×
Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
18 jun. 2020
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Farfetch lanza Calculadora de Sostenibilidad en línea que privilegia las prendas de segunda mano

Traducido por
Diana León Banda
Publicado el
18 jun. 2020

Mientras las empresas de moda se centran en cómo será el mundo de la venta al por menor después de la pandemia, el e-tailer de lujo Farfetch está lanzando una herramienta en línea para ayudar a sus clientes a rastrear cómo las piezas de moda que están comprando están afectando al medio ambiente.


Farfetch


La herramienta conocida como Calculadora de Sostenibilidad puede mostrar a los compradores el impacto global de los materiales específicos utilizados en las piezas que están comprando y también destacará el impulso de sostenibilidad que ofrecerá la compra de moda de segunda mano.
 
El uso de la herramienta significa que un cliente podría descubrir, por ejemplo, que un kilo de lino puede producir 15 kilos de carbono y utilizar más de 2000 litros de agua. También sugiere que los consumidores deben estar atentos a ciertas insignias de certificación ecológica para evitar este impacto.

El lanzamiento viene con un informe que Farfetch ha publicado en conjunto con la Junta de Desechos y Reciclaje de Londres que profundiza en el comportamiento de los consumidores en Reino Unido, EE. UU. y China.
 
El informe muestra cómo las prendas de segunda mano pueden reducir la demanda de artículos nuevos en un promedio de casi el 60 % y además pueden disminuir desperdicios en un kilo por cada compra. Cada adquisición de segunda mano podría ahorrar potencialmente más de 3000 litros de agua y 22 kilos de dióxido de carbono.
 
El mensaje a favor de las prendas de segunda mano parece estar llegando a nivel internacional. Una encuesta para el informe encontró que el 38 % de los consumidores dicen que más de la mitad de su vestuario está compuesto por artículos de segunda mano, con un 51 % en EE. UU. y un 42 % en Reino Unido, aunque sólo el 21% de los consumidores chinos están de acuerdo.
 
Los encuestados también dijeron que compraron un promedio ocho artículos de segunda mano el año pasado.
 
La mayoría (un 60 %) compra en la tienda, con los porcentajes más altos en EE.UU. y Reino Unido. Pero el 40 % compra en línea, y aquí, China está a la cabeza con el 58 % de los consumidores.
De las piezas de segunda mano que los consumidores compran, el 49 % son marcas masivas, mientras que el 35 % son marcas premium y sólo el 16 % son nombres de lujo. El gasto medio por artículo es de 59 dólares en Estados Unidos, 88 dólares en China y 47 dólares en Reino Unido.
 
La investigación de la empresa también demostró que la rareza es una parte clave del atractivo de las piezas de segunda mano para los consumidores chinos, mientras que los británicos y los estadounidenses se guían por los precios asequibles. Otras razones (pero menos importantes) para la compra de productos seminuevos incluyen su impacto ambiental y una buena experiencia pasada.
 
Este informe y la nueva herramienta pueden parecer un movimiento audaz para un comerciante electrónico que obtiene la mayor parte de su negocio de la venta de piezas nuevas, pero también ha pasado a la reventa en los últimos períodos. Actualmente, opera su servicio de reventa SecondLife y también tiene un servicio de donaciones en asociación con Thrift+ que anima a sus clientes a donar piezas a sus organizaciones benéficas favoritas.
 
El lanzamiento de la nueva herramienta se produce cuando los clientes de la empresa dicen cada vez más que no sólo quieren comprar marcas que tengan un impacto positivo en el planeta, sino que también evitarían comprar marcas que se consideran fuera de lugar en cuestiones de sostenibilidad.

Copyright © 2020 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.