Johnson & Johnson conocía durante décadas que había asbesto en su talco para bebés

Ante miles de demandas que alegan que su talco ha causado cáncer, J&J insiste en la seguridad y pureza de su producto icónico. Pero documentos internos examinados por Reuters muestran que los polvos de talco de la compañía a veces estaban contaminados con asbesto cancerígeno y que J&J escondió esa información a los reguladores y el público.


Hoy en día, los polvos de talco representan solo una pequeña parte de los ingresos anuales de J&J, pero se consideran algo esencial para la imagen de la empresa.. - Reuters

J&J se ha visto obligado a compartir miles de páginas de notas de la empresa, informes internos y otros documentos confidenciales con los abogados de algunos de los 11 700 demandantes que ahora afirman que el talco de la compañía ha causado sus cánceres.

Un examen de Reuters de muchos de esos documentos, así como testimonios de deposición y juicio, muestran que desde al menos 1971 hasta principios de la década de 2000, el talco crudo de la compañía y los polvos terminados a veces daban positivo para pequeñas cantidades de asbesto y que la compañía se preocupaba por cómo abordar el problema y no divulgarlo públicamente.

Aunque los métodos de prueba de J&J han mejorado con el tiempo, siempre han tenido limitaciones que permiten que algunos rastros de los contaminantes no se detecten y que solo se examine una pequeña fracción del talco de la compañía.

Los documentos también muestran los esfuerzos exitosos para influir en los planes de los reguladores estadounidenses para limitar el asbesto en los productos cosméticos de talco y en la investigación científica sobre los efectos del talco en la salud.


El vínculo entre el cáncer y el asbesto

La Organización Mundial de la Salud y otras autoridades no reconocen ningún nivel seguro de exposición al asbesto. Aunque mucha gente expuesta nunca haya desarrollado cáncer, para algunos, incluso pequeñas cantidades de asbesto son suficientes para desencadenar la enfermedad años más tarde. Muchos demandantes alegan que las cantidades que inhalaron cuando se espolvorearon con polvo de talco contaminado fueron suficientes.

En dos casos en Estados Unidos a principios de este año, J&J perdió los casos contra los demandantes que culpaban a los productos de talco de J&J contaminados con asbesto por su mesotelioma, una forma rara y agresiva de cáncer causada por la exposición al mineral.

Las decisiones fueron seguidas por un tercer veredicto en julio de 2018, en el que 22 demandantes, muchas de ellas mujeres con cáncer de ovario, tuvieron éxito al afirmar que los productos de talco de la compañía causaron su enfermedad. El jurado les otorgó 4690 millones de dólares (4130 millones de euros) por los daños.

Al mismo tiempo, al menos tres jurados han rechazado las afirmaciones de que los polvos de talco estaban contaminados con asbesto o que hubieran causado mesoteliomas en los demandantes. Otros no han podido llegar a un veredicto, lo que ha dado lugar a juicios nulos.

"Los abogados de los demandantes que buscan obtener ganancias financieras personales están distorsionando documentos históricos y creando intencionalmente confusión en la sala de audiencias y en los medios de comunicación”, señaló Ernie Knewitz, vicepresidente de relaciones globales de medios de J&J, en un email en respuesta a los hallazgos de Reuters.


J&J se defiende

"Todo esto es un intento calculado para distraer del hecho de que miles de pruebas independientes prueban que nuestro talco no contiene asbesto ni causa cáncer. Cualquier sugerencia de que Johnson & Johnson supiera u ocultara información sobre la seguridad del talco es falsa".

Inicialmente, J&J rechazó hacer más comentarios sobre los hallazgos de Reuters, pero desde entonces ha emitido una declaración.

“El artículo de Reuters es unilateral, falso e inflamatorio. Los polvos de talco de Johnson & Johnson son seguros y están libres de amianto”, concluyó la compañía.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

CosméticaEstéticaBelleza - OtroMedios de comunicación
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER