×

El abastecimiento sostenible se ha vuelto estratégico para la moda

Traducido por
Hernández Moya Sebastián
Publicado el
today 28 oct. 2019
Tiempo de lectura
access_time 5 minutos
Compartir
Descargar
Descargar el artículo
Imprimir
Imprimir
Tamaño del texto
aA+ aA-

Cada año, la oferta de ropa ecológica se multiplica por cinco, pero la cuota de mercado sigue siendo muy baja, con menos de un 1 % de productos lanzados en el primer semestre de 2019 que cuenten con etiquetado que certifique su sostenibilidad. Si bien el abastecimiento sostenible se ha convertido en una prioridad estratégica para las marcas, su implementación parece bastante complicada, como evidencia una investigación de McKinsey que destaca la necesidad de una transformación radical de la industria de la moda.


La moda debe repensar su cadena de suministro - McKinsey & Company


La firma de consultoría entrevistó a 64 gerentes de compras que en conjunto representan más de 100 000 millones de dólares en valor de abastecimiento. También contactó a expertos y consumidores en los Estados Unidos y Europa, a fin de complementar su informe titulado "El nuevo must-have de la moda: un suministro sostenible a gran escala" (Fashion’s new must-have: sustainable sourcing at scale) y basado en el análisis de minoristas de moda en línea realizado por la firma de investigación Edited.

"La gran mayoría de los encuestados espera que el sector adopte un modelo mucho más sostenible para 2025. Se prevé un uso más generalizado de materiales sostenibles, una mejoría en la huella medioambiental, una mayor transparencia y relaciones fortalecidas con los proveedores y las prácticas de compra. Sin embargo, la mayoría de las empresas tendrán que cambiar radicalmente sus prácticas actuales si quieren cumplir con esas expectativas tan altas", señaló el estudio de McKinsey, en el que se resalta la falta de un "lenguaje común en el ámbito del suministro sostenible y normas comunes en este sector".

Esta transformación es aún más urgente ya que la industria de la moda está cambiando su modelo al avanzar hacia un abastecimiento más flexible y centrado en una demanda cada vez más volátil, impulsada por un entorno inestable y que cambia rápidamente. Así lo ilustra el empeoramiento de las tensiones comerciales relacionadas con el conflicto arancelario entre los Estados Unidos y China, lo que resulta en cambios en el país para el suministro de ropa.


China pierde terreno en materia de suministro



Para Estados Unidos, en particular, la búsqueda de proveedores alternativos a China se ha convertido en una fuente importante de preocupación. Actualmente, para el sector de la moda, los principales proveedores siguen siendo China, Bangladesh, Vietnam e India. La participación de China y Hong Kong en las exportaciones totales de ropa a nivel mundial ha disminuido constantemente desde 2013, y se esperan nuevas contracciones. Bangladesh y Vietnam serán los principales beneficiados de la crisis entre China y Estados Unidos, según señala el estudio.

La mayoría de las marcas se están preparando para la batalla del abastecimiento responsable, que deberá desarrollarse rápidamente y a gran escala, explotando las innovaciones tecnológicas, los estándares, los procesos, los materiales y la comunicación. El Informe McKinsey identifica cuatro prioridades.

La primera se refiere al abastecimiento de materiales y productos. Según la investigación, la mayoría de los gerentes de compras aspiran a obtener al menos la mitad de sus productos en materiales sostenibles para 2025. Un proceso que es difícil de implementar, particularmente debido a la disponibilidad, el costo y la calidad de los materiales. 


Prioridades de abastecimiento de los gerentes de compras - McKinsey & Company


La segunda prioridad se refiere a la transparencia y la trazabilidad. Las empresas de confección están bajo una presión cada vez mayor para que los procesos sean transparentes en sus cadenas de suministro y para que compartan esta información con los consumidores, pero pocas han podido lograrlo. El informe de McKinsey muestra que, a pesar de la dificultad de implementación, la voluntad existe por parte de las empresas.

El tercer eje es la relación con los proveedores, que debe convertirse en una asociación estratégica. Dos terceras partes de los gerentes encuestados creen que esta relación probablemente se convertirá en un elemento crítico en la calificación de sus proveedores. Esto debería alentar a los fabricantes de ropa a invertir proactivamente en desarrollo sostenible, bienestar de los trabajadores y salarios justos.


Aumento de hasta 5 % en los costos



Por último, el cuarto punto se centra en torno a cómo reinventar las prácticas de compra. El abastecimiento sostenible tiene importantes consecuencias para estas prácticas, desde la planificación hasta la negociación y la realización de pedidos. Dos terceras partes de los encuestados esperan que las compras sostenibles aumenten los costos entre un 1 % y un 5 %, y la mayoría reconoce que es una inversión para lograr una ventaja competitiva.

El antiguo modelo, en el que se cambiaba continuamente de un país proveedor de bajo costo a otro, ya no es una prioridad, especialmente porque las diferencias de costos entre los países se han reducido y porque las marcas deben responder a una mayor demanda de productos sostenibles por parte de los consumidores.

Sin embargo, no ha habido un enfoque suficiente por parte de las empresas de moda para mejorar los procesos. "Por lo tanto, existe un margen considerable para mejorar el costo, la velocidad, la flexibilidad y la sostenibilidad del desarrollo integral de los productos y procesos de adquisición en la industria de la confección", señalaron los autores del estudio. Comenzando con la digitalización de procesos, que demuestra ser un factor crucial de mejora para los gerentes de compras.

Otro elemento es la comunicación sobre el progreso del abastecimiento sostenible. Pero, de nuevo, la tarea parece desalentadora, como señala Edwin Keh, director ejecutivo del Instituto de Investigación Textil y de la Confección de Hong Kong. "Todavía no tenemos el vocabulario o el lenguaje para explicar lo que hacemos a nivel de los consumidores", sostuvo.

"Los proveedores de ropa de todo el mundo necesitarán abastecerse globalmente durante los próximos cinco años y la demanda de los consumidores de moda sostenible aumentará rápidamente. Al mismo tiempo, la presión sobre los márgenes requerirá una mejora en la eficiencia de los procesos por parte de las empresas", concluyeron los investigadores de McKinsey.

Copyright © 2019 FashionNetwork.com Todos los derechos reservados.