×
Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
4 feb. 2021
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

H&M investiga el acoso en una fábrica india tras el asesinato de una trabajadora

Por
Reuters
Traducido por
Ana Ibáñez
Publicado el
4 feb. 2021

El minorista de moda H&M declaró el martes que investigará las denuncias de acoso sexual en la fábrica de un proveedor en el sur de la India tras la muerte de una empleada y la detención de un compañero de trabajo como sospechoso de su asesinato.


DR


Más de una veintena de trabajadoras de la fábrica situada en el estado de Tamil Nadu han denunciado acoso desde que se encontró el cuerpo sin vida de la joven de 20 años cerca de su casa el pasado 5 de enero, según explicó un grupo de derechos laborales, mientras H&M promete "una investigación independiente".

"Cualquier relación con este proveedor en el futuro dependerá completamente del resultado de esa investigación", sostuvo la empresa en un comunicado, y añadió que estaba en contacto con la fábrica y que no toleraba ningún tipo de acoso.

La policía dijo que había detenido a un hombre que trabajaba en la fábrica como sospechoso del asesinato.

"Nuestras investigaciones indican que los dos mantenían una relación y que el motivo del asesinato fue una diferencia personal que surgió entre ambos", señaló un oficial de policía, que pidió mantener el anonimato al no estar autorizado a hablar con los medios de comunicación.

También se indicó que no habían recibido ninguna denuncia de acoso sexual por parte de los empleados de la fábrica de ropa ni de su sindicato, pero un grupo regional de derechos dijo que varios trabajadores habían denunciado incidentes de este tipo.

"La madre de la chica y sus compañeros de trabajo dicen que ella les había contado el acoso que sufría", afirmó Nandita Shivakumar, coordinadora en India de Asia Floor Wage Alliance, que trabaja por los derechos de los trabajadores de la confección en la región.

"Al menos otras 25 trabajadoras con los que hemos hablado nos han contado el acoso al que se han enfrentado en la fábrica y creemos que la marca y el fabricante no han creado un entorno propicio para que los trabajadores se quejen", añadió.

La multimillonaria industria india de la confección, que da trabajo a al menos 12 millones de personas, se ha sometido muchas veces a escrutinio por los abusos de los derechos laborales y los casos de acoso sexual que afectan a su mano de obra, en su mayoría mujeres.

Los defensores de los derechos laborales han expresado su preocupación por la creciente presión que ejercen las grandes marcas sobre los proveedores para que entreguen la ropa de forma rápida y barata y la posibilidad de que eso esté alimentando la explotación, desde la falta de descansos para ir al baño hasta los abusos verbales y sexuales.

También señalan la escasa aplicación de una ley de 2013 para combatir el acoso sexual en el trabajo, que exige a los empleadores con al menos 10 trabajadores la creación de comités de quejas dirigidos por mujeres con poder para multar o despedir a los culpables de acoso.

"En la mayoría de los casos hay miedo a las represalias, y en algunos no se conoce cómo se utiliza esta ley", manifestó Shivakumar.

"En esta fábrica se presentaron quejas verbales a los supervisores que no fueron tomadas en serio ni trasladadas al comité de quejas interno", puntualizó.

© Thomson Reuters 2022 All rights reserved.