×
Traducido por
Natalia Carrazon
Publicado el
22 jun. 2017
Tiempo de lectura
2 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El nuevo Haider Ackermannn límpio y esbelto

Traducido por
Natalia Carrazon
Publicado el
22 jun. 2017

“Mi bad boy se está volviendo más maduro y se está limpiando” confesó Haider Ackermann tras mostrar una versión simplificada de la costura romántica la noche de este miércoles 21 en el Hotel Intercontinental
 


Mientras los modelos elegidos por el diseñador los años anteriores tenían un aire a los nietos de Keith Richards, andrajosos y rockeros, el hombre de la próxima primavera propuesto por Ackermann es un equilibrado y refinado poeta.
 
Ackermann es conocido por su fluidez y capacidades con las telas. Este desfile fue, fundamentalmente, sobre la construcción y el control. Poniendo de manifiesto los cortes amplios, los pantalones de calicó a rayas y seda estuvieron cortados en grandes pliegues, que se estrechaban de nuevo en el tobillo, atados con tiras de tela. Sus chaquetas nunca tuvieron un doble cruce tan delicado y las estrechas solapas se levantan hasta la barbilla como estrechos embudos.

El diseñador aplicó materiales sedosos y fluidos con largas rayas mezcladas con minúsculos puntos. Un traje de tres piezas en blanco y negro que consistía en un pantalón estilo pijama, una camiseta y una chaqueta que brillaría en el shooting de una revista. Los editores y estilistas tanto para mujer como hombre adoran Ackermann precisamente porque sus diseños transmiten un inmenso sentido de fantasía.
 
Era posible sentir en los diseños las exóticas culturas que Ackermann había vivido durante su juventud a lo largo de los viajes que hizo con su padre, creador de mapas, en el norte y este de África.
 
El desfile tuvo lugar en el legendario salón de baile de la Ópera, una sala neoclásica decorada con hojas doradas y  ornamentos de yeso. Esta sala ha acogido en los últimos años a diseñadores como Christian Dior, Balmain y Vivienne Westwood. Ackermann la hizo suya al diseñar una pequeña avenida en el centro, marcada con luces de alógeno.
 
El pasado otoño, Haider Ackermann obtuvo el puesto más deseado dentro de la moda de hombre al ser nombrado diseñador para Berluti, la casa masculina del grupo LVMH. Un segundo trabajo suele ser una molestia para los creadores. En este caso, el trabajo ha permitido a Ackermann centrarse en lo esencial. Esta colección es un verdadero éxito y una afirmación saludable, para el creador de origen colombiano, de la belleza de la multiculturalidad.

Copyright © 2021 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.