×
Publicado el
18 jun. 2021
Tiempo de lectura
5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Instagram salió al rescate de las firmas argentinas de moda durante la pandemia

Publicado el
18 jun. 2021

La pandemia del coronavirus generó un fuerte impacto en las firmas de indumentaria a nivel mundial, las cuales debieron buscar nuevos modos de llegar a sus clientes y de mostrar sus productos frente al cierre obligatorio de las tiendas físicas, medida que, en algunos países como el caso de Argentina, se extendió por muchos meses.


El Instagram de Sweet tiene cerca de 300 mil seguidores. - Sweet


Fue en ese escenario que la red social Instagram se posicionó como una de las herramientas más útiles a la hora de buscar cercanía entre las marcas y la clientela, generando un nuevo espacio que en muchos casos existía previamente pero no de forma tan desarrollada.

Tal es el caso de la firma argentina de indumentaria femenina Gusmán, que inició un muy buen 2020 con la apertura de nuevas tiendas en Alto Palermo y Alcorta, dos importantes shoppings de la ciudad de Buenos Aires, pero que a poco de inaugurarse debieron cerrar sus puertas por las medidas sanitarias.

“Durante la pandemia, Instagram se convirtió en la red social con más movimiento para Gusmán. Abrimos el espacio del blog los domingos para darles a las clientas lectura de contenido de interés, empezamos a comunicar mucha más información sobre las telas de nuestros productos, les enseñamos cómo medirse para saber qué talle comprar, abrimos el canal de asesoría online personalizada, generamos contenido con estilistas para ayudarlas a armarse los looks, sacamos líneas de prendas para estar cómodas en casa, y empezamos a tener conversaciones mucho más cercanas y a diario con todas ellas”, detalló en diálogo con FashionNetwork.com  Agustina Collado, dueña de la firma.

Ezequiel Saban, director de Sweet, una empresa de indumentaria femenina fundada en 1979 y que actualmente cuenta como más de 50 locales a lo largo de toda Argentina, tiene una opinión similar a la de Collado.

“Hoy las redes sociales, como Instagram, son la vidriera más importante de las marcas. Hay estudios que dicen que las personas llegan a revisar sus redes entre 30 y 35 veces por día, eso es muchísimo. Me atrevo a decir que las redes son las plataformas de e-shop más grandes de todas porque hoy todo está linkeado para que desde Instagram el cliente llegue al e-shop y realice la compra”, explicó Saban a FashionNetwork.com.

En cuanto a las estrategias que desarrollaron las marcas para fidelizar desde Instagram y superar la barrera de la ausencia del espacio físico, Saban cuenta que, en el caso de Sweet, apuntaron a adaptar su contenido de las redes sociales a los seguimientos de la gente joven y las tendencias de búsquedas, fusionando la moda con otros consumos creativos como la música, el arte o la fotografía.

En el caso de las tiendas de diseño de autor o de marcas no tan popularizadas a nivel nacional, las estrategias en las redes sociales debieron buscar un foco muy específico.


La última colección otoño/invierno de Gusmán. - Gusmán


“Instagram es muy visual y funciona muy bien en todo lo que es comercilaización de producto. Yo intenté comunicar en las redes de una forma coloquial y personal, pensando en mis clientes, tratando de replicar lo que es la experiencia personalizada de mi local físico”, contó a FashionNetwork.com Soledad Zurro, dueña de Puntos en el Espacio, una tienda de la ciudad de Buenos Aires dedicada al diseño de autor, con la presencia más de 15 firmas de indumentaria.

En ese sentido, Zurro destacó que la pandemia la llevó a impulsar sus redes y su e-commerce, algo en lo cual no se enfocaba previamente debido a la identidad de su local.

“Descubrí que Instagram es una buena vidriera para salir de los límites geográficos que tenés, sobre todo cuando no sos una marca estandarizada. Gracias a esta red pude generar clientela en el interior del país”, agrega Zurro.


Nueva normalidad, nuevos hábitos



Junto con la explosión de nuevos canales de ventas como Instagram, Whatsapp o live shopping, la pandemia también trajo aparejadas modificaciones en el comportamiento de los consumidores, con la aparición de nuevos hábitos de consumo que parecen haber llegado para quedarse.

Al respecto, Agustina Collado, de Gusmán, cuenta que antes del coronavirus la firma tenía bastante público que sólo compraba en locales físicos porque les gustaba probarse la ropa sí o sí.

“Desde la marca hicimos cambios grandes como las devoluciones de dinero y la asesoría súper personalizada para sortear esos problemas. A muchas hasta hubo que enseñarles a comprar y a confiar en los métodos de pago y envío, que les generaban miedos y dudas. Muchas de las chicas que atendían los locales fueron capacitadas para asesorar a las clientas a través de videollamadas y eso ayudó mucho a que junten valor. También activamos el envío express en CABA y Mar del Plata, por lo que muchas clientes empezaron a recibir el pedido en el mismo día, dándoles esa sensación de inmediatez que tanto gustan”, detalló.


La tienda de diseño de autor Puntos en el Espacio dio impulso a su Instagram gracias a la pandemia. - Puntos en el Espacio


Por su parte, Ezequiel Saban, de Sweet, también piensa que las políticas de cambios y devoluciones son esenciales para el consumo de la nueva normalidad.

“Aunque luego se vuelva a las tiendas físicas, las redes sociales van a permanecer como vidriera importante. Creo que la venta online va a ganar un mayor porcentaje del share del mercado, llevándose entre un 25 % y 30 % del total”, señaló.

Por su parte, Soledad Zurro, analizó el proceso de adaptación de los clientes y las marcas a esta nueva vitrina virtual.

“Creo que en Argentina aún no tenemos un mercado de indumentaria estandarizado en cuanto tallas, por ejemplo, como sí sucede en otros mercados como Estados Unidos. Creo que por eso no teníamos un público súper adaptado a la compra digital cuando inició la pandemia, pero rápidamente se adaptó. Abrí mi tienda online en pandemia y se volvió un nuevo punto de venta, no tan importante como lo físico pero sí relevante”, contó Zurro.

Aunque el e-commerce y las nuevas formas de relacionarse online con los clientes siguen creciendo, todos los diseñadores consultados opinan que no reemplazan a las tiendas físicas, las cuales ofrecen un tipo de experiencia distinta.

“Creo que la experiencia en la tienda física es diferente. Se elige muchas veces como parte de paseo, incluso como turismo cuando se visita otras ciudades. Pienso que eso no va a cambiar porque descubrir y sentir experiencias es importante y los locales de ropa en distintas partes del mundo dan esa posibilidad, meten en un universo de inspiración que gusta mucho”, opinó Ezequiel Saban.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.