicas D2C (directo al consumidor) de Ted Baker solo aumentaron un 2 %, perjudicadas por la ya citada caída de la demanda de su oferta principal de fiesta y ropa de abrigo. Las ventas electrónicas internacionales del grupo cayeron incluso un 1 %. A pesar de esa baja, representaron el 63 % de la cifra total de ventas minoristas de la firma, por encima del 33 % de hace un año.

Sin embargo, una nueva plataforma de comercio electrónico, "que mejorará significativamente la funcionalidad y la flexibilidad, sigue en en desarrollo para su lanzamiento a finales del trimestre actual".

Como nota positiva, ha dicho que su empresa conjunta de China, Hong Kong y Macao ha seguido experimentando "un sólido crecimiento de ventas, con un aumento de ventas del 14 % durante el periodo y un del 33 % en China continental".

Puede que la empresa esté pasando apuros, pero parece contar con efectivo suficiente para superar la crisis, con una liquidez neta disponible de 199,7 millones de libras, que incluye 66,7 millones de libras de efectivo y 133 millones de libras en instrumentos financieros. El grupo no recurrió a ninguno de estos instrumentos durante el periodo.  Además, cuenta con un amplio margen de liquidez para hacer frente a sus necesidades máximas de efectivo previstas para septiembre/octubre de este año.

La empresa también ha anunciado un nuevo acuerdo de licencia "que demuestra el progreso continuo de su estrategia de crecimiento digital y de reducción de activos".

Bedeck ha firmado un contrato como nuevo socio de licencia para ropa de cama y toallas a partir de enero de 2022, "con la prioridad clave de ampliar el alcance global de Ted Baker con estos productos".

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.