Kering, dueño de Gucci, pagará 1250 millones de euros en Italia para resolver disputa fiscal

El grupo de artículos y moda de lujo Kering, dueña de Gucci e Yves Saint Lauren, ha llegado a un acuerdo con las autoridades italianas por el cual abonará 1250 millones de euros para resolver una disputa fiscal sobre sus actividades en el país entre 2011 y 2017, según ha informado en un comunicado.


Reuters

Dicha cifra se compone de un pago de 897 millones de euros en concepto de impuestos, así como más de 353 millones de euros a modo de penalización e intereses por pago atrasado.

Este desembolso impactará los resultados de Kering en el presente año con un total de 600 millones de euros adicionales en concepto de gravámenes, al tiempo que el flujo de caja recogerá una salida extraordinaria de 1250 millones de euros.

El fisco italiano acusaba a Gucci de haber evadido impuestos durante varios años. Las oficinas de la firma en Milán y Florencia fueron registradas a este respecto en el año 2017. En concreto, los ingresos de Gucci entre 2011 y 2017 se registraron a través de una filial Suiza de Kering, Luxury Goods International (LGI), y las autoridades italianas defendían que la firma tendría que haber pagado impuestos en Italia y no Suiza.

Una vez finalizadas las investigaciones, Kering ha admitido a las autoridades que Gucci tuvo una "estructura permanente" en Italia entre 2011 y 2017, tras lo cual ha llegado al acuerdo para realizar el desembolso impositivo más el recargo que se exigía.

Copyright © 2019 Europa Press. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de esta web sin su previo y expreso consentimiento.

Lujo - Prêt-à-porterLujo - ComplementosLujo - OtroBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER