×
Por
Reuters
Publicado el
1 abr. 2013
Tiempo de lectura
3 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

El cuero, la nueva apuesta estratégica del sector del lujo

Por
Reuters
Publicado el
1 abr. 2013

Después de los componentes de relojería, la competencia por asegurar los suministros afecta ahora al cuero de alta gama, muy disputado por los grupos de lujo. La explosión en las ventas de bolsos de lujo a nivel mundial ha suscitado tensiones sobre la demanda de pieles de alta calidad.

Al comprar a sus proveedores, en algunos casos en su totalidad, las marcas buscan asegurar un abastecimiento prioritario de pieles hermosas, muy solicitadas por su rareza (los cueros exóticos), la fineza de su grano o la ausencia de defectos (piel de becerro o cordero).


Bolso Garden Party de Hermès

Kering-PPR (Gucci, Bottega Veneta, Saint Laurent), propietario de la mayoría del capital de la italiana Caravel, acaba de anunciar la adquisición de la participación mayoritaria de la sociedad France Croco, una de las principales tenerías francesas especializada en el tratamiento de pieles de cocodrilo.

A comienzo de año, Hermès, ya autosuficiente en pieles exóticas con cuatro locaciones –En Francia, Estados Unidos e Italia–, inicio una nueva etapa con la compra de la tenería de Annonay en la región francesa de Ardèche, uno de sus proveedores históricos de pieles de becerro de alta gama.

En la primavera de 2012, LVMH (Louis Vuitton, Fendi, Céline) adquirió las tenerías Roux, en la región de Drôme, especializadas en el cuero de becerro. A finales de 2011, el grupo ya había adquirido una participación mayoritaria en la sociedad Heng Long International de Singapur, una de las más grandes tenerías de pieles de cocodrilo en el mundo, valorada en 92 millones de euros.

Las pieles, exóticas o no, se han vuelto igual de valiosas a los componentes de relojería, subraya Marc Willaume, analista en Raymond James. Y el movimiento podría ir más allá.

“Iremos hasta donde sea necesario para garantizar la unicidad de nuestros objetos”, enfatizó Patrick Thomas, gerente de Hermès, durante la presentación de los resultados anuales de la empresa.

La tasa de autoabastecimiento de cueros bovinos de Hermès, que en la actualidad es menor al 10%, presentará un avance significativo gracias a su más reciente adquisición. "En gran medida, los grupos de lujo ya han tomado sus posiciones con respecto a las pieles exóticas. Ahora el debate se muda a los cueros más clásicos", dijo Marc Willaume.

Esto debido al aumento de la escasez, especialmente del cuero de becerro. La marroquinería de lujo utiliza pieles sin defectos, sin arañazos ni manchas. En Francia, en particular, los más buscados son los cueros más lisos, mientras que en otros lugares algunos defectos pueden ser apreciados por su aspecto natural.

Entre la siempre creciente demanda y la disminución del consumo de carne -que determina la cantidad de pieles recogidas-, la presión aumenta entonces sobre la oferta y los precios suben. Según Patrick Thomas, el incremento alcanza del 4 al 6% anual en los cueros de alta gama, excluyendo los efectos del tipo de cambio que afectan a las pieles exóticas importadas.

No obstante, de acuerdo con el Centro Nacional del Cuero, sería posible llevar el porcentaje de pieles de calidad superior en la producción total de cuero de becerro, desde el menos de 10% actual, hasta cerca de un 30%.

Para alcanzar esta meta, sería necesario hacer obligatoria la vacunación de los animales contra la tiña, extender las buenas prácticas ganaderas y tomar las precauciones necesarias al transportar y desollar los animales. Hoy en día, cerca del 76% de las pieles francesas en bruto son exportadas, principalmente a Italia, que representa el 70% de la cantidad exportada.

Francia, que cuenta con 20 tenerías (tratamiento de cueros bovinos) y 27 peleterías (cabras y pieles exóticas), asegura una posición de liderazgo en el tratamiento del cuero de becerro y las pieles preciosas (cocodrilo, caimán, lagarto, serpiente, avestruz), las más populares en la industria del lujo.

El volumen de facturación combinado de este sector, que emplea a 1.500 personas en Francia, aumentó en 29% en 2011 hasta alcanzar los 363 millones de euros.

Editado por Dominique Rodríguez

© Thomson Reuters 2022 All rights reserved.

Tags :
Otro
Negocios