El multimillonario propietario de Topshop, Philip Green, señalado en el escándalo del ‘Me Too’ británico

Un miembro de la Cámara de los Lores del Parlamento británico habló del multimillonario británico Philip Green, propietario de Topshop, como el ejecutivo que empleó un mandato judicial para intentar contener la publicación de denuncias de acoso sexual por parte de cinco empleados.

Philip Green en la London Fashion Week en 2013 - Photo: Shutterstock

La acusación contra Green, de 66 años de edad, cuyo imperio internacional de la moda incluye las firmas Topshop y Topman, se realizó después de que distintos medios de comunicación declararan que “sus grabadoras eran amordazadas”.

Varios miembros del Parlamento amenazaron con revelar el nombre del jefe de la compañía después de que el diario The Daily Telegraph publicara en su portada del miércoles “El escándalo británico de ‘Me Too’ no se puede revelar”. El periódico apuntó que el segundo juez de mayor rango en Inglaterra emitió un veredicto temporal el martes contra la publicación de acusaciones de acoso sexual y abuso racial de varios empleados contra su jefe.

Finalmente fue Peter Hain, de la Cámara de los Lores, quien alzó la voz. Dijo en una sesión de este jueves que estaba usando su “privilegio parlamentario” para revelar el nombre del empresario en cuestión. 

"Siento que es mi deber bajo el privilegio parlamentario nombrar a Philip Green como el individuo en cuestión, dado que los medios de comunicación han sido objeto de una orden judicial que impide la publicación de todos los detalles de una historia que es claramente de interés público", indicó.

Copyright © AFP. Todos los derechos reservados. La reedición o redifusión de los contenidos en esta pantalla está expresamente prohibida sin el consentimiento escrito de AFP.

Moda - Prêt-à-porterModa - OtroMedios de comunicación
SUSCRIPCIÓN A LA NEWSLETTER