×

Juan Vidal, dulzura y sensibilidad sus "armas de mujer"

Por
EFE
Publicado el
3 feb. 2020
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Juan Vidal apuesta fuerte, una vez más, con una colección en la que pone el foco en el rosa y está cargada de "sensibilidad" y dulzura sin caer en lo cursi. La femineidad es un "arma" que da poder a la mujer.


Desfile de Juan Vidal en la MBFW Madrid - MBFW Madrid



"Se puede vestir de rosa y ser de armas tomar", ha dicho a Efe Juan Vidal que se ha inspirado en la escritora inglesa de novelas románticas Bárbara Cartland para confeccionar una colección "romántica".

En el último trabajo del diseñador alicantino no faltan elementos sexis. Los lazos de sus vestidos se "ciñen" a la silueta y la candidez del estampado de un oso se rompe con un atrevido vestido lencero de encaje y seda.

Fascinado por el discurso de la escritora y el rosa permanente en su vestuario, Vidal ha sabido cómo darle la vuelta a este color para no caer en el exceso, en monos de cuero y en vestidos acolchados.

Tinta las prendas de marrón, rojo, beige o gris "los tonos que más odiaba ella", comenta divertido, para crear junto a un elemento simbólico como el oso, fiel a la escritora que siempre tenía junto ella, un cándido estampado, que en el fondo no lo es tanto.

Los lazos, el símil romántico por antonomasia, envuelven a la mujer, "se enroscan en su cuerpo", la empodera y la ciñe hasta conseguir siluetas de los años 40, mientras que cuando los sitúa en el cuello aparecen sobredimensionados.

En su magnífica confección aparecen además de textiles fluidos, faldas y vestidos estructurados con pequeños miriñaques interiores para dar forma y volumen.

Un abrigo acolchado que ribetea con corazones o las "flechas del amor" en forma de lentejuelas sobre vestidos son detalles que nos recuerdan que San Valentín está muy cerca.

Una costura, la de Vidal, que crece con el tiempo con piezas que al diseñador le emocionan como dos chaquetas "upcycling", elaboradas a partir de un patrón de su padre, un "sastre siempre pendiente del detalle", con las telas que ha rescatado de su almacén.

"Es un homenaje a él", con una confección "patchword", una prenda muy "especial", de edición limitada con quince piezas de cada diseño.

El desfile ha terminado con dos trajes de novia, uno de ellos concebido para reinterpretar el que utilizó "Lady Di", "tenía una conexión evidente con Bárbara", una manera con la que Vidal reivindica sin complejos "un final feliz".

Antes, sobre la pasarela de la sexta jornada del desfile madrileño, Ángel Vilda, el alma creativa de Brains&Beast, busca en el desierto y su hostilidad un "Oasis".

Un concepto al que traslada una paleta en blanco y negro para después dar paso al color en textiles cien por cien natural como el algodón, la seda o la lana.

"Intentamos evitar la pura química", ha dicho el diseñador, mostrando patrones de siempre "pervertidos", aunque se puede reconocer su germen, eso sí, trasladado de manera inusual como un tejido de gabardina para confeccionar una falda y un acogedor poncho o un guipur para crear una sudadera.

El estampado "liberty" convive con "prints" digitales de inspiración cincuentera, que parten de "collages" de revistas antiguas.

Una de las piezas emblemáticas de esta colección es una falda con cintas que caen hacia el suelo que, colocada hacia arriba, se transforma en vestido.

Sobre la pasarela también se han visto faldas que son sudaderas gigantes invertidas o pantalones que terminan en puños camiseros que lucen como complemento un "canotier" del revés.

Duarte es una firma joven, que hace ropa de mujer y de hombre de entre 25 y 45 años. Una vez más, la colección arranca a partir de los tejidos y colores escogidos.

Inspirándose en un coche Alfa Romeo de los años cincuenta, el diseñador Kiko Font ha construido prendas muy funcionales de líneas contemporáneas, cortes más depurados y una paleta cromática con verdes, marrones, rojo, amarillo, caldero y dos azules uno pitufo y otro cerúleo que proyecta luminosidad.

Esta vez, esta casa ha querido dar más importancia al estilismo y presenta rebecas anudadas a la cintura del hombre y faldas con pantalones debajo para la mujer. El diseñador juega con la superposición y los colores para conseguir "looks" cuidados que respiran libertad combinados con deportivas.

Los armarios evolucionan, pero Duarte hace prendas sin fecha de caducidad, prescinde de la tiranía de la moda, lo importante para esta casa es vestir con calidad.

La sexta jornada de la 71 edición de la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid ha finalizado con la entrega del premio L'Orèal a la mejor colección que ha recaído en el diseñador Juan Vidal, su cuarto galardón en la pasarela madrileña.

El premio a la mejor modelo ha ido a manos de Natalia Sabe, un premio inclusivo al tratarse de una modelo de más de 50 años, que ha agradecido la "visibilidad" de todas las edades.

© EFE 2020. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.