Hugo Boss asegura que volverá a la rentabilidad en 2018

El nuevo director ejecutivo de Hugo Boss ha afirmado que los planes para revivir la casa de moda alemana sólo empezarán a dar frutos en 2018, lo que ha provocado que las acciones cayeran el miércoles.

Mark Langer planea revertir el curso iniciado por su predecesor, Claus-Dietrich Lahrs, y enfocarse solamente en las dos líneas principales: la de ropa masculina y la marca para consumidores jóvenes, Hugo.


reuters

Mark Langer planea revertir el curso iniciado por su predecesor, Claus-Dietrich Lahrs, y enfocarse solamente en las dos líneas principales: la de ropa masculina, Boss, y la marca para consumidores jóvenes, Hugo.

Durante su liderazgo, Lahrs elevó los precios de la marca masculina para acercarse al segmento de lujo, que en su momento reportaba crecimientos esperanzadores. Lahrs dejó su cargo en febrero de este año después de que Hugo Boss viera sus ventas desplomarse en China y Estados Unidos producto de la desaceleración económica.

El nuevo director ejecutivo de Boss dijo que 2017 será un año de estabilización y que la compañía volverá al crecimiento en 2018. Se espera que las ventas caigan un 3% este año según tipos de cambio constante.

Las acciones de Hugo Boss, que habían crecido un 14% este mes, disminuyeron un 6% a las 9 de la mañana del día miércoles, representando una de las peores caídas del día en la bolsa alemana.

Boss dijo que seguirá su plan de igualación de precios en sus diferentes regiones, lo que llevará a más reducciones en Asia y ligeros aumentos de precios en Europa. A pesar de que ya ha tomado medidas para nivelar los precios, todavía existen diferencias en las escalas de valor, por lo cual un traje que cuesta 500 euros en Alemania es vendido por 900 euros en China.

Por lo demás,  Boss Orange y Boos Green dejarán de funcionar como marcas independientes y serán integradas a la marca principal, Boss.

En tanto, los precios de la línea Hugo serán reducidos hasta ser casi un tercio del valor de los precios de Boss. Esto entrará en acción con la colección de Primavera 2018.

Bajo la dirección de Langer, Hugo Boss volverá a sus raíces de trajes y ropa formal para hombres, lo que supone un cambio en estrategia pues Lahrs había impulsado las colecciones femeninas y la apertura de más de 400 tiendas.

La ropa para mujeres seguirá siendo una parte esencial de la marca, al igual que la colaboración con Jason Wu, sin embargo el grupo presentará solo su colección masculina en la Semana de la Moda de Nueva York el próximo año.

Boss añadió que bajará el ritmo de su programa de aperturas y que invertirá en su negocio online. La compañía espera mejorar la productividad de su división de retail en un 20% en los próximos años.

Traducido por Barbara Santamaria

© Thomson Reuters 2018 All rights reserved.

Lujo - Prêt-à-porterBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER