×

El grupo chino Ruyi busca nuevas adquisiciones para hacer frente a LVMH

Por
Reuters
Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 13 nov. 2018
Tiempo de lectura
access_time 3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El grupo chino de moda Shangdong Ruyi busca comprar nuevas marcas de lujo asequible, un nicho en pleno auge, en aras de crear el primer imperio chino de moda de alta gama para hacer frente a LVMH. En Europa, Ruyi ya controla en particular al grupo francés SMCP, propietario de las marcas Sandro, Maje y Claudie Pierlot, las marcas británicas Gieves & Hawkes y Aquascutum y el fabricante suizo de calzado Bally.


Qiu Yafu, presidente de Shandong Ruyi. Foto tomada el 12 de noviembre de 2018 - REUTERS/Bobby Yip


Su presidente, Qiu Yafu, un multimillonario poco conocido y discreto incluso en China, dijo este lunes a Reuters que espera un crecimiento en el lujo asequible incluso en el contexto de una crisis económica más amplia.

Qiu Yafu, quien comenzó su carrera a la edad de 17 años como aprendiz en una de las fábricas textiles de Ruyi, tiene grandes ambiciones en el mundo de la moda. Su grupo está liderando el sector en China en una división de casas de moda de alta gama tradicionalmente dominado por Europa. El empresario, nacido en 1958, no oculta que al apuntar al lujo asequible, quiere llegar a ser tan grande como LVMH, aunque admite que competir con los volúmenes del número uno del lujo a nivel mundial no es algo que sucederá de un día al otro.

"LVMH es una compañía de renombre mundial que es como un dios en su campo. Este es nuestro modelo. Todavía estamos muy lejos, pero este es nuestro proyecto ", dijo a Reuters en una entrevista en Hong Kong, en el marco de en una conferencia de la industria del lujo.

"¿Llevará cinco años, diez años o incluso más? ¿O será para la próxima generación o con un mejor equipo? Es un proyecto y un reto muy significativo. Incluso puede ser imposible. Pero eso no significa que no debemos aprender, imitar o tomar ideas prestadas".

Crecimiento sólido y precios altos

Qiu Yafu agregó que Ruyi "buscaría” marcas de “vanguardia "de alta calidad que ofrezcan perspectivas de desarrollo sostenible.

"Ruyi tiene requisitos firmes y específicos y un posicionamiento estratégico para las marcas de moda. Continuamente estudiamos y monitoreamos marcas que reflejan un posicionamiento de alta calidad, un crecimiento sólido y precios altos", precisó.

Según Euromonitor, el mercado de la moda en China alcanzará los 2200 millones de yuanes (unos 314 401 millones de dólares) para 2022, lo que representará un crecimiento de alrededor del 10% en comparación con su tamaño actual. Pero este enorme mercado se está desacelerando y Qiu Yafu pretende aprovechar la digitalización y el comercio electrónico para desarrollar su base de clientes.

La sed de adquisiciones de Ruyi, una empresa privatizada hace unos 20 años, comenzó en 2010 como parte de una estrategia de integración vertical y de aumento de gama que acompañó el rápido desarrollo de la clase media alta en China.

El grupo, que el año pasado compró a Invista y su marca Lycra, está presente en 84 países y su facturación anual, según Qiu Yafu, supera los 20 000 millones de yuanes (unos 2863 millones de dólares).

Ruyi es solo uno de los grandes grupos chinos que busca hacerse con marcas de moda europeas. El conglomerado Fosun tomó el control de la casa Lanvin a principios de año y Carven recientemente pasó a manos de Icicle Fashion Group.

© Thomson Reuters 2019 All rights reserved.

Tags :
Otro
Lujo
Negocios