Esprit duplica sus pérdidas en el primer semestre 2018-2019

Tras anunciar en noviembre un plan drástico de racionalización que debe concretizarse durante el año, el grupo de moda basado en Hong Kong y Dusseldorf ha publicado este martes su balance del primer semestre del ejercicio 2018-2019. Esprit encadena trimestres difíciles y ha visto retroceder sus ventas un 14,4 % en moneda local en un periodo de seis meses, con cierre al 31 de diciembre último, con 6766 millones de dólares hongkoneses (unos 861 millones de dólares). Para justificar esta baja, la dirección señala “la racionalización de la huella de distribución de la marca, pero también la reducción de la afluencia en las tiendas, especialmente debido a la debilidad de la enseña y de su oferta”. La superficie total de Esprit en el mundo se ha contraído un 11 % en esos seis meses.


Colección invierno 18/19 - Esprit

El perímetro de la sociedad tiene tendencia a disminuir, lo que explica en parte la caída de la cifra de negocios. Sin embargo, otro indicador se muestra problemático para la enseña: sus pérdidas netas alcanzaron los 1773 millones de dólares hongkoneses (unos 224 millones de dólares), lo que refleja casi el doble de esta cifra en el mismo periodo del año anterior (954 millones de dólares hongkoneses en el primer trimestre del ejercicio 2017-2018). La firma tiene un costo excepcional de 1418 millones de dólares, en relación con el plan de reestructuración que apunta a suprimir las tiendas que no son rentables y reducir sus efectivos, incluyendo su salida de Australia y Nueva Zelanda.

El balance del grupo muestra igualmente una ligera disminución de su resultado bruto de explotación del 1,6 % con 3471 millones de dólares hongkoneses (441 millones de dólares), mientras que el margen bruto se situó en 51,3 %, versus el 52,9 % del año anterior. Si bien es un retroceso, aunque moderado, éste se atribuye al mejoramiento de la calidad de los artículos y a un nivel más alto de rebajas.

El CEO de Esprit, Anders Kristiansen, quien asumió el cargo durante el verano de 2018 y quien fuera anteriormente director ejecutivo de New Look, tiene la certeza de que su estrategia de relanzamiento funcionará, aunque tome un poco de tiempo.

“Esperamos que los dos siguientes ejercicios financieros sean periodos de transición. Las ventas declinarán aún en los próximos dos años debido al cierre previsto de tiendas, antes de que el crecimiento sea relanzado por la iniciativas en torno a la marca y sus productos”, expresó Kristiansen.

Traducido por Diana León Banda

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.

Moda - Prêt-à-porterModa - ComplementosModa - CalzadoDenimDistribuciónBusiness
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER