×
Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
5 jul. 2022
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

La Alta Costura de París arranca con Schiaparelli e Iris van Herpen

Traducido por
Rocío ALONSO LOPEZ
Publicado el
5 jul. 2022

La Semana parisina de alta costura arrancó con una brillante serie de desfiles en un soleado lunes en la capital francesa, con toques notablemente orgánicos en las colecciones de Schiaparelli e Iris Van Herpen.
 

Schiaparelli: la eterna influencia de Elsa


 
Schiaparelli abrió el lunes la temporada de Alta Costura de París con una evolución lúdica de los códigos y archivos de la casa, organizada en el Museo de Artes Decorativas del Louvre, donde la firma inauguró esta tarde una gran retrospectiva de la fundadora.
 
El diseñador Daniel Roseberry dio comienzo al desfile con un blazer de terciopelo, acabado con bordados de uvas negras, inspirado en los archivos originales de Elsa Schiaparelli, incluso si por detrás se veía un bonito y perverso corsé de color champán.


Schiaparelli Haute Couture otoño/invierno 2022 - Schiaparelli


Un sinfín de sugerencias chic, con pezones, reales o metálicos, a la vista. Expuestos sobre corsés de crepé negro, vestidos escotados o sujetadores transparentes de encaje de Chantilly
 
Pero lo más destacado fueron los accesorios y los bordados, ya que el atelier de Schiaparelli colocó vainas metálicas de trigo, orejas esculturales, perlas verde pálido como uvas o cruces surrealistas en unos hombros realizados con poderosa sastrería.
 
Desde el primer look, se sabía que estábamos en un auténtico desfile de Alta Costura parisino; la gran floritura de los conjuntos, los fantásticos detalles y la hiper sofisticación. Roseberry diseñó con gran floritura, desde las faldas en forma de bulbo de satén verde pálido hasta los vestidos en forma de reloj de arena.
 
Tuvo alguno que otro fallo: un vestido de cóctel barroco de perlas del que colgaban pompones de terciopelo negro como una tarántula borracha. Pero, en general, fue todo un triunfo para Roseberry.  En sólo un par de años, Daniel ha colocado a Schiaparelli en el centro de la conversación de la Alta Costura, con un look reconocible al instante y un estilo chic y sugerente.
 
"Queríamos el rigor y la crudeza de la temporada pasada pero con más alegría, diversión y feminidad. Inspirados en Elsa, en un momento tan importante para la casa", explicó tras el desfile, al que asistieron Pixie Lott y Emma Watson
 
Este show no hará más que aumentar la atención sobre la marca, cuyo CEO y propietario, Diego Della Valle, estaba radiante en una primera fila en la que se encontraban también Marisa Berenson, Jean Todt y su esposa Michelle Yeoh, Chiara Ferragni y Rossy de Palma.
 
Terminando con un gran impulso, como los tulipanes pintados a mano en tres dimensiones y las flores de piedra y metal de color púrpura que florecían en vestidos de terciopelo negro sin tirantes y corsés de satén lila. Ecos de Christian Lacroix, pero con mucho más gusto y glamour.
 
Todo ello en una pasarela negra con una banda sonora de temas de películas de los años 90, desde Parque Jurásico hasta Star Wars, lo que contribuyó a la sensación de ingeniosa grandeza. Su sombrero preferido fue un canotier de ala ancha en el que estaban sujetas unas palomas doradas. Las palomas de satén blanco volaban por los hombros; y dos tórtolas formaban una pareja en el look final.
 
"La paloma de la paz fue un momento que cerró el círculo, ya que teníamos la paloma de la paz de Gaga. Y es un código, una creencia y un mensaje de la casa. También sentí que necesitábamos más romance en este momento, y más ternura", explicó Roseberry, refiriéndose al vestido de la ceremonia de investidura que usó Lady Gaga.
 
"Cuando empecé a diseñar aquí, dudé mucho en hacerme eco del trabajo de Elsa, ya que no quería que fuera demasiado literal, ni que imitara a Elsa. Pero luego el museo me reveló todos los archivos y cómo su trabajo da una capa de profundidad a lo que hacemos hoy. Muchos de los bordados eran referencias o imitaciones de lo que ella hacía en aquella época", sonríe Daniel, que sin embargo revela que no tiene la biografía oficial de la fundadora Elsa. 
 

Iris van Herpen: Alta Costura posthumana


 
Iris van Herpen nos mostró la Alta Costura del metaverso, aunque no con la imaginería caricaturesca del naciente mundo virtual, sino con un momento melifluo y mágico de moda poética.


Iris van Herpen Haute Couture otoño/invierno2022 - Iris van Herpen


Van Herpen ya ha unido antes la tecnología y la moda, pero rara vez con tanta delicadeza y finura. Para ello se inspiró en los mitos griegos de Narciso, Aracne y la historia de amor de Apolo y Dafne.
 
El resultado fue una combinación del poema Metamorfosis de Ovidio, materiales tecnológicos avanzados e inesperados y formas biomórficas.
 
Iris logró una especie de primicia con un nuevo material de Alta Costura hecho de cáscaras de semillas de cacao, fruto de una colaboración con un proyecto de helado vegano con Magnum.

Pero mucho más elocuente fue un impresionante vestido de transición confeccionado en organza de vidrio, que se arremolinaba en torno a una diminuta pechera central. O un estupendo vestido con corpiño de Aracne, de poliseda blanca escalada y cosida en una explosión de hilos sueltos que colgaba de forma tentadora por delante del torso. O un romántico look de valquiria, con bustiers de cuero alternativos, con mil hilos de láser de color lila metálico cortados en tirantes. 
 
En un momento en el que las grandes marcas de moda han hecho inversiones millonarias en el metaverso y en Roblox, el resultado neto suele ser avatares caricaturescos y poco elegantes que tienen tanto que ver con el lujo real como la sibarita con la Madre Teresa. Por eso fue agradable presenciar las últimas concepciones de Alta Costura de Iris van Herpen. El verdadero lujo de la moda, como el buen sexo, sólo puede apreciarse realmente en vivo. 

Copyright © 2022 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.