×
Por
Reuters API
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 feb. 2020
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Ikea reduce su huella ambiental por primera vez

Por
Reuters API
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
28 feb. 2020

Las emisiones de carbono a lo largo de la cadena de suministro de Ikea cayeron por primera vez el año pasado, según dijo su propietario Inter Ikea este jueves. La empresa señalo el aumento en el uso de energías renovables como una de las razones.


Foto: Ikea


Desde la producción de las materias primas y los productos hasta el uso y disposición por parte de los clientes, las emisiones disminuyeron 4,3 % en el año fiscal terminado en agosto de 2019 hasta 24,9 millones de toneladas equivalentes de CO2.

"Esto fue impulsado por un gran aumento en el uso de energía renovable en la fabricación de los productos Ikea más un aumento significativo en la eficiencia energética de la gama de iluminación y electrodomésticos", dijo la empresa en un comunicado.

Las ventas minoristas de la marca de muebles más grande del mundo crecieron un 6,5 % hasta los 41 000 millones de euros (34 600 millones de libras).

El objetivo de Ikea es que su cadena de valor sea climáticamente positiva, con una mayor reducción de las emisiones de gases de efecto invernadero que el total de emisiones para el año 2030. Eso se traduce en una reducción de al menos un 15 % hasta alrededor de 21 millones de toneladas equivalentes de CO2, según afirma en su informe anual de sostenibilidad.

Ikea produce alrededor del 10 % de su gama por su propia cuenta, principalmente los productos a base de madera, y obtiene el resto de proveedores.

Para acelerar las cosas, en noviembre se destinaron 100 millones de euros para alentar a los proveedores directos a hacer el cambio a energías renovables y 100 millones de euros adicionales para proyectos destinados a eliminar el carbono de la atmósfera a través de la reforestación y la protección de los bosques.

Ayudar a almacenar el carbono ya comprometido, además de limitar las emisiones, es necesario para alcanzar el objetivo. Un número creciente de grandes empresas ahora está buscando hacerlo. El pasado mes de enero, Microsoft se comprometió a aspirar todas sus emisiones históricas de sus 45 años de historia.

La directora de Sostenibilidad de Inter Ikea, Lena Pripp-Kovac, afirmó que esperaba que las emisiones en la cadena de valor de Ikea se redujeran aún más este año.

Inter Ikea es la concesionaria de franquicias de los dueños de tiendas, entre los cuales Ingka es el principal franquiciado.

© Thomson Reuters 2021 All rights reserved.