×
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
6 mar. 2023
Tiempo de lectura
4 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Hermès y Elie Saab, protagonistas del sábado en París

Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
6 mar. 2023

Hermès y Elie Saab, dos de las casas que visten a las personas más pudientes, desfilaron el sábado en París. La primera optó por la discreción, la segunda por deslumbrar.


Hermès: modo monocromático



Todo comenzó con Nadège Vanhee-Cybulski reflexionando sobre el pelo, desde sus propios mechones color rojo fuego a los rubios venecianos, pasando por el negro y el castaño, antes de convertir la última colección para Hermès en una sinfonía de tonos otoñales.


Hermes - Otoño-Invierno 2023 - 2024 - Mujer - Francia - París - © ImaxTree


La relativa novedad de la motivación condujo a una visión agradable e inesperada de la moda. Dicho esto, el evento fue abrumadoramente monocromático. Desde el propio escenario del desfile que era una caja completamente naranja (¡muy distinto a cualquier colección de Hermès!), hasta la obediencia cromática de cada look.
 
Una colección que parecía perfecta tanto para un largo paseo por el bosque como para ir de compras. 

Las mejores ideas de Vanhee-Cybulski fueron para la noche, inspirándose en diseñadoras de los años veinte como Madame Grès o Madeleine Vionnet, y su gusto por los tejidos plisados y las siluetas de diosa griega. Sin embargo, todas las propuestas de Nadège estaban hechas con seda metalizada. Vimos cortes brillantes, rematados con hombros de seda mate o de efecto mármol en contraste, sobre modelos negras que desfilaban con considerable gracia.
 
En ocasiones, el drapeado imitaba la forma en que las mujeres se retuercen y recogen el pelo. Su apertura fue en tono rojizo, barro, roble, olmo y morado intenso; con túnicas de cachemira acanaladas, abrigos de cachemira, vestidos de punto elegantes con mangas jesuíticas, y chaquetas largas en color violeta. Los tejidos con coletas también imitaban el pelo trenzado, para aportar un bonito acabado pospandémico.
 
Hermès, una casa que nació de la fabricación de sillas de montar, exhibió pieles de cordero novedosas, de aspecto salvaje, que se utilizaron en parkas y abrigos largos; además de en varias camisas y túnicas de cuero reluciente, tan perfectas que parecían planchadas sobre las modelos.
 
Todo combinado con botas, aunque grandes, unas botas de ante hasta el muslo con tacón piramidal que prometen convertirse en un best-seller. Y es que Hermès es experto en conseguir los éxitos de ventas más caros. Las últimas cifras de la casa para el ejercicio 2022 demostraron que los ingresos crecieron un 29 %, hasta alcanzar los 11 600 millones de euros, y los beneficios netos un 38 %, hasta situarse en 3400 millones.
 
"Quería jugar con la complejidad y el simbolismo del cabello femenino. Algo que parece trivial, pero a la vez es tan estructural. Así que envié pelo a varias fábricas de tejidos distintas para que reprodujesen la complejidad de la fibra en toda la cachemira", explicó Vanhee-Cybulski, en declaraciones posteriores al desfile.
 
Su objetivo general era rediseñar los clásicos del armario, como un abrigo tipo manta, pero haciéndolo en un punto que viene y te envuelve.
 
"Me gustaba la solidez de la monocromía. Esta colección me parecía más introvertida. Pero siempre apetece abrigarse en invierno. Mi otra idea era sobre el cobre, que es muy maleable y fuerte a la vez", explicó la diseñadora de cabello rojo brillante, que salió a saludar con una chaqueta de cuero negro y unas botas de color rojo vivo que le conferían una actitud más joven que su elenco. Muy distinta a su propio desfile.
 
Hermès siempre será el clásico del viejo rico, pero ser rico no tiene que hacerte parecer viejo.
 

Elie Saab: un poco de diversión entre tanto ajetreo



Elie Saab cambia de ritmo, con nuevos trucos de sastrería y una lluvia de lentejuelas floreadas, en un desfile organizado con mucho gusto en el Palais de Tokyo.


Elie Saab - Otoño-Invierno 2023 - 2024 - Mujer - Francia - París - © ImaxTree


Es un momento de mucho ajetreo para la casa Saab. Este lunes, Elie va a celebrar una megafiesta para celebrar el lanzamiento de su nuevo perfume Elixir en La Suite Girafe, el lujoso bar de la azotea de Trocadero con excepcionales vistas a la Torre Eiffel.
 
A finales de semana, Saab volará a Milán para inaugurar una nueva boutique en via Gesù, frente al hotel Four Seasons y al lado de la sede de Versace.
 
En este desfile también había un poco de Versace, no como plagio, sino en la selección de pícaros encajes negros y trajes de corte estricto, brillantes y resplandecientes.
 
Pero, sobre todo, daba la sensación de estar ante un Saab resplandeciente, con plumíferos magníficos, blazers y vestidos de cóctel de gasa moteados con flores levantinas y combinados con botas hasta el muslo. Incluso su encantadora esposa Claudine apareció en Instagram con unas botas hasta el muslo.
 
"¿En qué pensaba cuando diseñé esta colección? En una mujer guapa", sonrió Saab, tras ser abrazado por Olivia Palermo, que encabezaba un pelotón de influencers entre las que se encontraban Caro Daur y Helena Bordon. No precisamente mujeres modestas.
 
Pero, a diferencia de Hermès, a Elie le gusta que el dinero sirva para divertirse un poco.
 

Copyright © 2023 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.