Giambattista Valli: Desde Yoko hasta Rajasthan

Un ambiente de libertad en Giambattista Valli, que celebró su nueva situación financiera el lunes por la tarde en París con un show profundamente impregnado con el espíritu de Yoko Ono.


Ver desfile
Giambattista Valli - Primavera-Verano 2019 - Womenswear - Paris - © PixelFormula

Un viaje a través de la India con paradas en el camino en Nueva York “intentando llegar a Holanda o Francia”, como cantaba John Lennon en The Ballad of John and Yoko.

El traje masculino blanco de tres piezas que lució Ono en el vídeo de esa canción abría la colección. Aunque Yoko estuviera en una limusina blanca, las modelos de hoy marchaban hacia un espacio en desuso en el Palais des Congrès, en la plaza de Porte Maillot.

Valli, legendario por su destreza con los colores, abrió sin embargo con una docena de looks blancos, vestidos árabes con bolsillos en el pecho, mini vestidos de gasa semitransparentes y camisas de esgrima bordadas de gasa. Todo esto combinado con mini faldas con estampados de cebra, mini tops con adornos de oro y largos vestidos de terciopelo. Ideal para “Honeymooning down by the Seine”, como dice la canción, todo anclado con sandalias romanas adornadas con pieles y tubos metálicos.


Ver desfile
Giambattista Valli - Primavera-Verano 2019- Womenswear - Paris - © PixelFormula

Para eventos nocturnos en sus viajes a Viena, pruebe los vestidos florales con capas de Giambattista Valli en los colores del mercado de aromas de Jodhpur o trajes de pantalón con lentejuelas negros cubiertos con marcas de pintalabios rosa.

Además, en el día en el que el gran Charles Aznavour ha fallecido, era oportuno organizar un show dedicado a artistas dentro del Palais des Congrès, donde el maestro de la canción francesa actuó tantas veces con mucha distinción.

Quizá su canción más famosa era La Bohème, sobre el amor de un hombre joven hacia una chica bohemia, capturado en la esencia del nuevo estilo pop bohemian de esta colección.

Fue el primer show de prêt-à-porter desde que Giambattista firmó un contrato con Artémis, la compañía que controla a Kering, el segundo conglomerado de lujo más grande del mundo, que adquirió una participación minoritaria significativa de su negocio en julio. En aquel momento la gente se sorprendió de que fuera Artémis y no Kering la que firmó con Valli, aunque Francois-Henri Pinault, CEO del grupo, dijo que la razón era muy simple.

“Para una casa pequeña como Valli, que no es una gran marca global, tiene sentido en términos de tamaño que sea Artémis la que invierta, de ese modo podemos desarrollarla de forma correcta”, dijo Pinault, sentado al lado de su padre billonario, François Pinault, cuyos ojos brillaban en el show.

Traducido por Rocío Alonso Lopez

Copyright © 2018 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterLujo - Prêt-à-porterDesfiles
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER