×
Por
EFE
Publicado el
28 sept. 2011
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El Sahara inspira a jóvenes diseñadores colombianos en pasarela de Cartagena

Por
EFE
Publicado el
28 sept. 2011

Ricardo Maldonado

Cartagena (Colombia), 27 sep (EFE).- Las culturas de los pueblos nómadas del Sahara fueron la inspiración para los jóvenes diseñadores colombianos que tomaron Ixel Moda 2011, que se celebra en Cartagena de Indias (Colombia).




Estos creativos pertenecen a las Unidades Tecnológicas de Santander (departamento del norte de Colombia) y a la Universidad Pontificia Bolivariana de Medellín (noroeste), quienes combinaron una amplia gama de tonalidades con variadas texturas, que, fusionadas, rememoraron el caluroso y árido desierto africano.

Juegos de tramas que se entrelazan y revelan siluetas con formas sencillas, figuras ligeras en materiales vaporosos y frescos que le dan libertad al cuerpo, fueron algunos detalles de las prendas que se lucieron en esta cuarta edición de Ixel Moda.

Bajo esta temática, los modistos permitieron al público recorrer de forma sublime cráteres, dunas, tormentas de arena y mágicos oasis provistos de vida y exuberancia: un paseo por el norte de África que deslumbró con tradicionales y maravillosos accesorios.

"Usamos los tonos otoñales, nos inspiramos en el desierto, quisimos especificar la atmósfera de esta región, las prendas hablan por sí solas, algunas siluetas son muy fluidas y otras tienen mucho volumen, es una colección que está enfocada hacia la moda latinoamericana", dijo a Efe la diseñadora santandereana, Laura Zabala.

Los shorts pegados al cuerpo y trabajos manuales elaborados permitieron disfrutar de una "colección muy viva, con emoción y agresiva a la vez", explicó Zabala.

Mágicos tocados y diseños que cautivan y complementan esta propuesta con trench, materiales de algodón, linos y velinos hábilmente procesados con técnicas de tinturado étnico y delicados tejidos artesanales, algunos de ellos hábilmente desarrollados.

El fuego también estuvo presente en esta colección, en la que los modistos recrearon el espíritu latino y escudriñaron en las raíces latinoamericanas para inventar una amalgama en la que la tradición y lo contemporáneo se unieron.

La diseñadora de Medellín, Carolina Arango, afirmó a Efe que su propuesta "es una historia de construido a de-construido y de abajo hacia arriba".

"Estoy trabajando la minería, es como un cuento, los pantalones son un mapa cartográfico y las rutas para hallar los minerales, las camisas, las piedras rústicas acabadas de sacar de la tierra", argumentó.

Así, presentó siluetas pesadas y grandes; chaquetas estructuradas y angulosas, porque, en sus palabras, "son las piedras ya limadas y listas para ser exportadas y vendidas".

"La idea es mezclar texturas y colores como piedras, tierra, rocas", sin perder de vista a los mineros. Todo ello, según Arango, "permite ver mucho color, una mezcla entre imágenes dentro de la tela por medio de estampación textil".

Por su parte, Juan Diego Naranjo comentó a Efe sobre su colección, más distante a las propuestas anteriores, que supone "una investigación individual basada en Latinoamérica, en las distintas culturas y subculturas o costumbres que hay dentro del continente".

"Mi propuesta se inspira en la salsa, en el movimiento musical como tal, en el sabor de la mujer latina, y en el cortejo que le hace el hombre a la mujer".

Eso se refleja en la caída de las telas, velos y transparencias, con tonos rojos y vino tinto, "que juegan con ese juego de la seducción latina", manifestó Naranjo, al aclarar que se trata de "una colección para una mujer esbelta, seductora y coqueta".

En sus diseños se percibieron tradiciones, como la labor del costurero, las plantas medicinales y el trabajo de la tierra, en las que se tejen caminos y se fusionan lenguajes propios de la geografía latinoamericana en una explosión de color que va desde los cálidos amarillos hasta los explosivos rojos.

Ixel Moda cierra mañana con la presentación de la colección "Made in Spain", de Francis Montesinos, inspirada en la movida madrileña de los años ochenta, a quien acompañarán dos de sus musas: las también españolas Paola Dominguín y Sara de Antonio. EFE

ric/erm/aaj

© EFE 2022. Está expresamente prohibida la redistribución y la redifusión de todo o parte de los contenidos de los servicios de Efe, sin previo y expreso consentimiento de la Agencia EFE S.A.